Seguidores de mis paranoias...

sábado, 5 de septiembre de 2009

Peluquería de MIERDA


Cada vez que cojo el autobús para volver a casa, durante el trayecto pasa por una peluquería Marco Aldany, haciéndome recordar lo mal que me trataron la primera y última vez que fui:

Estaba en la estación de Méndez Álvaro para coger el autobús que me llevaría a Ponferrada. Faltaba poco más de una hora para que saliera y decidí ir a la peluquería Marco Aldany de allí para alisarme el pelo. Pregunté qué costaba y me dijo: 13€. Una sudamericana, bastante engreida y que me ignoró bastante en un principio; pero bueno, no le eché la culpa porque estaba muy interesada en una conversación con el otro peluquero sudamericano y la clienta sudamericana.

Especifico que eran todos sudamericanos porque fui la única española que aguantó la metralla, porque ya tenía la cabeza mojada en el cubo asqueroso. Otra estaba esperando y se fue diciendo que volvería más tarde (ví su cara en el espejo y decía otra cosa). Y cuando digo que el cubo estaba asqueroso, me refiero a que estaba lleno de MIERDA. Mierda pegada. Mierda mal limpiada. Mierda podrida. M-I-E-R-D-A con todas las letras. Y digo cubo porque eso no era un lavabo. Era un trozo de plástico negro sucio pinchado en un hierro. He dicho.

Iré por partes porque me indignó tanto que al llegar a Ponferrada estaba tan cabreada que se lo conté malhumorada a Sergio y quise olvidarme; pero ya es el colmo con lo que se escucha todos los malditos días en el metro, en la calle, en el super, o donde coño estés.

PRIMERO:
Me mojó el pelo, la cara, el cuello y la camiseta y me puso dos gotas de champú. Sólo me las puso, porque lo siguiente que hizo fue enjuagarme. Ni me masajeó (como hacen en TODAS las peluquerías) ni hostias, puesto no hizo ni espuma. Me puso otras dos gotas de no se qué champú e hizo exactamente lo mismo.

Ale, ya tengo el pelo limpio; o más sucio, si el agua aflojó la mierda pegada y se pegó en mi pelo.

Además cabe decir que allí no existen las toallas. Son unos trozos de plástico extraños que recuerdan mucho a las servilletas de los bares y heladerías... las que la has cagado como caiga una gota de aceite en la mesa e intentes quitarla para no manchar tu blusa blanca... Sécate tú el pelo con eso...


SEGUNDO:
Estuve la casi hora que me hicieron todo con la maleta encima. No quería apoyarla en ningún sitio porque estaba todo lleno de pelos. Cortos. Largos. Amarillos. Negros. Marrones. Rizados. Otros que parecían púbicos... asco. Mucho asco.

LIMPIEZA: -10 (menos diez) puntos. Hasta un 0 sería insultar a los Ceros. Eso tenía pinta que no limpiaban desde que inauguraron (y llevo casi un año viajando a Ponferrada y ya estaba ahí de antes...imagináos).


TERCERO:
Me tuvo un buen rato esperando para secarme el pelo mientras hablaba con los otros sudamericanos de lo mal que comiamos los españoles. La clienta se descojonaba mientras la gorda de la peluquera que supuestamente me atendía contaba que estaba harta de su sueldo. No estaba agusto trabajando ocho horas diarias, ni con su jefe que le dijo que tenía una hora para comer cuando tenía mañana y tarde. Puso a parir los embutidos. Puso a parir todo tipo de comida española. Puso a parir a su jefe. A todos los españoles por sus maneras de hablar, comer, dormir y trabajar ("io hablo de usté a la hente, no digo tú has essto, tú has lo oootro, tú tú tú tú"). Diciendo, ATENCIÓN, que no recibían las suficientes ayudas laborales porque eran de otro país.

¡¡¡EL PUTO COLMO. EL COLMO DE LOS COLMOS DE LOS PUTOS MALDITOS COLMOS!!!

- Te dan antes el trabajo a tí, que vienes a ponernos a parir, que a nosotros, para que no nos tachen de racistas unos malditos racistas como vosotros que veníis aquí para quejaros. Sólo os quejáis. Joder.-

Estoy harta de esos ataques en NUESTRO país.

En ese momento casi me levanto diciendo lo que pensaba, contestarle... pero, la tía tenía un secador en la mano, con un cable duro cerca de mi cuello y, sabiendo lo violentos que son cuando tocan su amadísimo País, del que se van diciendo que es el mejor país del Mundo, a otro país a criticarlo e insultarnos... Además el peluquero tenía cara de gilipollas y seguro que era más violento aún.

¿Que somos racistas? JODER estoy harta. Tontos. Somos tontos. Eso es lo que pasa. Preferimos cerrar la boca. Nos insultan en nuestras narices y por miedo a la violencia... es que si les ignoramos es peor. Se nos suben a la chepa. Y yo sóla rodeada de ellos, pues no valía la pena sacrificar mi pelo por tres idiotas que consiguen que gente NO RACISTA, les cojan manía a muchos.


CUARTO:
Me cobró 2€ más de lo que dijo. El pelo, por lo menos, me quedó liso, pero ni rastro del olor del champú que te dejan en todas las peluquerías. Es más, olía incluso a quemado del secador.

Tardó un huevo en hacerlo todo. Tuve que ir corriendo al autobús. Me aseguré 3 veces del recibo de la peluquería puesto pagué con tarjeta y quería saber cuánto dinero me pusieron.

No vuelvo a ir a una peluquería Marco Aldany en mi vida. Luego sale el tío regalando cursos de formación para ayudarles y mirad como lo agradecen...


Lo siento mucho por los sudamericanos que entráis y os podáis sentir ofendidos. No tengo nada en contra, ni mucho menos, de vosotros; pero sí de vuestros paisanos que consiguen dejaros en mal lugar a los que no os metéis con nadie y sólo os importa vuestra vida y familia.

Paz, amor y sexo.



PD: por cierto, las peluquerías parecen puticlubs.

.

10 comentarios:

Carcayú dijo...

Si Hitler era un buen tipo, pero le perdían las formas...
Es brooooooooooooma! xDDDD

Nimrod dijo...

Acorde a lo que ha dicho Carcayú y fuera de ideales sociopolíticos, le doy la razón sin bromas, la única cagada de Hitler fueron los campos de exterminio, en una guerra los civiles muertos son bajas, los presos muertos (y de que formas cojones) se ve de otra forma.

Pero al tema de tu post, tampoco puedo hablar desde un punto de vista imparcial porque los dos meses que me he pasado en Barna el casero, un argentino que olia a orangutan muerto hace dos semanas en mitad de la jungla, ha sino uno de los principales motivos por los que si pienso volver a ir a Barna será solo para pasar un fin de semana y tirando de Hotel, a hacer fotos, ir de tiendas y poco más.

El gramático pardo dijo...

No te preocupes, lo tuyo no es nada. A mí me dieron un tajo en la oreja y cuatro puntos de sutura. Del susto le agarré de los huevos al peluquero y encima me denunción. Con un par.
Saludos

† BëyKå † dijo...

Joder, lo que no te pase a ti no le pasa a nadie xDDD

Pues yo he pasado -por al lado- varias veces por una Marco Aldany que hay aquí por al lado de donde vive Mó y no tiene tan mala pinta... además de que trabaja una conocida mía, y lo que sí sé seguro es que es super caro o__o

Pero vamos, ese de ahí es el colmo de las peluquerías xD Ni las de los chinos.

ICE MAN dijo...

Si es que te quieres ahorrar unos euros..............XDDDDDDDDDD

Es coña, esto hace 10 años no sucedía, los inmigrantes que veían a España curraban sin protestar, ahora se han acomodado a esta puta sociedad de mierda que nos rodea, y se han convertido en mutantes, parásitos y residuos tóxicos sociales. A mi cuando algún extranjero se queja, le digo que se vaya a su país a gozar. No suele dar resultado, pero relaja un huevo

un saludo

Kurai dijo...

De no ser porque hay algunos que valen la pena, me compraba una katana y me iba a matar sudacas!

Vas a ir al salon del manga este año?

Rdimichelle dijo...

misaoshi..estas como un jodido cencerro...jajjaja..no hay posibilidad de conocerte..cada dia me pica mas la curiosidad!!!!

Yoli dijo...

Ahora que me ha dado por leer esto...que fuerte..
Yo aqui fui el año pasado a una (de marco aldany),y no vuelvo en la vida...les dije que queria que me cortasen el pelo del cogote porque me daba calor y se me pegaba al cuello,y cuando salí...estive dos meses usando gorra por verguenza...y mira que les dije que no me tocaran el flequillo,pues si no les llego a parar ya me li iban a cortar tambien.Desde ahora,el pelo me lo corto yo,que no lo hago tan mal.

Anónimo dijo...

Quizas te tocaria una persona pasota, en practicas o simplemente sin un buen dia. Pero ya te digo yo he ido a Marco Aldany en palma de mallorca y te tratan como un rey aparte de que las tias estan tremendas ale besos

De un universitario/ingeniero de la UIB llamado Luis

Ahinara dijo...

En un sitio y en otro siempre tiene que haber de todo. Es normal