Seguidores de mis paranoias...

martes, 4 de agosto de 2009

Perfil básico de la acosadora


Hace un tiempo dediqué mi entrada a ayudar a las mujeres a reconocer a los acosadores más comunes que se pueden encontrar un día cualquiera por la calle.

Ahora toca el turno de ayudar a los hombres; porque acosadores los hay de todos los sexos y edades.

Hay hombres, aunque estos lo notan menos porque suelen estar empanados pensando en el WoW, en el concierto del viernes o en el partido del domingo (por poner un ejemplo), que son acosados irremediablemente por mujeres desesperadas o porque tienen un cierto morbo o encanto.

A diferencia de las mujeres, que sólo por enseñar un poco de canalillo llaman la atención de muchas miradas masculinas, un hombre puede dar más morbo vestido que con poca ropa; no siempre se da el caso (tiene que tener un algo, la mirada, los rasgos, la espalda, el culo...), pero un hombre bien vestido o simplemente, que conjunte bien la ropa de su estilo, da más morbo que el típico machote salido de gimnasio con la camisa/camiseta de su hermano de siete años.

A las mujeres son más difíciles detectarlas; pero las hay, y de varios tipos:

  1. La teleoperadora: la amiga, conocida o pava que conociste aquella noche y te liaste o no te quisiste enrollar con ella pero no sabes por qué (o sí) tiene tu número de teléfono y no para de llamarte. Le gustas pero no sabes como decirle que no te interesa para nada más que como amiga/rollo/nada. Y si sabes como decírselo...... da igual. Porque seguirá llamándote. Si te cambias de teléfono, se las ingeniará para sonsacárselo a algún/a amigo/a, conocido/a. Sólo se desprende cuando ve claro que hay otra chica o aparece otro tío que le da el teléfono y le hace más caso. Si ni con esas se desprende, sube al siguiente nivel:
  2. Celosa reprimida: no puede imaginarse una vida sin ti, aunque no sabe tampoco lo que es vivir contigo ni tener una relación. Pasas de ella pero, se ha obsesionado. Tiempo al tiempo. Mucho cuidado con estas porque su imaginación ha traspasado los límites de la realidad y cualquier chica con la que estés, es una amenza para ella y puede llegar a la violencia.
  3. La ex que no lo ha superado: te llamará de vez en cuando (o todos los días) y te vigilará. Preguntará a todos tus amigos todos tus movimientos (con quién, cómo, cuándo, por qué) y les llorará o pondrá cara de perra abandonada asegurando lo mucho que te quiere y quiere volver. Lo peor es cuando, después de tantas negativas, comienza a hablar mal de tí. Puede llegar a convertirse en una celosa reprimida (2.), solo que juega con la ventaja que ha tenido una relación y hablar mal de tí a la chica con la que estés o te hayas fiajdo.
  4. La anónima: se limita a escribir notas o sms diciendo cosas como: "tengo muchas ganas de verte", o "no sabes quién soy pero tú sí", o simplemente "eres el tío más bueno que he conocido". Es difícil que se presente ante tí y cuando lo hace no suele ser como la has imaginado e incluso ¡¡te has masturbado!! A la negativa se olvida. Puede convertirse en una especie de "ex que no lo ha superado" y todas sus consecuencias, porque seguramente se crea que una relación por mensajes es lo más parecido que ha tenido a un novio.
  5. La amiga poseida: la amiga de toda la vida, de infancia incluso, con la que sales al cine, a pasear, a tomar algo, de marcha. La amiga a la que quieres un montón. Tu confidente. Esa amiga que cada vez que te enrolles con otra o empieces a salir y le hables de ella te montará un número. Dejará de hablarte en días y de repente tan normales. Su poseimiento durará tanto tiempo como la relación que mantengas con la otra chica. Es la típica amiga que te tiene ganas pero que no quiere perder una amistad declarándose o, simplemente, tiene miedo al rechazo. Sentirá celos de todo lo que hagas con otras chicas.
  6. La tía buena: normalmente aparece en la vida de los chicos con una larga cola de tías a las que se han tirado (el típico macho alfa). Te has follado a muchas, pero justamente a esa tía buena no. Es la que dice que habéis hecho mil cosas como pareja o en la cama (le pasa a muchos famosos y ricos y luego éstas aparecen en "Sálvame" o "La Noria") sólo porque piensa que así conseguirá algo a cambio (como dinero, trabajo o un mérito). Piensan que así subirán de estatus social. Da igual cuántas veces lo niegues o que incluso tengas pruebas, son unas arpías que incluso pueden llegar a denunciarte por algo que nunca has hecho sólo para llamar la atención o venganza de algo que no entenderás porque no la conoces de nada, como maltrato (la vida es así de injusta), si tiene un hijo dirá que eres su padre (...) y un sinfín de cosas más que no tienen sentido, pero para ella y el que no tiene vida propia, sí.
  7. La madre desesperada: le pasa a los hombres que salen con mujeres divorciadas o solteras con hijos. Éstas buscan desesperadamente un padre para sus hijos y se fijan en el primero que ha entrado en su casa o le ha hecho cualquier tipo de favor, desde arreglar una ventana, aceptar una invitación a cenar o hacer "el amor". Si le dices que has hecho todo eso porque te cae bien o fue un momento de pasión (depende si sólo cenaste o te la llevaste al catre), dirá que eres un cerdo y que ya sabía a que se atenía. Se le pasará cuando salta otro candidato. No suelen perder mucho el tiempo. Están desesperadas.
  8. La rubia tetona: este es un caso particular que Sergio y yo vivimos en el metro: estás sentado en el metro, sólo o con tu novia, pero parece que estás solo porque no habláis. Una chica, puede ser rubia o morena, lleva un escote impresionante, no para de mirarte y acercarse y alejarse, intentando llamar tu atención. Tu novia se da cuenta, pero le hace gracia ver las tetas de la chica (parecía que no llevaba sostén) arriba y abajo con todos esos saltitos y risitas. Parece tímida pero, justo cuando se va a lanzar, se corta, vuelve atrás, vuelve a intentarlo... se corta. Vuelve y... tendrás suerte si justamente tienes que bajarte en la siguiente parada y descubre que la chica que no paraba de mirarte divertidamente es su novia. Pero la tetona seguirá intentándolo con el siguiente. Aunque su cara de decepción es un caso aparte (XD).
  9. La borracha: la chica/mujer/anciana con la que te cruzas un viernes/sábado por la noche e intenta que la hagas tuya. Para quitársela de encima es: invitarla a uno más hasta que caiga en coma etílico o, simplemente, huir. También puedes interponer al típico borracho entre tú y ella/s para entretenerlas y perderlas de vista.

Y supongo que habrá muchos casos más, pero no se me ocurre ninguno por el momento. ¿Conocéis vosotros algún otro caso?

.

6 comentarios:

Carcayú dijo...

En mi vida nunca han habido acosadoras... De ningún tipo... TT__TT
¿Alguien sabe la dirección de un bar de divorciadas?

Arald dijo...

Caracayú, si quieres me pongo dos melones y los empiezo a mover para ti en el metro ^^

Gloom dijo...

Qué bueno! xDDD
Y la del metro ya... sin comentarios xD

Pale dijo...

yo estoy con Carcayú xDDDD

aish que bueno, como me he reido xD

Anónimo dijo...

Acosadoras , a la cárcel es un problema gravísimo.

Alejandro Vanegas dijo...

si a mi me a pasado con el literal de la tia buena nunca se me declaro ni fuimos nada me persiguio por toda la ciudad le dijo am futura pareja que nos habiamos liado y a mi ex pareja que terminamos en polvo y asi de mentira en mentira y como dice el dicho el tiempo cura es una maldita mentira nunca lo supero igualmente despues de casada sigue interesada en mi no respeta ni hijos ni marido ni familia y la obcecion supera los porcentajes normales si una obcecion normal es de 45% ella se va mas arriba de eso