Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 29 de julio de 2009

¿Un día de agonía lo vale?

Vengo del ginecólogo. Me han dado los resultados de las últimas pruebas que me hicieron (revisión completa: citología, exhudado, ecografía, etc).

Primero de todo: candidiasis curada (ueh!)
Segundo: hasta el año que viene no tengo que pisar el ginecólogo para otra revisión.
Y por último, he preguntado por lo de tomar la píldora. Cansada de esas abundantes, dolorosas y estrepitosas visitas del Monstruo Rojo, cuya visita dura unos cuantos días más de lo normal (yo subo la media), y de paso también, prevenir accidentes en momentos de pura pasión (conste esta última opción, contra lo que podáis pensar, es la que menos me preocupa habiendo otros métodos; no soy partidaria de meterme mierda en el cuerpo por cuatro polvos; pero sí por motivos de dolor súbito).

Hace unos años, por problemas de acné y nefastos resultados de tratamientos, el dermatólogo me recomendó ir al ginecólogo para que me recetasen la píldora y de paso me dio un volante (para ahorrar tiempo) para una analítica. Me negué a ir ante mi hipermegasuper pánico a las agujas, sangre y demás cosas relacionadas con el interior del cuerpo humano y el dolor, y hasta ahora he estado sufriendo silenciosamente esos dolores mensuales con tal de no hacerme la analítica. Ni cuando me desmayaba ni ahora con los mareos y me dicen que los haga... he estado pasando (un día me dará algo, ya veréis).

Ahora vuelvo a estar ante esa duda. ¿Vale la pena un día de agonía por años y años sin sentir esos dolores? Es que sólo pienso en esa enoooooooooorme aguja, la enfermera, las conversaciones de amigos de: "me han pinchado 3 veces y no me han encontrado la vena", "al sacar la aguja me ha empezado a sangrar y no paraba" ... me estoy mareando mientras escribo esto..................... no sé qué hacer. Sólo con comentarlo, escucharlo e imaginarlo estoy empezando a ver borroso, sudar y carme hacia un lado...

Definitivamente, no creo que vaya a ir. Me da miedo. No quiero tirar otro volante para hacerme análisis a la basura. Esta maldita fobia me está matando poco a poco. No sé qué hacer.

.

6 comentarios:

YoBorg dijo...

Convence a alguien para que te acompañe.
La analíticas ya no son como antes, no hay enoooormes agujas y los que comentan desastres solo fabulan para ser el centro de atención...
Un pinchazo y adelante.

Kaworu dijo...

Las veces que me han sacado sangre a mi no ha sido para tanto, de hecho lo de no encontrarme la vena me pasó, pero solo se siente como un pellizquito de nada, no hay pinchazo.
La única vez que una aguja me dolió fue esa vez que tu ya sabes XD

† BëyKå † dijo...

Hombre, lo mires por donde lo mires te recomiendo que vayas. La fobia es la fobia, pero no hay mejor manera de vencerla que enfrentándote a ella - y sí, sé que cuesta un cojón y medio xD -. Tú, mucho ánimo y, al menos, inténtalo ^^

Saludos! :)

ICE MAN dijo...

vete coño!!!!!!

y luego nos cuentas con pelos y señales lo que pase!!!!!


No, ahora en serio, sería conveniente que fueras, quita ese miedo a las agujas.

un saludo

Shin [Lvlss] dijo...

Ve, un día lo vale y además funciona, dueoe muchisimo menos (a mi algo me sigue doliendo q se le va a hacer) y dura menos (al menos en mi caso pues tmb era de las q usbian la media... teniendo en cuenta q me venia cada 15 y me duraba 7... hum! >.<)


asiq ve, piensalo, solo es un dia y ya te han exo lo otro mujer ^o^ y ademes siempre puedes coger la silla y estamparsela en la cabeza a la enfermera si ves q es una inutil ^^

Jill dijo...

Amor, si miras para otro lado cuando te vayan a clavar la aguja no es nada. Notas un pequeño pellizco y en un minuto ya está listo.

Es más feo cuando donas sangre. xDD

Por otra parte... sí que vale la pena. Yo uso el anillo desde hace un año y estoy encantadísima. Esto de saber exáctamente cuándo te va a bajar y que te dure tres días es... es... ¡tres días! >o<

Además, el anillo es chachi si eres una persona empanada como yo. Es una vez al mes y listo.

Aunque bueno, en temas de dolor creo que las pastillas van mejor. Los primeros meses me dejó de doler totalmente y ahora, supongo que porque ya me he acostumbrado, empieza a molestarme un poco. Pero eso sí, nada comparado con los retortijones de dolor y la agonía de antes del cambio. >_<

En fin... Un besito. :D