Seguidores de mis paranoias...

jueves, 21 de septiembre de 2017

Tetas que se escapan cuando estás dando el pecho

La de cosas que me han pasado mientras estoy dando el pecho.

He de decir que la lactancia materna, a parte de ser una de las mejores cosas que me han pasado en la vida (y de las más duras al inicio), es también algo de lo que reírse, de lo que quitarse las vergüenzas, de saber que estés donde estés eres una fuente de alimento para tu bebé.

Al principio vas con más cuidado, al menos a mí me pasaba. Iba en plan: que no enseñe mucho, madre mía esta está muy llena a ver si mama, creo que ahora toca este pecho...

Pero una vez que la lactancia está establecida y el bebé tiene más de 4 meses, te ves más suelta, no solo tú, sino también esos pechos que, con un bebé al que todo le llama la atención y está mamando como de repente está jugando con tu pelo o el tirante del sujetador, pues no estás a lo que estás, y claro, luego puedes empezar a entender (no compartir) los comentarios de:

- Pues yo sé que la lactancia es lo mejor para el bebé, pero es que hay madres que están con la teta fuera y parece que lo hacen aposta, es que el bebé no está mamando y ellas ahí con la teta fuera. Eso es lo que me molesta.

Y piensas, a parte que a ti no te ofende verlo y que está exagerando: "eso no, yo no haré eso, para eso me dejo una pasta en sujetadores, camisetas, vestidos y jerséis de lactancia, para solo sacar la teta y ya". Y no por vergüenza, sino por comodidad, no tener que descamisarme o levantarme el vestido. En las salas de lactancia del centro comercial ves de todo. Una mujer en bragas dando pecho y el vestido colgado...y preguntarte dónde has comprado tu ropa. Se aprende mucho de otras mujeres, y puedes enseñar trucos que sentías de lo más normal pero para otras es una puerta a otro mundo.

Pues señoras y señores...yo he sido de esas mujeres y seguiré siéndolo, no sé cuánto tiempo más, porque tras casi 9 meses sigo dándole pecho, pero es que es I-N-E-V-I-T-A-B-L-E.


He llegado a salir en sujetador. Acostumbrada a llevar camisetas de lactancia, en verano también llevo a veces una camiseta de tirantes básica y estar en casa dándole teta en sujetador, con la camiseta bajada por la cintura para estar cómoda, salir rápido porque te está esperando el padre en la puerta y meter a la niña en el carro corriendo. Darte cuenta en la terraza de un bar tras sentirte observada que llevas la camiseta bajada... menos mal que me había abrochado los tirantes del sujetador (en casa suelo llevar las lolas al aire, barra libre para la niña).

Me he hecho fotos mientras whatsappeaba en plan: "pues yo aquí tirada viendo la tele" y tras mandar la foto descubrir que se aprecia la galleta María. Al grupo de amig@s. Pero claro, ellos me ven como madre, entonces creo que me entienden, y porque me han visto darle el pecho tantas veces que ni se inmutan al vérmelas.

Hablar con "inserte: abuela/padre/amiga" en un bar con la niña en la teta y tras media conversación mirar abajo y que la niña esté jugando con una cremallera o comiendo pan y yo con la teta al aire. Como esas mujeres de las que algún amigo y compañero de trabajo se siente tan ofendido. Me vi en exactamente la situación que ofende a tanta gente. Lo siento, pero no puedo estar con una niña en el pecho, una jarra de cerveza en una mano, comiendo el pincho de queso en aceite y hablando al mismo tiempo que controlo si se me ve un pecho o no. No soy tan decente ni superwoman. Y joder: solo es una teta. SEÑORAS Y SEÑORES: SOLO ES UNA TETA. Luego veis Juego de Tronos mientras os hincháis a patatas y esa comida no se os atraganta.

Y ahora que la niña juega con todo y se distrae, si lo hace estando en casa me da igual, pero cuando estoy en algún sitio y noto la bajada de leche rezo, SÍ, REZO, para que no se aparte justo cuando sale el chorrazo de leche. He manchado a gente y es harto incómodo. La que es madre se ríe porque ya le ha pasado o porque entiende que es algo que no puedes evitar, pero si es un desconocido o un tío puede verlo como un ataque. Por ahora no he recibido ningún puñetazo, pero sí, he llegado a prestar una toallita a una amiga a la que le dio en todo el cuello y brazo. Estando en la terraza de un bar manché el bolso de la desconocida de la mesa de al lado y, disimuladamente le limpié con una servilleta. Podría haber sido una ladrona, pero ni se pispó y conservé su móvil y cartera donde estaban, sin gotas de leche visibles. Borré las pruebas del delito peor que robar, que es que te llenen de leche materna tus bienes personales (o tu persona, directamente).
¡Ah! Y salir de la ducha del gimnasio, tras el agua ardiendo y tras 2 horas sin darle el pecho a tu bebé de 3 meses... ¡¡Sale a borbotones en plan ducha de leche!! Taparme con la toalla para dejar de manchar el suelo, taquillas y bienes personales de otras mujeres y que te miren raro.


Darle teta en sitios que no te apetece darle. Pero es peor escuchar su llanto desmesurado que sacarte una teta y calmar su sed, su hambre o simplemente su necesidad de contacto. Así estuve en la Catedral de Ávila, por suerte ese día la porteaba con el pañuelo de anillas y la recosté para que no se viera si quiera que le estaba dando pecho, así que disimulé bastante bien el trance. Y también comprando o por la calle. Eso sí, avispada para taparse y colocar a la niña sin que se vea nada. Normalmente no la porteo cuando le doy pecho, y menos por la calle, así que quitar a la niña de 9kg con los dos brazos (porque con uno se te cae de lo que se mueve) que no quiere más pecho y taparse a la vez, es bastante difícil y durante un momento la teta queda al aire y así estoy, mostrando mi galleta al mundo. Pero como decía: solo es una teta. Si te ofende: no mires, o ayuda, que soy una madre con miedo a que se le caiga su bebé de cabeza desde un metro y medio de alto bajo.

Y todas las veces que no me he abrochado el sujetador de lactancia con las prisas o por limpiar/atender al bebé y hasta llegar a casa no te das cuenta que vas marcando y señalando a la gente bajo la camiseta.

Y bueno, esto es mi día a día como madre de un bebé lactante. Mentalizarse que es más cómodo no pensar en cuánto ofende una teta al aire, sino en cuánto bien hago a mi bebé.

.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Explora, cae y vuélvete a levantar.

Tener un bebé es observar cómo cada día avanza un pasito más y descubre una nueva cosa que le alucina y repite como si le fuera la vida en ello (para el bebé, seguramente sea así, en su todavía limitado entendimiento).

Con ocho meses y medio está en plena fase de gateo y exploración. Gatea hasta llegar a un sitio para ponerse de pie y permanecer así durante largos ratos, golpeando y tirando de todo lo que queda a su alcance (tele, wifi y TIVO incluidos), bailando doblando las rodillas (te partes) mirándote y descojonándose, jugando en el suelo con los bloques, aros y cosillas de madera, persiguiendo a las gatas, insistiendo en comerse el pienso de las gatas (tuve que quitarle una bolita de la boca que chuperreteaba con gusto)...
Ponemos una almohada para tapar el wifi y TIVO porque tira de los cables.

Hemos cerrado con cinta adhesiva el mueble del salón, puesto esquineros y quitado el tirador al mueble de la tele para que no se arañe ni tire de él.

Ayer la pillé metiendo los dedos en el enchufe, así que habrá que poner solución estos días para que no termine cocinada en el pasillo.

Y otra cosa que sé que pasará, ya que anteriormente se me ha caído del sofá (¡¡teniéndola sujeta!!), por suerte al tenerla sujeta no llegó a golpearse contra el suelo, si no solamente se apoyó a cámara lenta en él con la frente y la dejé caer en plan voltereta (lloró un segundo y al verse sentada siguió gateando como si nada), se caerá de la cama el día menos pensado. Nuestra cama es muy alta (de estas bases con cajones grandes y tal), y le ha dado por agarrarse a la barra (que pusimos para evitar caídas...) y mirar hacia abajo, al abismo, y querer tocar el suelo ¿?, y gatea hacia el sitio donde no hay barrera para hacer lo mismo.

Nos ha salido guerrillera.

Me contaba su padre preocupado por el poco respiro que nos deja, que desde que nació, si no está en la teta o durmiendo (y aun así...) NO PARA. Una patada, puñetazo, tocar, moverse, girarse, volteo, quiero estar sentada, ahora tumbada, ahora de pie, ahora abrazo, ahora lloro, ahora rio, ahora... ¡¡de verdad que es cansado!!

Veo a los bebés de mi amiga (4 meses) y compañera de curro (7 meses) y son súper tranquilos en comparación. No me gusta comparar bebés en modo el mío lo hace antes o el mío más, pero sí para ir mirando qué tal va en desarrollo, y ya digo que muy rápido. Domina la pinza, desenvuelve bombones, pero a la perfección, desenrollando en envoltorio (le ponemos los envoltorios de los Lindtt uno dentro de otro haciendo una buena bola y va desenrollando uno a uno). Además le ponemos alguna comida en trozos (el pollo, uvas -si no se las mete enteras en la boca-, pan -se mete un trozo y le hace bola-...) y lo coge directamente y a la boca con una precisión que flipas, que desde hace unas semanas lo hacía, pero en una semana se ha vuelto nivel experto casi adulto.

Cogiendo el listado desde la web elbebé.com: https://elbebe.com/bebes-8-a-12-meses/desarrollo-psicomotor-bebes-hasta-su-primer-ano-vida, aunque soy más de artículos científicos y apuntes de clase (técnico sup. educación infantil), es un buen resumen de lo que hace o no hace un bebé esos meses. Y entenderéis por qué me sorprendo tanto cuando mi hija llega a los 6 meses o a los 8, a algo que niños de un año todavía no hacen:


Exceptuando lo de encajar objetos tras una demostración (que le hago pero todavía no comprende) y lanzar la pelota, lo hace todo. Es decir: tiene la motricidad para realizar todo desde los 8 meses, algunas desde los 6, pero no tiene capacidad para comprenderlo y realizarlo con un fin. La que más gracia me hace es la de tender los objetos a los padres...¡¡y a las gatas!! desde hace días insiste en darle a la gata las piezas de madera. Gata que le mira con superioridad, he de decir, y a veces acojonada en plan ¿qué haces?, porque le golpea la cabeza (y eso duele). ¡¡Pero la muy masoca no se aleja y sigue cerca de la niña!!



Hace todo, desde los 4-5 meses algunas (como mantenerse sentado sin apoyo o girarse sobre el cuerpo), pero el resto, desde los 6-7 meses lo tiene dominado. Ahora lo que hace mucho es coger cosas del suelo estando de pie apoyado en un mueble. Le encanta coger una pieza del suelo y golpear la tele con ella...
Persigue a las gatas y al aspirador, no tiene preferencias.

De aquí hace menos cosas: extraña a sus padres cuando alguno sale de la estancia (aunque sea a mear o a coger agua de la cocina), hace mucho que pide que le cojan o juguetes, reacciona a su nombre, responde a otras personas, no soporta que le quiten las llaves o lo que en ese momento haya solicitado previamente (llora como si la estuvieran descuartizando), juega a hacer palmas desde hace tiempo y ya incluso hace ruido "plap plap plap" porque ha aprendido a que han de golpear palma contra palma (antes lo hacía en plan tontita, palma contra nudillos), el cu-cu tras le flipa cuando lo haces tú y se descojona cuando apareces detrás de la carta del bar o de la chaqueta o de la puerta, pero ella todavía no se tapa. Detesta que la vistan desde que nació, así que ojalá llegue el día en que se deje poner aunque sea una manga :(. Le hago mucho lo de "dame, coge, gracias" y a veces parece que lo entiende, estamos trabajando en ello. Y los libros y su interés... le encanta uno de dinosaurios que ¡¡salen del libro!! Lo flipa, pero desde el segundo mes que se lo cuento XD


Hola y adiós lo entiende y ya levanta la mano para saludar o despedirse si se lo dices "mira, dile Adiós, Adiós" "Holaaaa, holaaa"
Y el otro día en la terraza del bar se puso a imitar y a discutir a un niño que debía tener un año en otro carrito en la mesa de al lado. Se pusieron a hacer un concierto de gritos en medio de la calle. Fue graciosísimo y los adultos como idiotas mirándoles.
Y cuando yo no estoy, o el padre no está, con una foto le decimos "¿dónde está papá? ¿Qué? ¿Es este?" mientras señala la foto. En la nevera tenemos una foto de cada uno y en casa de la abuela. Cuando ve a la abuela se pone ultra feliz, la adora. Me encanta ver cómo se alegra cada vez que ve a alguien y le pide abrazos y le habla (a su manera, pero habla). Y cuando está bailando apoyada en un mueble de pie, empiezo a cantarle "y ahora suavecito para abajo, para abajo, para abajo, ABAJO, ABAJO" cuando se agacha hacia una pieza. Y cuando se levanta lo mismo pero "ARRIBA", y alguna vez he dicho abajo y ha bajado, pero es más condicionamiento, porque no siento que lo comprenda al observar cómo me mira en plan "¿qué dices loca de mierda?".

Desde hace un mes le gusta sacar objetos de cajas, bolsos, y lo que se tercie.
Y bueno, ahora con la teta lo paso un poco mal. Aunque estoy consiguiendo la lactancia materna casi exclusiva (está con la alimentación complementaria), está todas las noches mamando y despertándome, y consigo sacarme 150ml cada mañana para que tome al día siguiente (desde las 7 am a las 15h), pero como a veces ni llega a tomárselo todo, estoy congelando un poco de leche todavía, para los lunes (los fines de semana no me saco leche, toma todo el día y a veces ni le damos sólidos porque no le apetece). Si estoy yo en casa vamos para atrás, ya que prefiere teta a otra comida. Hasta el año no nos preocupará eso. Lo malo es que la leche congelada se nos está terminando y quizás para los lunes o tras días libres, haya que darle leche de bote si la de los viernes  (es la única que congelo) no bastase.

El resto, la maternidad no me está sentando tan mal, exceptuando que duermo poco porque quiere teta todas las noches 3-4 veces y me despierta cada 1-2 horas. Supuestamente es una falsa "crisis" de crecimiento, según albalactancia. Pero está siendo un poco agotador por el tema del trabajo, ya que apenas descanso.

¡Ah! Y en tema salud...me tienen que volver a operar del oído, esta vez no solo una timpanoplastia, me quitarán un colesteatoma que no para de crecer y pondrán un drenaje, le dije al otorrino que estaba dando pecho, por el tema de la anestesia general, y solo me dijo que le diera leche que me haya sacado durante el día de la operación, tirase la que estaría llenísima de medicamento y retomara la teta después, en la misma habitación de hospital, donde pasaré la noche y día siguiente enchufada a un gotero :( (es la peor parte de la operación, para mi gusto).

.

lunes, 4 de septiembre de 2017

¡¡Nos vamos a la cuna del Ikea!! Go, go, Sweden!

Te dicen que cuando tengas un bebé se te acaba el viajar... cuando deberían decir: aprovecha cuanto tienes un bebé, que hasta los dos años casi viajan gratis (menos en Ryanair, que pagan más que el adulto...¡¡por ir encima tuyo!! vergüenza), y si duermes con ellos no pagas tampoco ni camas supletorias, ni has de suplicar una cuna, ni nada.
No has de pagar comida porque se alimentan de tus tetas, pañales tampoco hace falta que cargues con ellos porque Dodot hay en cualquier lugar, si necesitas un potito los hay en cualquier supermercado (aunque la nuestra lleva la comida de casa) y en los restaurantes te ahorras pagar más platos.
Viajar con un bebé es muy barato y cómodo. Exceptuando la odisea del carrito y la silla del coche si vas muchos días y te recogen en el aeropuerto y has de moverte por toda Mallorca en coche...Por ejemplo Iberia solo te deja llevar silla de paseo o de coche, y tuve que llevar en la maleta de viaje la silla de paseo desmontada y facturarla, y la niña en el carrito con el maxicosi puesto y facturarla como silla de dos piezas; lo bueno es que al bajar del avión tienes la silla en la puerta del avión y no has de cargar con el bebé ni portearlo hasta las cintas. Por consiguiente, Ryanair, el único punto que tengo a su favor, te deja llevar las dos sin problema (nos facturaron el maxicosi antes del control y no tuvimos que cargar con él, aunque la silla de paseo la tuvimos que recoger junto con el maxicosi en la cinta).
El resto prefiero Iberia para viajar con bebé, embarque prioritario, amabilidad absoluta y solo pagas el 10% del precio del billete. En cambio Ryanair tienen tarifa de 30€ por vuelo. Es increíble porque miré de ir a Mallorca por 20€ yo, tarifa de adulto, ida y vuelta, y el bebé costaba 60€...¡¡Más las tasas a parte!! (cuando en mi vuelo ya venían incluidas).

En los aeropuertos entras por una entrada diferente solo para familias con bebés/niños, que exceptuando en el aeropuerto de Palma este agosto, donde un segurata que se creía el Jefe de los Artificieros Antidrogas y Antipersonas de la Guardia Civil o algo fue un borde estúpido que solo faltó que nos metiera el dedo por el culo buscando droga (bebé incluido), pues son más majos y tienen mucha paciencia (plegar un carrito cuando viajas sola con un bebé, las bolsas y toda la parafernalia NO ES FÁCIL).

Y bueno, aprovechando que le hicimos el DNI a la niña, me puse a mirar viajes por Europa. Y como siempre, diciembre y los países del Norte de Europa me llaman mucho. Sabiendo que en verano los precios en los países nórdicos son prohibitivos cuando tu economía es normalilla tirando a justa, decides aprovechar los precios invernales. Y como nuestra experiencia con Noruega en diciembre fue más que satisfactoria, queríamos probar de visitar la cuna del Ikea, esa tienda a la que vamos de vez en cuando solo para merendar (mucho, porque el pediatra, mi rehabilitación y todos mis médicos pillan al lado). ¿Qué tal será Suecia en diciembre?
Imagen: http://www.sweetsweden.com/turismo-y-viajes-a-suecia/10-cosas-a-hacer-en-estocolmo-en-diciembre/
¿Sakura aguantará el frío nórdico? Le compraremos un mono de esos que parecerá el muñeco Michelín xD
Vendrá la abuela para que disfrute de su nieta y que nos salga más barato el apartamento; también para que salga por primera vez de España, que solo conoce Portugal (y todos sabemos que Portugal no cuenta jajajaja).

Pillamos apartamento céntrico para poder cocinarle a la niña la comida que necesite para el día. Poder ahorrar en alguna comida/cena/desayuno. Ahorrar en transporte. Además, los precios de alojamiento son tan caros que hasta Noruega nos resultó barato (y eso que nos costó 1200€ vuelos + 6 noches de hotel con desayuno buffet).

En este caso vamos con la compañía Norwegian (vuelos directos a Estocolmo 3 adultos + bebé 536€ -maletas y reserva de asiento incluida-) y el apartamento 750€!!! para 5 noches. Una burrada. Pero bueno, al final si lo miramos a precio por adulto son 6 días en Estocolmo por aprox. 450€ cada uno. Visto así no es tan caro, ¿verdad?

Queremos ver los mercadillos de Navidad, los recorridos de luces de Navidad, el árbol de Navidad más grande del Mundo y perdernos por sus islas en ferry o autobús. Ir al museo Vasa y también al de Abba si sobra tiempo. Echarnos unos fikas y comer de los puestos de salchichas.

No sabía que Estocolmo era un archipiélago formado por 30.000 islas y rocas. Su transporte público es más caro que en Noruega, que me quejaba del bus 8€ ida y vuelta de Bergen... en Estocolmo vale 6,5€ cada trayecto!!!! Vamos a tener que sacarnos un pase de transporte público para que nos sea rentable movernos, al menos el de 3 días.

Y bueno, muchas ganas de que llegue diciembre y estrenar a Sakura con su primer viaje internacional, que no será consciente, pero espero que las fotos que le hagamos las mire en el futuro y pueda comprobar que, efectivamente, estuvo allí y se divirtió.

.