Seguidores de mis paranoias...

lunes, 29 de junio de 2015

¿Dónde está la caca, Robin?

Hay un capítulo de Cómo conocí a vuestra madre en el que Lily le pregunta a Robin cada vez que huele que está escondiendo algo más:"¿Dónde está la caca, Robin?". Llevo oliendo caca durante 3 días y aún lo arrastro. Os cuento:
 
Este fin de semana he estado en un bautizo, lo que significa experimentar con dos cosas que hago poco: estar con la familia y entrar en una iglesia (donde por poco ardo al entrar). Esta vez tocaba mi familia norteña, no la mallorquina, donde he pasado todo el fin de semana... pasándolo bien y mal. Bien, porque he conocido a los hijos de mis primas y mal, porque...

Me quedé en casa de mi madrina, a la que llamaré M. La verdad es que admiro mucho a M porque estando divorciada y habiéndolo pasado tan mal con un hombre que le había engañado durante años y abandonado con el hijo que tenían en común en un piso a medio pagar y rehipotecado, ha sabido salir adelante con lo puesto. Eso siempre es de admirar. Trabaja muchísimo para poder hacer frente a los gastos y préstamos y hace horas extras, no sale del pueblo y por lo que me decía: no puede permitirse ir a desayunar fuera, como yo, todos los días. Vamos, que me dijo que pasa sus penurias pero aún así me gustaba porque sale con sus amigas, conoce a muchísimas personas, tiene sexo por ahí cuando aparece alguno que le interese, es liberal con su hijo de 17 años y le da lo que puede y cuando no hay money su entretenimiento es ir a caminar. No se amarga en casa y le gusta salir y disfrutar con sus amigas en las fiestas, excursiones a pueblos y la piscina.
 
Nada más llegar me vino a buscar a la estación mi prima V (son 4 hermanas: M, V, N, D), conocí a su hija que ya tiene casi dos años y me dejó en casa de mi otra prima: N, mamá de la bebé a la que bautizaban, y ya me quedé en su casa hasta que viniera mi madrina a buscarme para ir ya a dormir a su casa.
 
Me alegró saber qué tal les iba a todas y...me puso en sobreaviso de que no iba a reconocer a M, mi admirada madrina... que parecía una quinceañera. No dijo más. Sólo me avisó seriamente.
Sé que había tenido una relación pasional porque me lo comentó por whatsapp, como era de Madrid, pues quería saber si podía venir a mi casa en agosto y si quedaba lejos del pueblo del hombre, que ya me contaría cuando fuese al bautizo. Y tras cenar con N, su marido y su preciosa hija, llegó M de trabajar para recogerme y comenzó la fiesta. Nos contó lo mal que lo estaba pasando con su querido de Madrid, que estaba casado y tal. Que tenía hijos. Que la amaba y que... ahí es cuando yo puse la alarma: le había bloqueado del whatsapp y que le llamó una semana más tarde (tras mucho colgarle el teléfono a ella) con la excusa de que sus hijos le habían pillado el móvil y que no se preocupara que la quería mucho y que le esperara que sería él quién la llamara.
 
 
No ve la caca.
 
No la ve.
 
Pero lo peor de todo: es que está obsesionada.
 
¿Sabéis lo que es escuchar durante 3 días la misma historia una y otra vez? Me preguntaba qué tal y a medio responder mi "bien" ya me estaba contando otra vez lo mal que lo estaba pasando.
Me daba cosa contarle que mi vida iba de putísima madre, con mis estudios y mi título de Educación Infantil terminado, con Karate que es genial y que me voy a Japón y ella sacaba el tema de lo feliz que fue ese mes con ese hombre casado al que amaba y me cortaba cada vez que hacía el ademán de interesarse por mi vida.
Que estaba tan enamorada.
Que lo dejaría todo para estar con él.
Que era fiel y tenía paciencia.
Que le esperaría.
Que él le había prometido que haría lo que fuera para estar con ella.
Que si no lo hacía era por su hipoteca y su hijo.
Que tiene que ir a Madrid como sea.
Que él ya había intentado dejar a su mujer con una de otra ciudad costera a la que conoció por causas laborales pero que no pudo. Y con otra. Pero tampoco.
Que por ella sí lo haría porque era más paciente y pasional, la mejor mujer que él había conocido, pero que le diera tiempo.
Que un hombre que quisiera sólo sexo no le diría antes de enrollarse que estaba casado y tenía hijos.
Que le tiene bloqueada por sus hijos, pero que se muere por hablar con ella a todas horas.
Que ella llora por él todas las noches y no puede dormir porque le ama y le duele no poder decirle lo mucho que le quiere a todas horas.
 
Huele.
 
Eso es mucha caca para no poder olerla de golpe.
 
Tiene 45 años. Y la mente de una niña enamorada de 15. Entendí ipso facto la seriedad de su hermana. Si yo en 3 días lo escuché 68 veces y la vi llorar 3, ¿cuántas veces la habrán visto así sus hermanas en este mes?
 
Nos preguntó a nuestra tía y a mí durante la comida tras el bautizo si "¿sabéis lo que es estar con un hombre que te haga reir, hace chistes y os inventáis un idioma y os empezáis a reir?" Si decíamos que sí, estábamos perdidas, porque ella no entiende que eso puede pasarte tanto con alquien a quién quieres como con el que sólo tienes sexo. Yo lo tengo ahora con Karate, pero también me he reído y he hablado con acento y me he partido el culo con otros a los que sólo quería comerles el pene y que me lo metieran bien.
Y no estaban casados. Ni tenían hijos. Ni me bloqueaban del whatsapp. Ni me contaban milongas. Ni me ponían excusas. Follamos y reímos. Guay. No nos obsesionemos que enamorarse es lo de menos.
 
Ver a una persona llorando por lo mal que dice que le va la vida. Trabajando horas extras para pagar la casa, las facturas, las cosas de su hijo, el seguro del coche, la escalera, sus penurias económicas... la cual cada día se va al bar a tomarse su café y cada pocos días a cenar de vinitos y tapas, a la piscina a comer y a tomarse sus cañitas en el bar de la piscina. Verla llorar porque su "novio" casado le ha bloqueado del whatsapp y que está luchando por ir a verle y que le llame para solucionarlo... pero no tiene dinero y no sabe cómo hacerlo.
 
Daba igual que le insistiéramos en que viera lo bueno. Que tiene mucho.
Se ha vuelto incapaz de ver algo positivo en su vida. Que su familia está ahí y la apoya. Que se folle a ese hombre pero que no se obsesione con si esa relación no tiene futuro, y si lo tiene y él realmente quería dejar a la mujer la dejará por ella...que se conocen de un mes...
Su desesperación por sentirse amada va más allá de cualquier pensamiento realista sobre su situación actual.
 
Llamadme amargada, pero no creo en ese amor. No comprendo cómo después de vivir semejante dolor con tu exmarido luego te comportas así, deseando que él haga con la otra lo que tu exmarido hizo contigo.
 
Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Lo que tenga que pasar pasará, pero es verdad que no puedo ver cómo una mujer, hecha y derecha, luchadora, llora desesperada porque un hombre no puede estar con ella. Independientemente de que viva en otra ciudad y esté casado. Si fuera soltero y fuera su vecino tampoco lo entendería. Llorar por un hombre cuando has visto como es eso (no todos, pero demasiados -aunque personalmente creo que la mujer que es mala es peor-), estar tan desesperada que eres capaz de no ver nada positivo alrededor si no está él...
Que quizás no la esté engañando con fantasías y sí quiera dejar a su mujer e irse con M, pero JODER, sé paciente, sigue viviendo tu vida y cuando él deje de ser un puto cobarde entonces sí, lucha y llora si quieres y ya os váis juntos a vivir, pero estar deprimida sin conocerle apenas, por un mes de sexo pasional...
 
Quizás es que soy poco pasional, sí. Soy incapaz de ver pasión y un mundo de color de rosa cuando estoy con un hombre. Soy demasiado racional. Lo que le decía a mi prima V: me encanta pensar en el presente con Karate porque sé que ahora quiero estar con él, pero sí hay gente que se extraña que no lo incluya en el futuro. Porque estoy segura del ahora, pero no sé si mañana seré madre soltera o divorciada o soltera y sin hijos o casada y sin hijos, ni si Karate será ese señor algún día, si seguiré en el mismo trabajo o seguiré estudiando o me sacaré una oposición.
 
No lo puedo saber.
 
Y que alguien que ha visto y vivido más que yo sea incapaz de ver una salida si ese señor casado no está con ella... me revienta. Que no pueda apreciar que tiene mucho: una familia que se desvive por ella y su hijo, que tiene un trabajo con el que puede pagar sus deudas y salir todos los días a tomarse algo al bar, salir y disfrutar con sus amigas...que nadie le prohíbe nada y que cuando sale a la calle todos la saludan y se ve que la adoran. Eso lo he visto. La gente adora a esta mujer. Su sonrisa es contagiosa y cuando lo hace es tan genial, alumbra calles y los Ayuntamientos se la tendrían que rifar como animadora social y cultural (y ahorrar en farolas).
 
Que le digo, ya por salir del paso, tras verla llorar por 3ª vez: "creo que necesitas un cambio" y me diga: "sí, a ver si me voy a Madrid con él, vendo este piso y lo dejo todo ... ¿a cuánto están los alquileres allí? Aunque no sé qué hacer con mi hijo" Pues no. No lo veo. No ve que el cambio al que me refiero es: quiérete más a ti.
 
Que no hablamos de amor, hablamos de obsesión.
 
Es mucha caca para que no huela. ¿De verdad tan ciegas son las personas cuando se enamoran?
 
No envidio ese tipo de amor. Prefiero que mi felicidad dependa de mí, no de lo que haga otra persona. Nosotros decidimos si queremos sufrir o no. Ella ha decidido sufrir aunque diga que no lo ha pedido. Se justifica diciendo que uno no elige de quién se enamora. Pero uno puede elegir cuándo parar. Por lo menos parar de hablar del tema una y otra vez, llorar y buscar palabras de consuelo en todas las personas que se cruza y ver el mismo enarcamiento de cejas cuando cuenta la historia... A todos nos huele a caca, pero a ella las lágrimas no le dejan ni ver ni oler.
 
Quizás es que no sé qué es el amor. Quizás es que mato a las mariposas del estómago en cuanto salen del capullo. No comprendo las relaciones pasionales. Sólo una vez he sido gilipollas y fue con 18 años. Todos lo veían y  yo también. Una vez que se terminó tardé menos de una semana en estar con otro y me di cuenta de que no sirve de nada llorar por un pene, cuando hay un montón más que pueden ser hasta más grandes. Perdón, hombre. No sirve de nada llorar por un hombre (a no ser que se haya muerto en el mejor momento de vuestras vidas y joder, qué puto horror, fuera pensamiento que no quiero imaginarlo). No deseo que se mueran, sólo digo que si es por cuernos o porque está casado y es un picaflor pues como que no me sale sufrir. He dicho. Es que hay que saber donde termina la tensión sexual y dónde se empieza a sentir ese "amor". No he sido capaz de enamorarme de un tío hasta que ha pasado un tiempo de estar con él, porque sé que lo que siento las primeras veces con esa persona es su pene golpeando contra mis paredes vaginales y mi cráneo contra el cabecero/árbol/pared/roca/mesa y ya más adelante pues digo: "oye pues sí, es majo". He salido poco romántica, qué le vamos a hacer.
 
No dejéis que esa pasión y deseo, esa necesidad de sentiros queridas y amadas, respetadas y vivir un idilio, os tape el olor a caca. Porque cuando os golpee el olor en la cara ya será tarde. Es mejor ir con mascarilla y guantes. Por si acaso.
 
 
 
 
.

jueves, 25 de junio de 2015

Sueños viajeros: Pasar la Nochevieja en Noruega

Noviembre. Estás mirando tranquilamente la televisión cuando comienza Callejeros Viajeros: Noruega. Y te preguntas por qué no has ido todavía a ese país, cuando estás en un buen momento económico y necesitas salir de tu casa unos días porque estás estresada con los estudios.
 
Y miras precios en internet y ves que ir en invierno, una semana concidiendo con la Nochevieja siendo más precisos, sale a mitad de precio que en verano. Nadie quiere pasar la Nochevieja en Noruega parece. Y después de vivirlo Karate y yo: no lo entendemos. Compramos billetes para ir a la ciudad de Bergen y escogimos un apartamento con desayuno, sabiendo que comer allí sería caro y que llevaríamos comida de España.
 
Busqué información antes de ir, qué hacer y ver, excursiones, cruceros, rutas de senderismo... y me puse en contacto con un chico que estudiaba en Bergen de Erasmus. Me dijo que con suerte lo veríamos nevado, que solía nevar más a finales de enero y principios de febrero y que sería muy difícil contratar excursiones en barquito por los fiordos.
 
Gracias a las cuatro estaciones, al sol y a la luna por habernos ofrecido un invierno muy frío que, exceptuando el viaje de ida con KLM cuyos e-mails avisando de posibles cancelaciones (por suerte nuestro vuelo sólo sufrió retrasos, la mitad cancelados por el viento y mal tiempo), el resto fue llegar a un Bergen completamente nevado, con el cielo despejado para poder ver los fiordos desde el avión al llegar desde Amsterdam y, por supuesto, de vivir una de las experiencias paisajísticas más maravillosas de mi vida (y la más fría).
 
Nada más llegar, unas horas más tarde de lo previsto, y golpearnos el gélido frío del norte de Europa esperando el autobús del aeropuerto, llegamos a destino. La ciudad pesquera de Bergen.
 
Nuestro viaje en avión no sufrío turbulencias (mi mayor miedo) y eso que el viento era enorme. Ni si quiera al aterrizar (mi 2º mayor miedo)... Nuestro viaje sufrió el mayor incidente en el bus del aeropuerto hasta Bergen. En medio de la montaña. Empieza a oler a humo dentro del bus. Estábamos teniendo una charla con un catalán afincado en Bergen recomendándonos cosas que hacer y restaurantes, y otro catalán que habían cancelado su vuelo desde otro aeropuerto y tuvo que editar toda su ruta de viaje para poder llegar a Barcelona a tomar las uvas y que viajaba solo para hacer fotos y subirse en un barco para ver los fiordos nevados... cuando paran el bus en medio de la NADA y nos hacen bajar a todos. La azafata con un extintor dándole a la rueda, el humo invadiendo el autobús y los pasajeros fuera y muertos de frío (con la calefacción te quitas la chaqueta, guantes, bufanda...¡y te sacan corriendo al monte nevado!). Nos hicieron sacar las maletas del bus, al que dejaron de funcionar los frenos y una rueda después de quemarse la zona, y esperar al siguiente que vendría en breves. Nos sirvió para conocer más a nuestro futuro compañero de cruceros...
 
Menos mal que el chico de Barcelona se cruzó con nosotros porque le avisé de que la caseta de información turística estaba cerrado al día siguiente y no podría pillar billetes para el barco que quería y, empollona de mí, le mostré qué cruceritos había disponibles, los cuales me tiré días y días buscando en internet, ya que no encontré mucha información para el invierno puesto que la mayoría de cosas turísticas sólo las ofrecen en verano. [SI QUERÉIS VER UN PLAN DE VIAJE PARA NAVIDADES: PINCHAD] Hay un pdf llamado "Noruega Plan Viaje". En  una semana tuvimos la opción de hacer tres cruceros, pero sólo hicimos dos.
 
Nos fuimos con dinero descambiado desde España y nos sobró dinero a la vuelta. Llevábamos mucho para pagar cruceros y alguna comida fuera (llevábamos un queso y un montón de embutido que nos sobró porque ir a comer era de caro como comer en el Foster's Hollywood todos los días, económicamente hablando). En el hotel desayunábamos de buffet libre en el restaurante Egon, al que luego volvíamos para cenar. En el buffet me hinchaba a gambas con una salsa de limón super rara y Karate a salmón, habían mil cosas y aprovechábamos para ponernos hasta arriba de comida. En Nochevieja cenamos en el mismo Egon en el puerto de Bryggen y nos salió por menos de 70€ los dos. Karate se hinchó a salmón y de entrante una sopa y yo un solomillo a la pimienta super rico y sabroso con guarnición, más la bebida. Las pizzas, por poco más de 20€ cenábamos los dos una pedazo de pizza familiar que se te salían los ojos cuando veías que la ternera no era picada como te la ponen aquí en las pizzas de carne... ¡¡eran trozos de entrecot ternera!! Super jugosos y sabrosos. Viva los restaurantes Egon. Era una franquicia en plan Vips, pero de comida de verdad.
 
 
Vamos, que pagas algo más que en España (o como si fueras al Domino's sin oferta) cenábamos ingredientes de calidad y no pudimos quejarnos de ningún día que comimos-cenamos fuera. Incluso si llevas el carnet de estudiante (yo llevaba el normal que te dan aquí, no el internacional), te hacían ofertas en cruceros, entradas y algunos restaurantes y creedme que se notaba muchísimo el descuento.
En el restaurante Inside (justo en la cuesta, pasas el McDonals, llegando ya al funicular Floibanen, para subir al monte Floyen, decorado en plan Rock muy chulo, que nos recomendó el catalán del autobús que vivía allí) además le di coba al camarero en spaninglish (fuimos varias veces) y la última vez me cobró menos por las bebidas xD, aparte del descuento de estudiante. Y uno de los camareros hablaba español, así que sin problema. Tenían hamburguesas super variadas y sabrosas, incluso picantes de la muerte a precios tipo Foster's o Fridays.
 
La pena es que justo dos días antes de irnos ya no había nieve, se había fundido, pero al menos disfrutamos la Nochevieja en el puerto con todos los barcos sonando, los fuegos artificiales reflejados en el agua y la gente gritando bordeando todo el puerto. Lloviendo un poco, eso sí. Yo me tomé 12 chuches, a falta de uvas, de un puñao en la boca porque allí no tocan las campanadas xD.
 
Os dejo con unas pocas fotos del viaje, a ver si os pongo los dientes largos y os animáis a no viajar sólo en verano a este tipo de destinos: con nieve tienen su encanto, aunque haga un frío de pelotas y el aire en los cruceros corte como cuchillas...
 
Nada más dejar las maletas en el apartamento: dar una vuelta por el puerto de Bryggen:
 
 
Fotos de nuestro primer crucero al día siguiente de llegar donde nos encontramos con el de Barcelona del bus, que menos mal nos hizo caso y coincidimos en el segundo crucero también, te subes en el puerto y pagas durante el viaje o justo antes de salir que te mandan a sacar el ticket, que no sabíamos cuando se pagaba xD. Mucho frío, mucho... muchísimo...el aire era horrible cómo cortaba la piel y el barco cómo rompía el hielo y sonaba como si fuera a romperse,encima nevó-llovió un ratito y al principio no se veía nada. Paró en una cascada congelada y se acercó rompiendo el hielo... una pasada:
 
 
 
 
También subimos al Monte Floyen en el funicular (floibanen). Subimos varias veces, nevado y sin nevar. Bajamos una de las veces andando y viendo los restos de los trineos donde niños, días antes, se tiraban sin protección por todo el monte y esas curvas hasta terminar en la carretera que, con suerte, ningún coche se llevara por delante a los niños (si no se habían matado en la montaña). Se ve absolutamente todo Bergen y el puerto, es una maravilla. También ponen las velas marcando los días de navidad que faltan y que pueden verse desde la ciudad:
Pisando el lago congelado!!!!!!


Pisando el lago días después, ya hecho hielo y super resbaladizo.

Caminando por la virgen nieve.

Restos de trineos bajando el monte, ya sin nieve, el penúltimo día.

Las luces que marcan la Navidad.

El funicular "floibanen".

Pasándolo genial con la nieve.

Vistas desde el banco más alto (me colgaban los piés a dos palmos del suelo)
con unas vistas geniales desde la montaña. Nuestra última subida ya sin nieve.


Bergen desde la otra parte de la ciudad.
Qué bonita eres, Bergen.
Y la excursión brutal y maravillosa con Karate, donde también coincidimos con el de Barcelona (que nos dio su instagram, vaya fotos) y otras parejas españolas que nos encontramos por ahí. Ida en autobús a Gudvangen desde Bergen, coger un crucero a Flam por el fiordo transitable más estrecho de Noruega y vuelta en el Flamsbana cuya experiencia fue brutal (un tren de alta montaña antiguo que hace una parada en una cascada y te deja en Myrdal, donde haces transbordo a otro tren de vuelta a Bergen). Nos salió más barato porque lo pillamos desde la oficina de turismo de Bergen, aunque en mi guía miré cómo hacerlo por nuestra cuenta, por si acaso no podíamos, y si a alguien le interesa:
 





En Gudvangen al bajar del autobús, antes de subirnos al barco que nos llevaría a Flam.



Y bueno, en Bergen también vimos algún museo, como el de Jengibre (sólo disponible en navidad), paseamos muchísimo, vimos el castillo, el puerto y sus pedazo de barcos y también fuimos a la iglesia de madera de Fantoft, cuyo viaje en autobús casi nos hace morir de un ataque al corazón: 8€ ida y vuelta cada uno por unas pocas paradas!!! Además estaba nublado y con la nieve y pensábamos que nos perderíamos, menos mal hay algunas indicaciones, nos metimos en medio del bosquecillo y llegamos sin problema, exceptuando el cague de no ver a más de 10 metros xDDD. La iglesia una pasada por fuera, lástima no se pudiera entrar:

Museo de jengibre, realizado por las gentes de Bergen.

Iglesia de Fantoft

Esperando el bus en medio de la nada a la vuelta.

lunes, 22 de junio de 2015

¡He vuelto! ¿Qué pasó? ¿Qué he hecho? ¿Dónde he estado? ¿Dónde iré? Preguntas y respuestas.

A falta de recibir las notas del Proyecto de fin de curso, del cual no salimos bien paradas mi compañera y yo, sobretodo yo, que puedo escribir un libro pero soy incapaz de hablar en público si sé que me están evaluando y me quedé en blanco en plena exposición... ya he terminado el Grado Superior de Educación Infantil.
 
He estado dos años perdida del blog. Y este último año lo he tenido cerrado al público porque era incapaz de centrarme en tres cosas a la vez.
 
Por primera vez entendí a todos los que abandonan blogger por el tema de los estudios. Me resultaba imposible entrar y seguir a los blogs, en especial el de JuanRa Diablo al que estaba super enganchada y me acordaba de él y lo que me gustaba su blog en mis momentos de presión :(
 
Este último año he estudiado y viajado a partes iguales.
Tengo que redactar dos viajes que me he quitado de la lista de cosas que hacer antes de morir:
 
Ir a Edimburgo (aunque no he hecho la ruta de castillos allí, al menos la he hecho en la República Checa en julio del año pasado, y no creo que tenga mucho que envidiar, y también en Alemania, que tampoco tiene poco que envidiar). Un viaje express en enero, donde no nos llovió y encima nos hizo sol todo el viaje, menos el día de la excursión a la Capilla de Roslin, pero un rato malo y sin importancia.
 
 
 
Ir a los fiordos noruegos. Karate y yo pasamos allí la nochevieja y lo vimos todo nevado, los cruceros eran una pasada y creedme cuando digo que ya no me apetece ir en verano, que volver era mi idea xD. Nevado es especial. Estuvimos en la ciudad portuaria de Bergen (Noruega); cuando se quitó la nieve los últimos dos días dejó de ser tan mágico.
 
 
 
Tengo que hablar sobre esos dos viajes en cuanto me recupere de tanto estrés post-estudiantil.
 
Quiero tomarme un año sabático de estudios, después de dos años y medio sin vida, he decidido estudiar la carrera pero más adelante. Admiro a la gente que se tira años estudiando y trabajando. No soy capaz, quizás es la edad, pero no puedo estar ahora 4 ó 5 años estudiando una carrera y terminar a los 35, sabiendo que de los 27 a los 35 años no he tenido una tarde para pensar y descansar.
 
Me apunté al gimnasio cuando empecé las prácticas en la Escuela Infantil, donde me di cuenta no sólo que necesitaba tiempo para mí, ejercitar mi físico y no sólo la mente, sinó también descubrí algo esencial en mi vida: los niños son mi devoción. Son maravillosos. Se te olvida todo cuando estás con ellos y al volver la semana pasada a la oficina, después de tres meses rodeada de niños de 0 a 3 años, contagiada de su ilusión y sus ganas de aprender, me tiré varios días borde y con ganas de morder a todo el que me dijera algo. Necesito ya unas vacaciones. Menos mal que el 15 de julio está cerca y ¡¡¡vuelvo a JAPÓN!!!
Karate y yo queremos subir al Monte Fuji y al Takao, ir a sus playas, vivir las fiestas de Kioto y disfrutar la competición de fuegos artificiales de Tokio, ir a la isla de Miyajima (donde haremos noche)... Tenemos ganas de morir de calor pero refrescarnos con sus helados de hielo de sabores.
Qué ganas tenía de volver a ese país.
 
Hablo de viajes y de prácticas... tengo que recomponerme económicamente. Tres meses sin cobrar me han pasado factura. Por culpa del accidente de coche que tuve me jodí la espalda, pero me indemnizaron un piquito, con eso he logrado sobrevivir esos tres meses (y gracias a la devolución de Hacienda y a la concesión de la beca básica y la cuantía variable).
 
No he dejado de gastar (aviso, gente en crisis, puede herir vuestra sensibilidad):
 
- ¡¡Me compré un coche!!: Un Ford Ka. Miraba coches de segunda mano pero ¿por qué son tan caros? Tenían 4 y 5 años y valían ¡¡¡8000 y 9000€!!! Al final opté por uno nuevo, pequeñito y muy barato, por menos precio que un 2ª mano aunque fuesen mejor coche. Hipotecándome a 3 años pero bueno, me acostumbraré a gastar menos dinero...
 
- ¡¡Me compré un móvil nuevo!!: Un Huawei Honor 6 (apodado Stark, por lo de honor...), no era barato pero estoy harta de Samsung y HTC y sus "a partir del año doy problemas para que te compres otro".
 
- ¡¡Pillamos billetes a Japón!!: En verano, en plenas fiestas de Kioto y Tokio y por 600€, no había que desaprovechar la oferta.
 
- ¡¡Compramos un robot aspirador!!: Estos que si los programas bien te hacen hasta la cama...no era barato precisamente pero...qué necesario.
 
Y parece que nos acabamos de mudar, acabo de colgar un cuadro y vamos a cerrar la terraza con las redes para disfrutar el veranito tomando birritas y para que puedan salir las gatas sin miedo a que se tiren cada vez que vean un pájaro. Y lo siguiente a ver si un lavavajillas........
 
Y bueno, lo peor, la salud. Supongo que algo malo tenía que tener y pagar mi impulsividad derrochadora económica por algún sitio. Nada más empezar las prácticas tuve un costipado (marzo). Que llevó a una bronquitis. Que llevó a una neumonía. Que llevó a no recuperarme y no se me iba la bronquitis. Estamos a finales junio y hoy me hacen las pruebas de la alergia. La semana pasada seguía con bronquitis, los pulmones encharcados y otitis, ¿y no van y me dicen que tengo asma por la alergia?. Así que estoy con bronquiodilatadores y mil pruebas. Todo esto yendo al gimnasio y muriéndome de tos y mocos.

Pero bueno, voy a ver si curro un poco que estos días con el tema del proyecto he estado un poco ausente. Y tenía pendiente reabrir el blog y decir HOLA de nuevo y avisar de que sigo viva.

Un saludo y hasta la siguiente entrada. Espero no contar tanto en tan poco xD.

.