Seguidores de mis paranoias...

jueves, 14 de agosto de 2014

Praga (días 6 y el de vuelta)

Y se terminaba nuestra estancia en la Rep. Checa.

Era nuestro último día real, ya que al día siguiente sólo lo disfrutaríamos para pagarle a un cochero 8€ por cabeza para que nos llevara al aeropuerto a las 7h de la mañana.

Aprovechamos la mañana para dar un paseo, comprar los recuerdos y alguna cosilla en el supermercado y ver quesos y productos típicos caseros (mermeladas, frutos secos, embutidos, aceites...) en una quesería de la Pza. Wenceslao, que los que me interesaban también los vendían en Madrid así que una compra menos.
 

Después nos fuimos al Museo de Mucha (Alphonse Mucha), el famoso artista reconocido por ser uno de los mayores exponentes del Art Noveau. Creador de carteles propagandísticos y de cine/teatro, de obras de arte increíbles y series de dibujo hipnotizantes, fotografías, pinturas, diseños de joyas, etc... incluso una preciosa cristalera de la Catedral de San Vito fue diseño suyo.
 
Os dejo algunos dibujos suyos, que había visto antes alguno y sí, eran muuuuy chulos, pero no me llamaron tanto la atención hasta que conocí el Museo y empecé a interesarme por sus obras y carrera artística (compré en el museo el póster de The Moon para tener en la entrada de casa, un imán de nevera y un Repos de la Nuit de punto de libro imantado):




NO SÉ POR QUÉ DE UN TIEMPO A AHORA EL BLOG ME CARGA LAS IMÁGENES FATAL. HACED CLICK. LO SIENTO

El museo lo encontré algo pequeño y faltaban obras importantísimas (como la serie a la que pertenece The Moon), y sólo las podías encontrar en forma de póster en la tienda para llevar.
 
Luego nos fuimos a comer todo el grupo (nos reagrupamos, ya que nos habíamos desperdigado) nuestro último goulash y nos fuimos al punto de encuentro para comenzar la Ruta del Castillo con New Europe. Los guías de esa compañía como siempre majísimos y el que nos tocó nos contó toda la historia de una manera super amena y nada pesada.
Tras ver la Catedral de San Vito, ver el cambio de guardia, recorrer el Castillo y hacer que cogiésemos manía a la Reina Mª Teresa, que remodeló todo el castillo medieval convirtiéndolo en renacentista, borrando el rastro de piedra para convertirlo en yeso y pintura, y de joder la Catedral de San Vito creando una torre renacentista en un edificio gótico, entrar dentro y perder la vista por sus cristaleras (entre ellas la de Mucha, que es preciosa) y, tras visitar el callejón del Oro, maravillarse con las vistas desde el mirador del castillo... volvimos a Praga para dar nuestro último paseo y cenar.


Cenamos un trozo de pizza por comer algo, bebimos nuestra última cerveza y comimos nuestro último rollo trdelnik, y volvimos al apartamento (Apartmany Olita, Wenceslao Square) a hacer las maletas y a dormir, que al día siguiente había que madrugar e ir al aeropuerto en el coche-taxi del apartamento.
 
Y bueno, en el aeropuerto la comida no es cara: ES PARA MILLONARIOS, un desayuno costaba entre 10-14€ y me negaba a pagar eso, así que por 4€ desayuné a parte de mis compañeros en una cafetería de la franquicia PAUL (la misma que desayuné todos los días menos uno durante el viaje) y fui super feliz, con mi botella de cola light y mi tosta de queso, tomate y pesto.
 
Luego compré chocolates y una botella de la marca Becherovka (típica) nueva llamada Ice and Fire. No sabemos cómo sabe, sigue la botella cerrada en casa, así que si alguien quiere probarla, está invitado a venir, y nosotros encantados de abrirla y probarla :D


UN SALUDO Y VIAJE RECOMENDABLE AL 180%

.

No hay comentarios: