Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 9 de julio de 2014

Fin de la Odisea accidental

Por fin ha terminado todo lo relacionado con el tema del accidente del coche. Ayer fue el juicio (después de 7 meses) y, tras un acuerdo entre mi abogado y la aseguradora contraria, estoy esperando que me ingresen la semana que viene un piquito que permitirá que viva con la cuenta de ahorros engordada durante una temporada, al menos hasta que mis sueños por viajar me lleven a un destino lejano y diga: "joder, tengo passsta" o vea un coche de estos nuevos baratos que están saliendo o uno de segunda mano que valga la pena y me apetezca...
 



 

Adiós, restos del Ford Focus que ahora debéis ser una caja destartalada, te iba a vender por 1700€ y tras quitarte de los anuncios en venta porque decidí quedarme contigo, el destino hizo que nos separáramos definitivamente -quizás debía ocurrir así-, pero con bastante más de lo que tenía planeado por tu final... así que ¿gracias? Por salvarme la vida con tu airbag, por estar diseñado para que el cabecero del asiento no me destrozara el cuello, por proporcionarme un dinero con el que no contaba y por no dejar que me quedara paralítica tras el golpe después de meses con lumbalgia de la que aún hoy en ocasiones me resiento... Me haré un China o Nueva York o Nepal o Vietnam o Japón o yo que sé, pero sé que te lo debo y te recordaré. Tu sacrificio no habrá sido en vano.

No hay comentarios: