Seguidores de mis paranoias...

jueves, 13 de marzo de 2014

Gracias, Leia.

Akane estaba sola.
 Me entristecía verla así...


Se aburría. Estaba muy rara conmigo. Estaba todo el día encima. Llamaba la atención ¡¡incluso jugando!! Akane nunca jugaba y de repente me acosaba trayéndome gomas, bolsas y papel para que se lo tirara. Me cogía de la mano mordiéndomela y arañándome como si fuera un peluche...


Yo la veía mal. Desde las 6:30h de la mañana hasta las 22h estaba completamente sola en casa.
Había pasado de compartir piso con un gato, luego dos, luego un perro y luego... sola.


Y lo peor: la veía más delgada. La comida iba bajando pero no con la misma intensidad. Había mañanas que al mirar, tenía la comida a la misma altura que por la tarde anterior. empecé a preocuparme seriamente por ella.

Y a Karate ya no le daba alergia. Había que arriesgarse. El vetriderm funciona.

Y tiré de contactos...

Y me recomendaron varias compañeras para mi solitaria y deprimida Akane...

Y entonces llegó LEIA.

Y me la presentaron con esta foto. Leia, de 7 meses, Royal Canin Kitten:

¿Cómo iba a decir que no? Y cuando fui a recogerla y la toqué... ¿cómo podía ser un gato más suave que Akane? Nunca imaginé que algo MÁS suave pudiera existir...

 Dos semanas de timidez tras los colchones y el sofá, salió:

Y lo hizo a lo grande... desde el primer momento que se atrevió a salir estando yo en el sofá tranquilamente, empezó a subirse, a olerme y a restregarse, haciéndome la croqueta y dejándome hacerle todo tipo de caricias y perrerías. No podía parar de acariciarla y jugar con ella:
 
¿¿Y Akane?? ¡¡VINO CORRIENDO A ESTAR CON LAS DOS!! A darme mimos y a lamer a Leia como si fuera su mejor amiga. Duermen conmigo la siesta los fines de semana despertándome a lametazos por toda la cara. Akane está de un amor...:





 Y Leia ha encontrado su sitio en la estantería, he tenido que mover las figuritas de esa balda porque es SU sitio, y me las tiraba:
 Y también me persigue, como Akane, pero es más tímida:
Y Akane vuelve a ser la gata de siempre. Y come más. Y juega más y con compañía. Y es el amor hecho ser vivo. Es la definición de amor, os lo juro. Que lo más bonito que me ha podido pasar tiene cuatro patas y maulla:


4 comentarios:

Akede dijo...

Que bonito tía^^

Jill dijo...

Me pones ñoña. >_<

Dentro de poco traeré a mi gatita al piso y tengo miedo que se me deprima... lo peor es que Worm no me dejaría buscarle una compañera. T_T

A ver qué pasa...

Misaoshi dijo...

Jill, Karate es alérgico y he conseguido meter a otra gata. Cuando Worm vea que el gato no puede estar solo...

De todas formas en las protectoras tienen gatos de todas las necesidades, hay bastantes que prefieren la soledad porque no soportan a más gatos en su territorio ;)

Piénsalo, hay para todos los gustos.

Misaoshi dijo...

Calla ahora leo mejor xDDD "a mi gatita"...

Pues tronca, acabará cayendo otra. Yo no iba a meter a otro gato, iba a esperar a terminar los estudios y cuando tuviera tiempo meter un perro, pero veía a Akane que se me moría.