Seguidores de mis paranoias...

lunes, 25 de noviembre de 2013

Fin de semana patrocinado por "PISOVISIÓN"

El viernes tuve que saltarme varias horas de clase para poder ir a visitar los pisos que el Plan Alquila Joven nos había citado. Ya habíamos apalabrado un piso, pero curioseando encontramos muchos más que, joder, ¿el mismo precio y el doble de grandes y en esa zona? ¿Cómo puede ser tan barato? Vamos a preguntar un día, ¿no?
Y eso hicimos. Nos acercamos a la oficina del plan alquila de ese pueblo (en Madrid un pueblo puede tener más habitantes que Palma de Mallorca) a dar nuestros datos y darnos de alta y nos citaron para ver tres pisos entre el viernes y el sábado.

Lo malo que tiene es que no puedes elegir el día si te gusta mucho uno: ellos ponen día y hora. Y desgraciadamente tuve que saltarme varias horas lectivas el viernes si quería ver el piso que, según el del plan alquila (un hombre muy sabido que se acordaba de todos los detalles de todos los pisos, increíble), nos dijo que ese era el que más nos iba a gustar de todos y el que más se ajustaba a lo que buscábamos.

Lo bueno es que son ellos los que te ponen en contacto con los dueños y no has de ir llamando uno a uno a ver si están disponibles o no, no sabiendo nada más que la dirección y el nombre del dueño. Si no estás allí ese día y esa hora, te quedas sin verlo (lo que lleva a otra parte negativa: ¿qué pasa si tienes un imprevisto y llegas tarde o no encuentras la calle? No te facilitan ningún teléfono de contacto).

Me presenté sola el viernes a las 19:15h en un piso de una calle que no conocía, pregunté a viejecitos dónde estaba la calle y me liaron. Y es que es de estas calles que están entre muchas y si no conoces la zona es díficil guiarte. Y mi gps optó por no funcionar. No pasó nada, porque llegué justo a la hora. Y toqué al telefonillo.

Y subí los dos pisos en el ascensor. Y llamé al timbre. Y un hombre con cara de bonachón me abrió la puerta. Nos presentamos y pasé a la entrada.

- ¿Por dónde empezamos?
- Por donde usted quiera :D!!
- ¡Pues por la cocina!:D!!

QUIERO- ESA-COCINA.

Lo pensé en alto y él se rió. Casi tan grande como el salón-cocina donde vivo ahora en el centro. E-N-O-R-M-E y tantos armarios que no sabía cómo rellenarlos. Me sobraban como 7 armarios pero ya buscaría con qué rellenarlos.

- Puedo vivir aquí. No hace falta ni salón.
- La verdad es que sí, es grande. Allí, si al final te interesa, puedo poner una mesa.

Allí: denota lejanía, y es que estábamos en una parte de la cocina y donde señalaba era la otra punta de la cocina. Maravillosamente espaciosa y lo suficientemente grande para hacer realidad todas mis fantasías culinarias como amasar pan de aceitunas.

 Tras hablar un buen rato y permitirme hacer fotos para enseñárselas más tarde a Karate por si le interesaba, volver con él a verlo, me presentó el salón:

- ¿Eso es un balcón?
- No. Eso es una terraza.
- ¿UNA TERRAZA? ¿ES GRANDE?
- Ve, ve. Jajajaja.

¡¡EN VERANO NO CENARÉ NUNCA EN EL SALÓN!!

De nuevo pensando en alto y terminamos conversando muy animadamente sobre cómo tomar una shandy mirando a los vecinos pasar desde la terracita.

Con dos mesas colocadas y un pasillo que llegaba hasta el final del edificio. ¡¡Pero qué maravillosidad!!

Entramos de nuevo al salón y vimos el baño, no era para nada viejo, cuya ducha estaba forrada de espejo:

- No es ducha, es una bañera.
- OH!
- Abre, mujer.
Tras hacer una foto al baño abrí la puerta y era bastante grande la bañera. Guay. Aunque si sólo era ducha no me importaba.

Luego a las 3 habitaciones, color fatal: rosa. Ve mi cara y lee mi pensamiento:

- Las voy a pintar de blanco. Y si te decides por este piso puedo pintarlas del color que quieras, ¿eh?
- Bueno, bueno, ya he hecho las fotos se las paso a Karate y lo comentamos.
- Por si le interesa mi teléfono es este, apunta...

Y así continuamos conversando una hora de animales, que si también me traería la mesa y sillas del salón aparte de la cocina, que donde trabajamos y como coincidíamos sobre Mallorca y dónde habíamos vivido antes. Menudas casualidades y qué pequeño es el Mundo.

Luego a casa de Karate donde me esperaba su madre y al día siguiente se animó a seguir viendo pisos con nosotros. Cómo les gusta a las mujeres cotillear casas ajenas... Karate dijo que sí a visitar ese piso que tan eufórica estaba yo mostrándole fotos y lo grande que era la cocina y la terraza, sobretodo.

Los dos pisos que vimos el sábado al mediodía no podían comparársele al que nos dijo el del Plan Alquila que era perfecto para nosotros, lo que buscábamos... y llegó la tarde y la hora de quedada con el dueño del piso cocina-terraza enorme para esta vez, verlo acompañada con la otra parte interesada.

Nada más entrar vimos que el salón ya tenía media mesa y cuatro sillas (lo que le cabía en el coche en un viaje). El hombre fiel a su palabra, fue decirlo un viernes a las 20h y el sábado a las 17h ya había forrado ventanas y radiadores para pintar de blanco y había traído parte del mobiliario que prometió.

Y empezamos la visita al piso. Yo creo que Karate, sólo al ver la terraza, sufrió una erección.

Tras casi dos horas hablando con el dueño y abriendo cajones y armarios y reviendo el piso, nos dijo que si estábamos interesados que él prefería tenernos a nosotros de todos los que habían ido. Así que tras dos SÍ y un correo electrónico al plan alquila joven, diciendo que estábamos interesados en ESE piso, hoy lunes me ha llegado un correo contestando que mañana martes se pondrán en contacto con nosotros una vez hayan hablado con el dueño si estaba de acuerdo y mirado nuestra ficha (menos mal que nos registramos y entregamos nóminas para adelantar el estudio de solvencia).


Ahora sólo estoy nerviosa por si el dueño duda entre otros y nosotros y a los dos nos ha dicho lo mismo. Estas cosas nunca se saben...

.

2 comentarios:

Akede dijo...

Espero que tengáis suerte Misa, el piso pinta superbien, así que si lo conseguís alquilar, creo que después de esta entrada nos vas a tener que hacer un minireportaje sobre tu nueva casa^^

Un muaca.

Misaoshi dijo...

Hoy me han llamado....

Éramos los últimos en la lista...


















Pero el casero dijo que nosotros y NOSOTROS. Y no hay más discusión.

¡¡Así que empezando el papeleo!!