Seguidores de mis paranoias...

jueves, 29 de agosto de 2013

Cómo alejar a un hombre de tu vida


- Me encanta ese coche.
- Sí, es bonito. Además será perfecto para llevar a nuestros hijos.
- ¿Qué?
- Cuando los tengamos.
- ¿Qué?
- Dos.
- ¿Qué?


- Pues es barato, por ese precio, un piso así.
- Ya, hay pisos de 3 habitaciones por 500€ en "inserte barrio aquí". Cuando vayamos a vivir juntos se podría mirar.
- ¿Qué?
- Sí. El año que viene.
- ¿Qué?


- Bueno, yo me voy a casa.
- ¡Ah! Genial, me encanta cuando te quedas a dormir conmigo toooda la noche abrazaditos así, así...
- He dicho que me tengo que ir a casa. Ahora.
- ¿Que te quedas toda la noche dices? Qué mono.
- ¿Qué?
- ¿Que me quieres? Jo, me gusta cuando me dices esas cosas. Deberías decirlas más a menudo.
- ¿QUÉ?


- Tengo que ir a sacar al perro.
- Sí, ve mejor. Me gusta porque cuando tengamos nuestra casa serás super responsable con el perro y los gatos que tengamos.
- ¿Qué?
- Y con los niños.
- ¿QUÉ?
- Además vas a ser un padrazo porque se nota que te encantan los niños.
- ¿QUÉ?



No sé si dejar de ponerlo a prueba, no vaya a ser que se me agobie el pobre.


¡¡Pero es que no le véis la cara de pánico cuando pregunta "¿qué?"!!
Es un vicio: tartamudea, se pone más blanquito, recula un poco...
Está tan gracioso cuando le pegan esos pequeños infartitos jajajaja





PD: yo mientras seguiré durmiendo cada noche con este bicho maravilloso (foto de anoche):


3 comentarios:

ARY dijo...

¿Qué? jajajajajajajaja Muajajaja la cara de la tia mola mogollón. Los tíos son así, pero luego las raras somos nosotras jajaja En fin....¿Qué?

Kurai dijo...

pobre hombre xDDDDD

que dure! =)

Laura dijo...

jajajaja me parto! :D :D :D

El bixo precioso ;)