Seguidores de mis paranoias...

martes, 9 de julio de 2013

¿A dónde van las putas?

Muchos fans de Canción de Hielo y Fuego se preguntan lo mismo: "¿a dónde van las putas?
Tyrion repite contínuamente esas palabras entre interrogantes en los últimos libros.

Pero yo sí sé la respuesta.

Cada vez que Tyrion pregunta: ¿A DÓNDE VAN LAS PUTAS?, mi respuesta siempre es la misma:


- A casa de mis padres.


¿Y su casa que queda: al norte o al sur? Es por irnos de aquí que esto se está poniendo feo.


Hablé de mi hermano mayor y su afición por las mujeres de dudosa rePUTAción.

La primera vez que le escuché hablar de prostitutas fue en una cena familiar. Mis padres celebraban su aniversario de boda y ahí estábamos todos los hermanos, los ocho, sentados por preferencias y carácteres, mis tíos y mis padres con varios amigos íntimos. Y en un momento que no venía a cuento, quizás hablábamos de postres o quizás hablábamos de atletismo... mi hermano soltó una pregunta retórica a todos los presentes, chuleando y muy orgulloso:

- ¿A que nunca os habéis despertado con dos brasileñas después de haber estado follando toda la noche?



La única respuesta que recibió fue mirarnos entre todos y seguir nuestras conversaciones con cara de asco absoluto.
Cuando le miraba de reojo le veía mirando al plato sonriente y moviendo la cabeza de un lado a otro en plan "no, nunca se han despertado así, qué pena me da esta gente".

Tuvo problemas de dinero y mi padre se enfadó conmigo porque no quería irme a vivir con él. No tenía dinero para pagar la hipoteca y como yo vivía de alquiler "con unos desconocidos que no pintaban nada" intentó obligarme a mudarme con mi hermano y ayudarle a pagar la hipoteca.

¿Perdona, papá?

Mi hermano estaba tan desesperado que nos llamaba a todos los hermanos para pedirnos dinero. Siempre recibía un NO rotundo por respuesta.

Todo el dinero de su sueldo iba para pagar las tarjetas, la peluquería, las uñas, los entrecotes, los restaurantes, la ropa y las facturas de teléfono y hospital de dos hermanas rumanas, una de ellas viviendo en su piso (donde mi padre me quería mandar) y la otra en un hospital de Rumanía, enferma con una hija.

Y un día apareció en mi casa. Nuestra bendita santa madre le dio mi dirección. Y claro, por muy asqueroso que me pareciera, seguía siendo mi hermano, así que le dejé pasar.

- Me gusta... ¿cuántos sois?
- Está completo.
- ¿Tienes dinero?
- No.
- Estoy vendiendo cosas.
- ¿Como qué?
- El proyector, la tele, muebles...
- ¿Por cuánto el proyector?
- Mil.
- Ssssssssiiiiiiii hombre.
- Trescientos.
- Por eso sí.

Era un proyector de mil quinientos euros, tenía varios años pero yo no pensaba soltarle pasta. Pero 300 euros era una ganga.

Al día siguiente tuve un proyector en casa y hacíamos sesiones de cine y videojuegos a lo grande en el salón del piso.

Como yo vivía por el centro y mi hermano trabajaba en el Corte Inglés y allí hacía todas las compras propias y de putas, pasó lo típico del verano: hace calor y quieres cruzar de un lado a otro de la calle, así que acortas por el Corte Inglés y de paso te refrescas con el aire acondicionado. Y en la sección de cosméticos me lo crucé. Me paró. Iba con una chica feísima, bajita y morenita, con unos ojos tan saltones que en vez de humana parecía rana, la boca asquerosamente descolocada y dientes en plan tablero de ajedrez. Super demacrada. Debía tener lo menos cuarenta años.

- Tú. Ella es mi prometida.
- ¿¿¿??? ¿Te vas a casar?
- Sí, en cuanto su hermana salga del hospital. El dinero que me diste era para comprarle el billete.
- Ah...
- Aunque ella quiere esperar un poco más, que sólo tiene 19 años.
- ¿¿¿Diecinueve??? - ¿qué tiene? ¿progeria? -.
- Pero  necesita la nacionalidad, ya sabes.
- Aham...

Claro ella no dijo ni mú porque no sabía hablar español.

Luego yo me fui a Madrid a trabajar y a vivir. Entonces cuando iba a Mallorca aparecía siempre una nueva historia.

Ya no estaba con la rumana con progeria de 19 años, sinó con su hermana más mayor con la hija, viviendo de alquiler en un piso: las hermanas putas, la hija de la hermana mayor, el padre de la niña y mi hermano.
A mi hermano ya le habían embargado su piso así que se buscó la vida y acabó viviendo en ese percal.

En una de estas que volví de Madrid a pasar un fin de semana me encontré a mi hermano con la hermana mayor, rubia y fea como la hermana pequeña, demacrada, y la hija... viviendo en casa de mis padres. Primera puta que trae a vivir a casa de mis padres. 

No entendía por qué si mi padre ya le había echado varias veces de casa, seguía dejándole volver y cada vez acompañado de una puta distinta.

La rumana y su hija volvieron al piso donde vivían al cabo del tiempo, porque mi padre estaba harto y las echó.
Mis padres se mudaron a la finca que tienen en Inca.
Mi hermano se quedó en casa con mis dos hermanas. Los que pudieron irse se fueron de casa al no aguantar la situación con el mayor.

En otra que volví a Mallorca mi  hermano empezó a soltarme que debería tomar las mismas pastillas que se tomaba para la depresión, que le hacían sentir super bién. Que le gustaba tomárselas. Descubrí que fumaba (tiene sinusitis crónica y asma) y que bebía. Con antidepresivos: fiestón.
Evitaba estar en casa porque se ponía a gritarle a la tele y a hablar solo mientras se meneaba como un niño con autismo. Daba un puto mal rollo...

Empecé a quedarme en casa de mis amigas a dormir, o en el sofá donde vivía mi hermano pequeño, porque mis hermanas que tenían la mala suerte de vivir con él (ya que nuestro padre, como no lo tenía que soportar, no le había vuelto a echar de casa) no paraban de llamarme en plan: no aguanto más. Traía a tías a casa, cada cual más pasada. Más delgada. Más demacrada. Estuvo llevando a una china con todos los brazos amoratados durante una temporada que se quedaba allí a dejarse caer muerta. Suerte no murió ninguna de sobredosis el tiempo que estuvo trayéndolas.

Y así hasta que empezó a salir y a hacer esgrima medieval y a tener amigos y dinero porque trabajaba en muchos sitios.
Hasta que le metieron en la cárcel por asaltar chalets y robar en supermercados. [Artículo 1] [Artículo 2] [Artículo 3] Y ahora está en espera de juicio.

¿Y por qué sigue dando por culo a la familia si está en la cárcel y seguramente no salga en muchíiiiisimos años?

He aquí las respuestas:

1) Mi madre cada vez que ha ido a verle a la cárcel ha salido llorando porque él la margina y la trata fatal. Hasta mi padre fue a verle una vez y nunca más, de lo asqueroso que es. Sólo quiere que mi madre vaya para que le pase dinero, ropa y le lleve a su novia a verle ya que, como está casado con una brasileña (....) no dejan pasar visitas que no sean familiares y acompañantes, y como no puede casarse con ella porque ya está casado, necesita a mi madre para poderla entrar.

2) Mi madre ya no va a verle, y la mujer con hijos que trajo de Barcelona por consiguiente, tampoco. Él, desesperado, convenció a mi padre para que le encontrara casa a la novia, ya que él desde la cárcel y sin dinero, no puede alimentarla.
Lo que no entiendo es que mi padre accediera.
Y ¿a dónde van las putas?
A casa de mis padres. Pero no a Inca, no, sinó a Palma. Donde viven mis hermanas. Que por fin estaban solas. Van y les meten a otra prostituta.

3) Mis hermanas han vuelto a la desesperada. Planifican cada cosa para poder echarla. Saben que se prostituye, que tiene dinero, que se mete droga...
Yo les meto prisa y les escucho los problemas. Más no puedo hacer. Si no cogen una venérea (no me mate usted, valiente y perspicaz Sr. Anónimo), cogerán una maligna. Es imposible no pillar nada compartiendo baño con una tía que vive de robarles la comida, no pagar una mierda y con problemas intestinales y estomacales que se pasa el día vomitando y con diarreas.
Por primera vez han contado con mi madre para el plan, porque mi padre está obcecado, no puede ayudar a su hijo mayor y aún siente la obligatoriedad de hacer algo con la que es su pareja. Pero no se da cuenta que pone en peligro la salud física y mental de sus dos hijas, aunque ellas le adviertan de todo eso. Él sigue con que ellas se lo inventan. Así que están en plan: FUERA DE AQUÍ, PUTA, hasta con mi madre.

4) En la cárcel está muy mal. Pero porque él quiere. Sus compañeros le pegaron una paliza que le destrozaron la cara. Se ha intentado suicidar varias veces y está vigilado. Y claro, no recibe visitas porque trata fatal a mi madre y nadie quiere ir a verle, excepto su super novia la puta, que no puede. Realmente os podéis imaginar que todo lo hace para llamar la atención. Siempre ha sido así y lo peor: siempre le ha funcionado. Y ahí está, pudriéndose.


Y esa es, amigos, la respuesta a la pregunta "¿a dónde van las putas?" que George R.R. Martin plantea a través de Tyrion Lannister en los libros:


LAS PUTAS VAN A CASA DE MIS PADRES.



PD: Tener un hermano pobre que se cree Richard Gere en "Pretty Woman" sí tiene precio: te afecta a la cabeza y acabas despreciando toda una profesión. La más antigua de todas.

.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Es venérea, no benérea.

Beyka ♫ dijo...

Me has dejado flipada... había leído el resto de historias pero no me imaginaba que todo esto fuese tan rayado... Espero que consigan sacarla de la casa, sinceramente. Y tu hermano tiene un morro que se lo pisa, con perdón...

Y no hagas caso de los anónimos... así se pasan la vida XD

Muaks!

Anónimo dijo...

Vaaleee! Admito que esta corrección ha sido un poco para chincharte xDD, pero hey! me encanta como escribes, tienes una narrativa súper peculiar tía que me flipa. Eres una crack.

Anónimo dijo...

And by the way, no te tilde de analfabeta ni mucho menos, solo era una corrección, solo eso, como cuando Messi falla un gol y Xavi le dice "ey tu tíralo mas a la derecha" y tan amigos, pues así xD.

Jana la de la niebla dijo...

pues no digo nada porque no podría parar, pero, hija, tenéis el cielo ganado, joder. Lo siento, nena, por tus hermanas, por tu madre, por ti, y a ver si tu padre se pone ya las pilas.
Un besazo.

ARY dijo...

Tía joder con tu hermano...me estaba poniendo de mala ostia leyéndote lo jurooo...pero me he descojonado viva al leer lo de los dientes en plan tablero de la ajedrez jajjajajajajajajajaja Eres la reostia pedorra!Por cierto, la perfumería Primor lo tienes en: centro comercial principe pio, gran plaza dos y plenilunio, eso de sitios que conozca así que haya ido. Y lo que me has dicho de la prebase de sombras de Kiko, es genial si te pasa lo que he nombrado, yo tengo los párpados grasisisisimos y me va de puta M....Un beso anda!

Kurai dijo...

Joder >.<. Mucho ánimo!! =(

Maeglin dijo...

Estos post son muy personales y valientes Misa, dejan con poco que decir a quien como yo ven tus oscuros toros desde la barrera. Vaya por delante que siento mucho la situación pero que la humanidad y fuerza de tu familia queda clara. Un abrazo más que virtual.