Seguidores de mis paranoias...

jueves, 23 de mayo de 2013

De cómo una grúa genera estrés pre-exámenes y que soy especial y me mudo.

Últimamente tengo esto abandonado. Pero ahora entiendo a todos los universitarios y gente con poca vida social.

Llevo desde el día 7 de mayo super estresada. El día 8 hice los exámenes en Zaragoza. Ayer me pasaron los resultados. Tuve de las mejores notas. Suspendí pero obtuve una de las mejores notas. Un 4'12. Da miedo, ¿eh? El nivel que hay. Más del 95% de los que nos presentamos suspendimos. Pensar que un 4'12 era de las notas más altas no sé si me hace sentir orgullosa o si el nivel que piden es demasiado alto o somos todos gilipollas.


El día 7 no estaba estresada porque me tenía que despertar a las 3h a.m. para ir al punto donde un autobús nos recogería a las 4h a.m. para salir hacia Zaragoza. El estrés fue causado porque a las 19:30h de la tarde del día 7, mientras hacía unas galletas para el camino que me esperaba esa madrugada, oí una voz que preguntaba:

- ¿Tu matrícula es XXX?
- Sí, ¿por?
- Se lo está llevando la grúa.

Y empecé a agobiarme. No sabía qué hacer. Sólo de pensar en pagar una multa, una grúa y toda la pesca... bajé 5 pisos por las escaleras a todo meter. Todo me parecía lento (¡¡el ascensor estaba lento que no subía!!). Mi coche estaba sobre una grúa y había varias personas con chalecos amarillos, motos de la policía... uf... ¿he matado yo a alguien? ¿Mi coche aparcado ha matado a alguien? ¡¡Si sólo dejé hace media hora el coche en una esquina porque no había sitio!! Esquina que es el comodín (porque se sigue aparcando ahí, porque ¡¡no molesta!!, aunque yo no, no tengo dinero por si vuelven los polis), puesto cuando llega el buen tiempo los guachupinos de 10 barrios a la redonda vienen al parque de al lado de casa en 12.000 coches a jugar a voleiball y cuando los que vivimos allí venimos de trabajar no hay sitio.

Así que llegué corriendo donde los polis y me bajaron el coche de la grúa (y gracias, gracias), porque ya se lo llevaban bien ancladito. Me dijo que tenía que pagar 62€ y me dió varias opciones. Elegí la que más tarde tenía que pagarlo porque tenía que ver cómo ahorraba, que no tenía un duro. Sacó la libreta de multas y la volvió a guardar. Le di las gracias. Claro, me había perdonado la multa de 90€ por aparcar mal. Mi sonrisa nerviosa o mi voz entrecortada y lágrimas acumulándose y a puntito de caer de mis ojos hinchados y enrojecidos, o que mis manos olían a masa galletas y chocolate... no sé lo que le frenó. Pero me libré. Sólo tengo que pagar la grúa. No sé cuando. Pero gracias.

No podía ni imaginarme si se lo hubiera llevado la grúa, levantarme a las 3:00h a.m, salir a la calle con uniforme, calculadora, lápiz y boli, a buscar el coche y preguntar dónde cojones lo dejé...más enterarme y el consiguiente gasto de grúa, transporte, multa y lo que sea que te clavan porque de repente el coche molesta, y no durante los años que se habrá aparcado ahí.

Bueno, pues en Zaragoza mal, aunque el viaje fue muy ameno.

Las siguientes dos semanas mucho estrés, entre clase y... descubrir que soy alérgica. Ha sido un duro golpe. He vuelto a la lectura por las mañanas, porque necesito quitarme el agobio sumergiéndome en otras historias que no sean la mía. La semana de fiesta de San Isidro me la pasé tosiendo y muriéndome entre trabajo y casa, alejada lo máximo de los gatos porque me dificultaban la respiración.

Sigo yendo los viernes a cuidar a los gatazos de la Asociación Madrid Felina, donde podréis conocernos y comprar cosillas para vuestros animalejos y merchandising hecho a mano, cuyo dinero íntegro irá a los michis (iré el sábado por la mañana y dejo que me pongáis cara), en el Expo 100x100 Mascotas, en el Ifema de Madrid, en un stand compartido con Dejando Huella:

Si linkáis daréis a un 2x1 en entradas para la ExpoMascota. ¡¡Ah!! Estaremos en el Pabellón 10 junto la puerta Norte. En la otra punta del recinto (se entra por la puerta sur donde el metro)
Así que si os gustan los animales y no hacéis nada el sábado por la mañana (salid el sábado por la noche y ya dormiréis el domingo), os recibiremos encantados. Comprad láseres para hacer correr a vuestros animalejos, camisetas, cosillas hechas a mano por las compañeras de la asociación y conoced a algunos gatitos que estarán encantados de brindaros con ronroneos gracias a vuestras caricias.

Mientras, la semana que viene es la última que dedicaré al estudio intensivo, puesto el día 3 de junio son los exámenes de Madrid, donde intentaré aprobar, no como en Calatayud. A ver si esta vez saco también de las mejores notas (pero sobre 5, por favor).

Ya estoy impaciente porque sea día 4. Ese día sacaré 5 cajas que tengo en el coche y empezaré a vaciar estanterías.
Y dos semanas antes que acabe el mes, meteré mi ropa en maletas.
Y una semana antes que termine el mes, a vaciar la cocina.
Y un día antes que termine el mes, a desmontar mi cama.

Y el primer día de mes de julio: a montar la cama para dormir en mi nueva casa.

Me mudo un mes antes :D
Lo único malo es despedirme de Matías (barra derecha del blog) un mes antes de lo previsto, ahora que me busca para que le acaricie y hace vida normal con los otros gatos...sigue buscando casa:



Así que aparte de estresada, estoy animada. Aparte de generosa, me siento pobre. Aparte de ser buena conductora (pongo los intermitentes en las rotondas), me siento mala por aparcar en una esquina.

Y os dejo, que tengo que hacer pruebas de exámenes de otros años a ver si de una vez por todas entiendo y apruebo las matemáticas.

.

1 comentario:

ARY dijo...

Woooo si, soy universitaria y creo que cuando no tengo estrés hasta lo echo de menos...La verdad es que si has sacado de las mejores notas es que te lo has currado hijaaaa,vamos aunque esté suspenso...Y si...una putada lo e la alergia yo la tengo y el ventolín y yo inseparables que somos! Un besazooooo