Seguidores de mis paranoias...

lunes, 4 de marzo de 2013

Mi hermano mayor... y las vueltas que da la vida

No sé cómo empezar a hablar de alguien a quién desde hace años no he dirigido la palabra más que para decirle, literalmente, unos: "Aham...", "sí, vale", "lo que tú digas", "no me importa", y distintas maneras de cortar las conversaciones tajantemente de alguien cuya vida me interesa... eeehmm... cómo lo decimos en mi pueblo... UNA MIERDA.

Según mi tía, mi hermano mayor de pequeño, era el niño del "por favor", "gracias", "te quiero", etc...
Era buenísimo. Era el hermano mayor que ayudaba a su madre a cuidar de los pequeños. Era el hermano mayor que mi padre podía confiarle el ayudarle con su trabajo. Era el hermano mayor al que le prometían regalos, juguetes y más cosas si sacaba buenas notas. Era el hermano mayor que ha tenido una infancia de trabajo pero también de recompensa. Pero un día dejaron de recomensarle por lo que hacía bien. Un día no sé si le picó un bicho de la personalidad y se la cambió completamente. El hermano mayor que yo he conocido no ha sido ese que me describen, o porque yo era muy pequeña y no tengo recuerdos.... o porque justo cuando empiezo a tener recuerdos de él han sido todos de rechazo o hacer algo para conseguir algo a cambio. No entraré en detalles. Pero un hermano jamás pediría según qué cosas ni chantajearía a sus hermanos pequeños o amenazaría e incluso haría desaparecer las huchas de la casa...

Sí recuerdo el día que oíamos gritos en el patio y mi madre decía que no podíamos salir de la casa porque volaban comics, películas y muebles de la habitación de mi hermano mayor. Mi padre le estaba echando de casa "a las malas".
Años más tarde, mi hermana mayor me contó que era porque a mi abuelo le desaparecía dinero... y casualmente en la habitación de mi hermano, sin trabajo y sin paga (¿paga? yo preguntándome en el colegio e instituto qué era esa "paga" de las que mis compañeros hablaban contínuamente), iban apareciendo videoconsolas, ¿una tele?, juegos y más películas y comics...

Se fue a casa de mi tía. Ella le acogió hasta que encontrara algo. Estuvo meses alimentándole y dándole una cama, ayudándole a encontrar trabajo. Y mi hermano mayor tiene una manera maravillosa de agradecer las cosas...

Encontró trabajo y acabó hipotecándose con mi segundo hermano mayor en el barrio de al lado.
Mi hermano nº2 acabó abandonándole y marchándose a otro piso porque la convivencia con él se hacía imposible. Peleas contínuas, pagarle su parte porque nunca llegaba, ser su "chacha", ver cómo derrochaba en cosas y más cosas materiales (y chicas, ejem) e ignorando sus obligaciones...

Y entonces llegó el día que el banco pidió el dinero que no entraba. La casa que no se pagaba. Las deudas que no dejaban de crecer...

Y fueron a por el aval.

"¿Qué aval?" - Se preguntaba mi familia, que ninguno había firmado nada porque él nunca dijo a nadie que le avalara.

Y los del banco llamaron al timbre de mi tía, mostrándole un papel firmado por ¿ella? con sus datos. Fueron a tasar todos sus bienes. Y le iban a quitar casa y coche también a ella para hacer frente a la deuda de miles y miles de euros de mi hermano. Digamos unos... ¿más de 60.000€? Todo en minicréditos, hipoteca y una cuenta subiendo en una casa de mala re-puta-ción.

Solucionaron ese problema al ver que ella no había firmado nada, todo era una falsificación. Pero no hubo denuncia, por favor, somos familia.
Y entraron los juicios.
Y entraron los embargos de nómina.
Y entró en problemas.
Y entró en barrena.

Y entonces llegó la pillada.
Le pillaron con las manos en la masa sustrayendo del almacén donde trabajaba productos de bajo y alto coste.
Y llegó el despido.
Y llegó la deuda con la empresa.
Y llegaron más problemas.
Y juicios.
Y la nómina más embargada aún.
Y el juicio.
Y la condena, que al ser el primero y menor de tanto tiempo, se fue a casita. ¿De quién? De mis padres. De un padre que le pagó la fianza para no pasar unos meses en la trena (era por robo menor).

Y no solo. Volvió con una rumana y su hija de 6 años.
Rumana que se fue a vivir con su ex-novio una vez mi padre ya estaba hasta el culo de alimentarla a ella y a la niña que tenía abandonada a los cuidados de mi madre, mientras mi hermano trabajaba para él para ganarse el sustento, y la rumana chateaba con su familia 24h y discutía con mi hermano otras 25h al día.
Así que las largó.
Y mi hermano acabó en la habitación de mi hermano pequeño.

Mi hermano pequeño hasta la polla de aguantarle, discutir, la falta de intimidad (mi hermano pequeño tenía novia) e incluso sintiendo pena por su hermano mayor, que no tenía donde caerse muerto.
Pero las discusiones le pudieron y al final mi hermano pequeño se mudó a la habitación de mi hermana 2ª mayor, que se metió en una hipoteca con el novio. Pero acabó mudándose a un piso con la novia, harto ya de pelear con lo imposible. Se le complicaron las cosas con mis hermanas, la novia, mi hermano mayor... mejor fuera que dentro. En esa casa siempre es mejor fuera, parece.

Mi hermano mayor tenía por fin otra vez una habitación en casa para él solo.

Mis padres se mudaron a la casa de campo, dejando la casa de Palma a cargo de mi hermana mayor y dejándola con el marrón del mayor y de cuidar de mi hermana pequeña.

Y mi hermano mayor parecía que empezaba a tener una vida. Volvía a tener amigos. Se metió en un grupo de entretenimiento. Iba a jugar y podía comprar cosas, comida e incluso tecnología. El mejor móvil. No pasaba tanto tiempo en casa. Sigue comprando cosas, muchas. Trabaja con mi padre...

Y de repente un día se ha reformado:

- Trabaja con mi padre.
- Tiene dinero para comprar muchas cosas.
- Tiene una novia, cocinera, que tiene dos hijos.
- Se ha sacado el carné de coche.
- Se compra un coche a medias con su... ¡¡compañero de piso!!
- Se muda a un piso con un amigo.

Y un par de meses más tarde le detienen por asaltar chalets.







FIN.

Estoy muy triste por nuestra madre. Y mi hermana pequeña. Y mi tía. Y toda mi familia. Y por mí. Porque nos ha tocado el gordo.

No tengo hermano mayor.

.

9 comentarios:

Miss Sanguinaria dijo...

Te entiendo perfectamente, porque en mi caso se trata de mi padre, que ha estado ausente en mi vida debido a su historial delictivo, eso y su nulo interés en relaciones que no sean utilitaristas, claro que para ir engendrando hijos con distintas mujeres y luego abandonarlos sí ha tenido tiempo. Lo peor es que cuando comentas esto, tienes que contarlo hasta el final, porque si no, la gente te suelta esa mierda de "pero es tu hermano/tu padre/ familiar aleatorio" como si sólo por eso fuera buena persona o mereciera tu amor y tu respeto. Sigo tu blog, que me encanta.

Iris Vivaldi Onasis dijo...

Vaya papeleta, por descracia no puedes hacer nada tu hermano esta en un circulo que no quiere salir y si el no quiere, los demás no pueden hacer nada aunque se intente.

Animo, besos!!!

Doctora Anchoa dijo...

Qué pena, Misa. Un besazo enorme.

Maeglin dijo...

Puedo ver mucho más que antes en el comentario que me dejaste hace poco. Una historia así... en fin entiendo que "quemases y enterrases esa nave".

Un abrazo y gracias por compartir todo esto.

Rainy♥ dijo...

vaya, que complicado y frustrante, uno ve a sus hermanos o hermanas y las quiere ayudar pero uno les da la mano y ellos toman el pie y te terminan decepcionando, pero es familia y terminas perdonándolos y queriéndolos ayudar de nuevo, es como un circulo vicioso que solo la persona (en este caso tu hermano) puede parar, pero sería mejor que mejorara no a corto plazo si no a largo, en fin, mucho ánimo para ti, saludos :)

Kurai dijo...

Lo siento mucho Serda =(

También estaba en el ajo de los chalets mi profe de esgrima favorito, incluso conocía a tu hermano de algunas clases y no sabía que era tu hermano >.<

Mucho ánimo para ti y tu familia <3

Misaoshi dijo...

Sólo espero que con las´ultimas declaraciones les caiga a los otros 3 lo mínimo por ese tipo de delito.

Qué fuerte, joder.

Misaoshi dijo...

http://ultimahora.es/mallorca/noticia/sucesos/ultimas/lider-banda-mercenarios-justifica-companeros-tenian-miedo.html

EriKa dijo...

Hola!, Misaoshi.
Vaya tela!
Chica... lo siento por todos, no os conozco demasiado pero, lo siento.
Cuando un elemento así cae en una família es un palo, todo el mundo sufre pero a los padres los destroza.
Cuidaros mucho.
Besitos.