Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Todo queda en familia

De los creadores del "Yo mi abuelo soy", de un amor filial entre una abuela y su nieto [LEEDLA Y SUFRID], llega a nuestras retinas el absolutamente nada esperado: "Me follo a mi madre cuando quiero y como quiero".

Jessica es una mujer de 56 años que tiene una hija de 22, llamada Mónica. Ambas se hicieron famosas por haber creado un sitio porno en Internet en el cual se muestran juntas como las protagonistas de los videos eróticos.
Estas mujeres, oriundas de Tampa, Florida, se hacen llamar Las Sexxxtons y, como ya han logrado gran popularidad en la web, ahora lanzarán al mercado un DVD porno con el que compartirán con su público todas sus aventuras familiares.

En sus publicaciones se muestran manteniendo relaciones sexuales con hombres y mujeres al mismo tiempo pero no entre ellas, por lo que aseguran que lo que hacen no es una práctica incestuosa, aunque algunos psicólogos lo catalogan como "incesto emocional".
No, no es incestuosa. Claro que no. Si el incesto sólo es entre hermanos ¬¬.
Yo me pregunto, ¿cómo se les ocurrió?

Estaba un día la madre masturbándose y entró la hija y dijo:
- ¿Quieres que te ayude?
... y la madre, en vez de decirle: "¿Qué haces, niña? ¿No deberías estar en el cole? Vete a tu cuarto" le dice:
- Claro que sí, campeona.

O estaba la niña masturbándose y entra la madre y le grita:
- ¿QUÉ HACES? ¡¡LO ESTÁS HACIENDO MAL!! ES ASÍ. ¡¡ASÍ!!
- Oh mamá, cómo me haces gozar, sí sí.

No, en serio, ¿CÓMO SE LES OCURRIÓ? La madre escondía mal los vibradores. O la madre encontró porno lésbico debajo del colchón de la hija. O la hija observaba por la mirilla a su madre masturbarse. O un día la hija durmiendo su madre la despertó y le comió el coño.

Que nos lo cuenten, por Thor.
"No tenemos ningún problema en hacer un trío. Las dos tendríamos relaciones sexuales con un hombre pero no interactuaríamos entre nosotras", afirmó la madre, quien destacó que con Mónica siempre fueron las dos muy abiertas a la hora de hablar de sexo.

Yo también con mi madre, mis hermanas y mis amigas y ninguna nos comemos la vagina. Ellas dicen que tampoco pero yo no me lo creo. Las veo en mi imaginación (NO, NO, DESAPARECED) comiéndoselo todo el día.
Mientras que la hija aclaró que lo que hacen no es tan fácil como parece: "Nuestros labios nunca se tocan y eso a la hora de filmar puede ser un gran problema… Yo disfruto del sexo y disfruto de estar con mi mamá. Durante las escenas sólo pienso en lo ricas que vamos a ser. Todo esto fue mi idea, dejé el colegio y se me ocurrió que esta sería una buena manera de ganar dinero".
¿Qué labios? ¿Los de arriba o los de abajo?
Qué manera de disfrutar de tu madre, pedazo de guarra.
Había oído eso  de "matarías a tu madre por dinero". Y ella contestó: "no, yo me la follaría". Y así fue. Y mira cómo les va. Comiéndose los carnosos labios vaginales y haciendo la tijera.

- Hija, tengo un hilo suelto, ¡la tijera!
- Ay mami, eso es el tampax. Hoy no que sangra.

Y claro, lo normal es dejar los estudios para follarte a tu madre y vivir de ello.
Cabe destacar que ellas les mostraron su documentación a varios incrédulos para que puedan comprobar que realmente son madre e hija y que, además, no descartaron la posibilidad de incluir a un futuro hijo de Mónica cuando tenga una edad permitida para poder hacerlo.
 Eso es inversión de futuro.

- ¿Sabes lo que falta aquí, hija mía?
- Dime, mamá.
- Un hombre.
- Uf, mami, es que meter a un desconocido aquí... con lo que me gusta comerte todo el coño... no sé si podría compartirlo con nadie. Mmmff mmfff slurp
- Ya había pensado, oh, hijita mía, cómo me gusta. Sigue. Oh. Lo que falta aquí es "nuestro" hombre.
- ... ¿en quién estás pensando?
- Has de tener un hijo.
- Oh, mamá (glurp), ¡es que te como! Qué idea tan genial. Pero... ¿y si es niña?
- Donde caben dos, caben tres coños.

Y nos muestran lo que hacen durante un día normal:

 Aquí es donde pasamos todo el día porque nos encanta follarnos y grabarnos.

 Tomamos el sol para parecer más delgadas en los videos. Es que el blanco hace gorda.

 Hacemos abdominales juntas, como todo. Los brazos los hacemos masturbándonos luego.

 Jajaja, soy una guarra y me encanta comerle la concha a mi madre, que es más puta... 
Mira qué elásticas, mira, mira. Luego nos abrimos. ¿Lo pillas? ¡¡Nos abrimos!!


¡¡ENFERMAS!!

4 comentarios:

Janton dijo...

Bueno, aunque parezca increíble, no son las únicas. Hay una madre y una hija vascas, creo que de San Sebastian, que se han filmado primero follándose entre las dos a un presunto respartidor de pizzas (Dicen que espontáneo pero no me creo nada...) y luego haciéndoselo las dos mientras el feliz marido y padre se hace una soberana paja.

A mí, la verdad, semejante cosa no me pone nada, pero que hay mercado para eso, es indudable...

Iris Vivaldi Onasis dijo...

Son unas cerdas prefiero ni imaginar dios que grima y que asco, deberia estar prohibido son peor que los animales.

Jana la de la niebla dijo...

Pues mira, con estas cosas sí que empiezo a creer que se acaba el mundo mañana. Y si no se acaba, que lo paren y me bajo, que estoy ya muy harta de todo.

Doctora Anchoa dijo...

Pues sí, están fatal. Alucino con eso de que es una manera de ganar dinero... ¿really?.