Seguidores de mis paranoias...

jueves, 21 de junio de 2012

Odio. Celos. Resentimientos. Regocijo.

No iba a hablar de ello, pero como esto es un blog personal y puedo hablar de lo que me dé la real gana... y como no pierdo nada...


Hace dos días me llegó un mensaje privado al facebook. Era de un ex-amigo de mi ex-pareja (madre mía, qué mal suena el pronombre posesivo "mí" cuando se trata de personas), al que no veo desde hace... ¿octubre?. Decía así:

"Me ha salido en la portada las fotos del cumpleaños de Sergio"

Y yo, pensando que se trataba de algún álbum antiguo que colgué yo, seguí la conversación...

"Bueno, ¿y pasa algo? XD ¿las elimino? si yo no miro esas cosas atrasadas"

Y siguió....

- A su novia se le ve el chocho. Jajaja
- ? de qué album dices? pensé que decías de mi facebook. A mí me da igual sus vidas. No sé por qué te empeñas en contarme nada.
- No, no. Porque me resulta gracioso.
- A mi plim, ni gracia ni pena ni rabia. Sólo vivo mi vida e ignoro lo que no me interesa.
- Cada vez que sé más de su vida, me resulta cada vez más patética.
- Pues no sé por qué la sigues en lo que hace. Con lo bonito que es vivir cada uno su vida.
- No voy detrás mirando cosas. Me resultó curioso que me apareciera su álbum cuando no lo tengo agregado.
- Pero sí sigues resentido, eso seguro. Eso debería ser imposible que yo sepa :/
- Creo que es a la única persona a la que le guardo rencor y tengo odio. Y mira que me han tocado las narices en mi vida.
- Pues con eso no vas a solucionar nada. Ignóralo.
- No quiero solucionar nada. Me regocijo al ver que su vida va a peor. Y ver como hace varios años en su cumpleaños éramos 18 personas, luego 12, luego 8 y ahora 4, pues...
- Yo no puedo vivir así, así que si sólo me vas a hablar de tu odio visceral hacia esa persona a la que no le guardo ningún rencor, pues no me interesan estas conversaciones. Me caes bien, y habrá mil temas que hablar, pero este no.

No volvió a contestar y no creo que lo vuelva a hacer.

Parece que hay gente que sólo vive y se alimenta del odio hacia otras personas. Qué triste.

Y ahora os cuento lo que ha sucedido últimamente. Y por qué voy a remarcar a la OTRA en mayúsculas. Y entenderéis por qué lo seguiré haciendo.

Todo ocurrió un día en el que todavía hacía frío. Me llegó un mensaje privado al Facebook (qué fijación, de verdad) de un usuario random que... resultó ser de la OTRA. De la OTRA de la cual no sabía ni su nombre, ni que tenía facebook, ni cómo era, sólo le había visto la cara en una captura de pantalla de Tuenti (que no tengo) que me pasaron por e-mail y, por cierto, mi único comentario sobre su físico fue "al menos me ha puesto los cuernos con una tía buena".

Sigo...

Copiaría el mensaje pero ocuparía unos dos-tres folios si lo imprimiera. Su mensaje era de odio. Un odio profundo hacia mí intentando "solucionar" ¿QUÉ? Intentando hablar y comentarme lo mal que lo ha pasado ella y que dejara de sentir celos y odiarla y estar resentida porque él me dejara por ella. ¡¡¡Que enterrara el hacha de guerra!!! y que dejara de llamarla LA OTRA, que ella no era LA OTRA. Me parto, por cierto, con esto.
Que llevaba meses leyendo mi blog. Atención. Leía mi blog durante meses y meses. Me buscó por internet para ponerme cara. Necesitaba poner cara a la persona con la que él la engañaba. Genial.
Que él no sentía nada por mí y que por eso empezó a enamorarse de ella (algo lógico, mujer), pero con un tono que me lo imagino en plan peliculero "¡¡porque era a mí a quién quería, A MÍ!!". Y que me contaba todo esto porque me veía como una persona con la que se podía hablar de cualquier tema, tras meses leyendo mi blog.

Qué decir que lo leí cuando estaba en una conversación muy graciosa por el wasap con un tío al que quería follarme y me la sudaba bastante lo que me pudiera comentar dicha person por facebook, así que no lo leí entero y la corté con un, resumo: no me interesa no me mandes estas cosas.

De verdad, qué poco considerada soy. Alguien me abre su corazón y yo pensando en pollas. Luego la bloqueé del Facebook. No vaya a ser que me conteste. ¿O me bloqueó ella? No me acuerdo. Pero miro mi lista de bloqueados y la tengo apuntada, así que lo debí hacer. Qué asco de persona soy. No merezco vivir.

Ese es todo mi odio visceral hacia ella y ese pedazo hacha de guerra que tengo contra ella y lo que la pongo a parir. Qué cosas. Y sólo la nombré en el blog como LA OTRA una vez. Una puta, única y exclusiva vez. Vamos, que si no llego a estar resentida porque me dejara por ella esto sería una batalla que ríete tú de las Guerras Mundiales.

Hace un par de meses quedé con Sergio en que me traería a Madrid mis cosas. Todas las cosas que tenía en Ponferrada.
Llegó tarde esa mañana de sábado al lugar que habíamos quedado. Sin haberme dicho nada, yo sabía perfectamente (porque a la gente así se la huele desde lejos), que era por ir a buscarla porque seguuuuuuuuro que habían discutido el que nos volviéramos a ver sólo, única y exclusivamente para pasar mis cosas de coche a coche. Pues allí estaba ella. Con la cara hecha unos morros mirando al frente y girándome la cara.

Pues qué queréis que os diga.

Me entró la risa. Pero no de regocijo. Sinó de, joder, qué me resultó graciosa la situación, porque la que parecía regocijarse en el mensaje que él no me quería era precisamente ella.

Ella, la que debería ser super feliz, me odia profundamente y no soportaba ver, ¡¡ni confiaba!! que el hombre al que ama me viera por primera vez tras meses y meses. ¿Por qué? Celos, no los entenderé.

Y bueno, sí, la saludé. Le dije, sonriente, porque realmente no tengo absolutamente nada contra ella, es más: ME DA PENA, pues me apetecía saludarla. Y ni parpadeó. Miraba al frente. Por el retrovisor le ví su borde cara mirando al frente sin inmutarse ante mi saludo.

Y yo pensando: joder, debí haberle hecho más caso en aquél mensaje. Un: sí, sí, lo que tú dijas. Te odio y tal. Te quiere y a mi no. Aham. Chao, que vaya bien.

Pues al cabo de unos meses yo estaba tranquilamente en Dublín (¿anda, en abril ya? y no he hablado de ese viaje. No tengo perdón) con dos amigos cuando recibí varias llamadas de mi madre. Llamadas que, obviamente, no cogí.
Nada más llegar a España llamé a mi madre porque sus llamadas eran así, como diría, hechas con insistencia.
Resulta que habían llegado dos cartas a nombre de Sergio por el seguro del coche. Ambos habíamos hecho el año pasado el seguro en el mismo sitio y yo puse la dirección de mis padres en Mallorca, y se ve que al haberla hecho juntos se la enviaron a mi dirección.

Pues le envié un wasap:


"Ha llegado una carta de allianz a tu nombre a casa de mis padres. Q tienes q pagar cuatrocientos y pico de seguro. Cambia la dirección XD"

XD significa: de buen rollo, tío.

Pues me llega esta contestación:

"Que borres ya mi numero pesada".

Bien. Bien. Sergio jamás me ha hablado así. JAMÁS. Sabía que era ella desde el primer momento y decidí dejarlo pasar.

Hasta que me di cuenta que me faltaban unas películas que me devolviese y le mandé otro wasap a los meses (con un poco de miedo a ver qué me soltaba la novia) y me contestó él, disculpándose y acabamos hablando y me contó lo que había pasado:

Ella le había cogido el móvil (algo que para mí es imperdonable) y no sólo me contestó eso, sinó que además me había borrado.

Genial.

Y que ella es agradable con todo el mundo menos conmigo. Me odia a muerte. Yo creo, con esas palabras, que si un día nos cruzamos por Madrid, me mataría. Yo me reiría mientras lo hiciera. Es que me hace gracia que una persona no pueda vivir su vida sólo porque prefiera odiar algo del pasado que no va a volver a ocurrir jamás.

¿Por qué a la gente le cuesta tanto pasar página?

Y hablando de celos....

Me da cosa hablar de esto porque sólo manda mensajes amenazando que va a denunciar y tal, y me parto, por cierto, también con este tema...
Pero me voy a arriesgar....... dios, qué miedo, en serio... es que mañana me llega otro mensaje y esto ya es que no es solucionable jajajajaja ¡¡que me denuncia!! ¡¡¡¡A MISAOSHI-SAMA!!!!

Hace poco, siguiendo con la fijación de mandarme mensajes privados al facebook, me llegó un mensaje de la ex de un compañero y amigo de oficina.
Pues resulta que él puso un día en facebook que ella le pedía más dinero para la manutención de la niña (tienen una hija, sí). Y bueno, pues siguiendo con la tónica y la ironía de la conversación dije algo así como "¿qué necesita más dinero para los ventolines?" (tiene asma). Ni siquiera me acuerdo porque es un comentario que se escribe sin pensar, lo primero que se te viene.

¿¿¿¡¡¡PARA QUÉ DIJE NADA!!!???

Meses después y viniendo de la nada, otro mensaje parrafada de folios si lo imprimiera, pero de ella. Yo estaba en el  Sonisphere acampada tranquilamente y no quería gastar la batería del móvil para que me diera tiempo a leer tooooodo eso, así que la bloqueé directamente y desconecté.

Que me iba a denunciar por calumnias. Porque él nos estaba mintiendo a todos los del trabajo y bla bla bla. Ese tío es el tío más simple que conozco (y conozco muchos) pero con este tema lo ha pasado muy mal, como para que venga la ex-mujer mandando mensajes a sus contactos de facebook amenazando de denuncias. Y guardando las conversaciones de facebook de su ex-marido. Un facebook para encontrarnos. Un facebook para atraernos a todos. Un facebook para denunciarnos a todos a.... la policía.

Me parto.

En serio. Los celos. El odio. Los "no paso página porque me regocijo cuando a alguien le va mal". Eso sí lo odio.

Dejadme vivir mi vida en paz.

En serio. DEJADME VIVIR MI VIDA EN PAZ.






Yo sólo quiero que sea viernes. Seguir mirando pisos. Ir el sábado a Ávila a comerme un chuletón (que no va a poder ser, me acaban de decir, pero ya haré algo). Ver a mi Sole que vive-estudia-trabaja en Barcelona y viene este finde y saldremos de fiesta. Y que sea domingo, ver al tío que me pone, dar una vuelta, abrazarle y comérmelo entero. ¡¡¡Y MAÑANA SALE EL QUINTO LIBRO DE CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO: DANZA DE DRAGONES!!! Qué ganas tengo de leerlo.


¿Por qué os empeñáis en odiarlo todo y meterme en medio?

.

8 comentarios:

Rdimichelle dijo...

Es lo que tiene la gente vacia y envidiosa, siembran odio por que viven en la mequindaz

Doctora Anchoa dijo...

Conozco a unas cuantas así, prefieren vivir amargadas con agravios (reales o imaginarios) pasados, que aprovechar el momento y ver las cosas buenas. En fin, ellas se lo pierden.

Beyka ♫ dijo...

Jooooo-der!
Es que en cada una te metes sin ni siquiera venir a cuento!
Espero que se solucione todo, es decir, que todo quede en "nada".

Un bexito :)

Losselith dijo...

Te sigo en silencio desde hace mucho, rompí con mi ex casi a la vez que tú con Sergio y te he comprendido mucho-mucho.

Me parece admirable tu actitud hacia estas cosas que te pasan...
es que no me puedo callar... ¡¡qué fuerte!!

Desde luego que esa chica tiene porqué estar celosa, si él te engañó con ella, tarde o temprano la engañará a ella con otra... se llama karma!!!

(y que se estudie tu blog... ya es demasiado)

hakuna matata!

Iris Vivaldi dijo...

Que te entre por un oido y que te salga por el otro,ni fu ni fa a la gente ultimamente le gusta tocar la moral se deben de aburrir mucho.

Kurai dijo...

Y yo que pensaba que era celosa... a su lado no soy nada ='D

Maeglin dijo...

Te has comprado la edición de 46 € de Danza de Dragones? Eso eso es pasión...

Jill dijo...

Ya sabes lo que opino sobre este tema. xD

Pobre chica, empezó una relación desde la mentira y le va a ser muy difícil a confiar en él... creo que muchos años pasarán hasta entonces. La cuestión es que culpa de su inseguridad hacia él a personas que no tienen la culpa de que le mintiera... y eso no es muy sano. Para superarlo primero ha de asumir quién es el verdadero culpable de lo que pasó y, cuando lo vea, ser capaz de perdonar y pasar página. Si no es capaz de hacerlo esa relación nunca podrá ir bien. Es muy duro... y no sé si tanto esfuerzo y dolor merece la pena.