Seguidores de mis paranoias...

jueves, 14 de junio de 2012

La muerte acecha cerca

Estos últimos días, posteriores a mi viaje a Mallorca en el que disfruté del húmedo y tibio aire rozando mis pezones en la arena durante mis dos visitas a la playa. El relajante sonido de las olas del mar. Las risas desmesuradas contra mis dedos de los pies con movilidad reducida (¿cómo cojones la gente puede mover tanto los dedos y hacer esa fuerza descomunal, teclear e incluso romper cacahuetes y huesos de pollo con ellos? o doblar los dedos hasta tapar completamente las almohadillas. No es normal). Comer como una cerda pizza y dulce. Ensaladas tanto en restaurante como en la playa. Helado. Piscina. Ver de nuevo caras queridas. Cena familiar horriblemente aburrida con concierto de una ciega incluida.

No sé, un fin de semana de 4 días relajante...

Ha llegado esta semana y se ha vuelto a la realidad.

Llevo días hablando de muerte.

Muere alguien del trabajo.
Muere alguien querido de un amigo.
Detectan algo mortal a alguien muy querido de un amigo.

Y sólo escuchas la palabra MUERTE. Y recuerdas siempre las muertes que más te han afectado. Y piensas. Y sigues pensando. Y no sólo piensas: sinó que casi todo de lo que se habla es sobre ese tema. Y es normal.

Y tras conversar, piensas en lo que estás haciendo con tu vida.

Y pensé en algo que me encantó y un mensaje maravilloso: tras ver la obra THE HOLE, que salí eufórica gritando SÍ, SÍ, SÍ. Animándote a vivir. Ver lo que te queda por vivir y disfrutar de la vida.

Y pensé en lo que llevo haciendo el último año. Vivir casi al límite. Dentro de mis posibilidades. Sin reprimirme las ganas de hacer una cosa u otra. Si algo me gusta comprarlo. Si alguien me gusta dejárselo ver. Si siento algo decirlo. Si me dan ganas de hacer algo, hacerlo. Si quiero viajar, proponerlo. Si me enamoro de un animal, querer robárselo al dueño y no hacerlo sólo, única y exclusivamente porque sé cómo me sentiría yo si me lo robaran a mí. Si veo un niño super gracioso o un bebé precioso querer robárselo a los padres para ahorrarme un parto doloroso y pienso lo mismo que cuando veo un animal que quiero...

Y pienso en lo poco que he vivido y en las tantas cosas que no hago porque: "hay que ahorrar". Por ejemplo. El tema del dinero casi siempre es el que nos reprime de hacer muchas cosas. O el "eso engorda". O el "paso de ir sola".

¿Por qué no?

Y tengo una eterna pelea con mi mente y mi instinto. Y luego me peleo porque quiero comer mejor e ir a correr más (voy día sí, día no) y que tengo que bajar unos kilitos. Y luego al final lo acabo comiendo y me siento mal. Y luego pienso en lo preciosos que son esos zapatos pero valen una pasta. Y al final... pues... ¿qué son? ¿no me gastaba alguna noche 70€ sólo en cubatas y chupitos, cenar e invitar? Ánimo zapatos, venid a mí. Y luego pienso en todo lo que he hecho, disfrutado y dejo de reprimirme.
Pero luego veo mi cuenta bancaria y veo como baja y luego veo como vuelve a subir, oh, paga extra. Oh, mierda, mi coche se ha roto. Joder, 600€ de taller. Mierda, Hacienda el mes que viene: 500€ menos en mi cuenta. Joder, el seguro del coche, 590€  menos. Vamos a Mallorca, no quiero gastar mucho... pero me encanta el pà amb oli, si no voy a venir en meses. Aprovecho y comamos en tal sitio. Tomemos pasteles. Desayunemos como cerdas. Gastémonos el sueldo, que para eso lo cobramos.

Y ahorrar para...

Ahorrar para...

Y pensar en la gente que se ha ido.

Un joven en un accidente. Estudiaba para piloto. Adiós.
Un hombre de 54 años que iba a ascender a lo más alto de lo más alto en un par de semanas, trabajando toda su vida para llegar a eso. Adiós.
Un hombre que ahorraba para hacer un viaje alrededor del Mundo cuando se jubilara. Adiós, dos años antes.
Un niño de 9 años con toda su vida por delante, que no va a conocer jamás lo que es ser joven, la pubertad, ser adulto, jamás sabrá que se siente cuando... jamás experimentará nada. Sólo ha tenido la vida de un niño, jugar y jugar y pelearse porque no quiere estudiar y prefiere jugar a la consola.

Y yo preocupada en ahorrar para el día de mañana....

Que quizás no exista.

¿Por qué reprimirme? La vida son dos putos y miserables días. La vida es un sinvivir pensando en el dinero, no llegar, no engordar, tener una vida saludable para el futuro, tener algo ahorrado para el futuro, tener un trabajo estable para el futuro. Vivamos el presente. Gente que se pasa la vida ahorrando o cuidándose. Un coche que aparece de la nada o un borracho que se la suda su vida y la de los demás. Un mal golpe. Un tumor. Un derrame. Un infarto. La muerte, al fin y al cabo, es lo único que no tiene solución.

Y la muerte, al fin y al cabo, es donde me gustaría llegar habiendo vivido lo mejor posible. Intentando reprimirme lo mínimo posible, pero porque no puedo ir secuestrando y robando niños y animales que tantas ansias tengo de tener en un futuro. Futuro que no veo llegar. Y en cambio tanto temo llegar sin haber vivido tantas experiencias...

Lo único que me da miedo es estar ahorrando para un futuro que no llegue. Intento no pensarlo pero se va tanta gente. Le puede pasar a cualquiera.

.

4 comentarios:

Doctora Anchoa dijo...

Cada vez soy más fan de tu filosofía de vida, y te está hablando la que antes era "doña futuro", tanto pensar en el futuro, y no es ya tanto que pueda no haberlo, que también, sino que no tiene por qué parecerse ni remotamente a lo que esperabas. Eso sí, lo que disfrutes ahora sí está asegurado.

Maeglin dijo...

Anoche a duras penas pegué ojo. Esta mañana agobiado por ruido de sables laborales y económicos he notado un pinchazo en el pecho. Curiosamente hace apenas un mes me chequeaban que estoy como un toro en rasgos generales. Y he descubierto que con todo eso del " ahorrar" en mi caso lo de la " hipoteca" y exceso de telediarios necronómicos me estoy buscando las cosquillas a la salud. Al leer esta entrada yo también me conjuro al Carpe Diem, a no dejarme cosas en el tintero y a ! Que diablos! Pasar este verano unos días por Baleares que mis pezones también quieren algo de ese aire jejeje

Iris Vivaldi dijo...

La vida es... eso dos dias no lo has podido decir mejor, lo que importa es el presente el aqui y el ahora y el mañana y el futuro ya se vera, Carpe Diem.
Pero como dice la frase de una canción que me encanta :
La VIDA no espera, no AVISA, ni se hace tu AMIGA. La VIDA es 1 JUEGO con 1 PARTIDA. Nos trata de tú, nos GRITA y nos MIMA. Nos RETA, nos pone 1 EXÁMEN al día. La VIDA es lo único que MANDA en la VIDA. La VIDA no es tuya, NI tuya, NI mía. La VIDA es la VIDA, nos PONE y nos QUITA.

Pues eso a vivir a tope!!

Beyka ♫ dijo...

Joder a mí me pasa lo mismo, en una semana o dos han muerto el amigo de una amiga y dos familiares de amigos de mis compañeros de clase... últimamente sólo hablan de esto.