Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 9 de mayo de 2012

Flipando con el Alsa

He criticado diez mil veces a Alsa, la compañía de autobuses.

Sus mierda autobuses que nos ponían para ir a Ponferrada y volver, de los de la época de Primo de Rivera, sin reposabrazos, ni reposapiés, ni baño (¡5 horas!), ni cinturones, ni tele, mi música, ni nada. Totalmente desfasados y, lo que es peor: ilegales. Porque es obligatorio tanto el uso de cinturones como el baño, por no hablar de lo que nos venden.
Pagando el mismo precio que los 60 pasajeros que como salían de otro lugar, les ha tocado el autobús "bueno".

Y el año pasado, volviéndome loca para dar de baja la tarjeta Bus Plus, fui hasta la estación de Méndez Álvaro, y me dijeron que tenía que enviar un fax y luego mandar por correo postal la tarjeta.

Una tarjeta que únicamente necesitas el número de tarjeta y el DNI (inscrito en el papel de al lado pidiendo darla de baja), con 390€ disponibles para el primero que meta esos datos en internet.

Una seguridad abrumadora.

Así que me negué a enviarla y la guardé en un cajón.
Una semana discutiendo y enviando mails a atención al cliente quejándome de su mierda servicio y su incompetencia diciéndome cada vez que llamara de un sitio a otro pasándose la bola para que me dieran de baja la tarjeta y me dicen que no, que fax, que enviarla por correo, que etc, que te jodan.









Así que cuando imprimí hace dos semanas el borrador de Hacienda y vi lo que tenía que pagar, pensé que ese dinero me vendría tan bien, y era tan ansiado...

Me puse a buscar la tarjeta y... ¿dónde está?

¡¡Me cago en la puta!! ¡¡Mi dinero!!

Llamo a atención al cliente y tras poco tiempo en espera, la chica me pide mis datos y me da el número de tarjeta, diciéndome que envíe un correo a busplus@alsa.es con el número de tarjeta, mi nombre y apellidos y DNI, explicándoles lo que pasaba.




No pasa un cuarto de hora y me llega un correo electrónico de Alsa pidiéndome mis datos bancarios para hacer el ingreso.

Flipando.

Envío el correo.

Diez minutos después me dicen que ya han enviado mis datos al departamento de contabilidad y ellos me enviarían un e-mail confirmando la transferencia.









¡¡¡Y DIGO YO!!!

¿¿Tanto les costaba hacer esto el año pasado cuando estuve preguntando y discutiendo con ellos una semana y derivándome de unos a otros para algo tan sencillo como algo que me han hecho hoy en menos de media hora??


 Maldita burocracia. Igual que en las compañías de teléfono: date de alta por internet, pero para darte de baja necesitas un burofax y unos paseos de aquí para allá.

Venga ya. Luego si dices que te han robado el teléfono o has perdido tal tarjeta (falsa o verídicamente) te hacen exactamente lo mismo en cinco minutos por teléfono o internet.

No lo entiendo.

De verdad, con lo sencillo que es, no lo entiendo.

.

No hay comentarios: