Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 18 de abril de 2012

Pruebas y pruebas. Trabas de la vida.

Estoy agobiada con varios temas.

Uno de ellos son las pruebas físicas para el ascenso el martes. Voy a entrenar poco. Pero es que con este frío y viento no consigo ni llegar a la pista de atletismo (está a 2 km y voy corriendo). Me para. Y acabo con dolor de cadera por el esfuerzo. Ni que fuera a cazar elefantes a deshoras.
Aparte, llego con una tos asfixiante que no sé si es porque me enfrío los pulmones o... porque últimamente y coincidiendo desde que salen esas cosas blancas volando de los árboles, noto picor en los ojos, sequedad y a veces me sale una ristra de estornudos. Y correr me sienta fatal. Normalmente cuando voy un par de días no me cuesta retomarlo y me tiro unos meses corriendo día sí día no (hasta que me sale algo y empieza de nuevo la pereza). Y ahora me cuesta ir un día a la semana. Con las pruebas tan importantes que tengo...

Y con la alergia que creo que me está empezando a surgir... ojalá no sea eso. Ojalá.

Y otro de ellos son las pruebas médicas para el ascenso el martes. Lo he dejado en standby, estoy esperando que me llamen de la enfermería para decirme si me firman o no el apto. Puto oído izquierdo. Putas otitis. Puto tímpano. Y la enfermera más borde me tuvo que tocar. Cuando me dijo: "es que estás sorda" estuve a punto de contestarle: "pues te he oído perfectamente, hija de puta".

No sé si lo he dicho, pero durante mi último viaje a Mallorca fui a la revisión de la operación y me hicieron una audiometría. Recuperé el doble de lo perdido en el nervio auditivo. Es decir, ahora oigo al 50%. Y en junio tengo que volver para la siguiente revisión y me dirá si por fin puedo nadar (meter la cabeza bajo el agua, vamos, y aprovechar el mar y la piscina a tope), si está cicatrizado al 100%.

Pero si en mi curro, al lado de la cabina de audiometrías se ponen dos tías a hablar con la mujer que me está haciendo la prueba, no me concentro y no escuchaba absolutamente ningún pitido. Pero ninguno. Sólo del oído derecho, que escuché todos, pero la tía me lo dejó en blanco porque con el oído izquierdo no sabía si me pasarían las pruebas.

Genial. Gracias, pedazo de zorra.

Y bueno, en todo lo demás no me puedo quejar. Tengo trabajo estable (por ahora). Tengo más vida social. He conocido gente con la que hacer cosas que me gustan: juegos de mesa frikis, softcombat, frikear en general, Juego de Tronos, viajar, salir de fiesta, ir a tomar algo, empobrecer yendo de compras e incluso ... ;D.




Pero qué ganas que sea fin de semana para descansar cuerpo y mente. Que pase rápido el lunes y martes con las pruebas. Y qué ganas que sea miércoles para estar en otro país tomando cerveza y sidra. ¡Oh, sí! Dublín.


Perdonad que no esté muy fina con las entradas últimamente. Me pasan cosas, pero nada narrables ahora mismo.

.

5 comentarios:

Rdimichelle dijo...

Bueno ya sabes una de cal y otra de arena...espero que se recupere al 100% tu oido y que la sidra y la cerveza no nieblen tu vision de dublin ajjajajjajajaj

David Azcárate dijo...

Te vas a Dublín????? visita esta web, llena de cosas curiosas e interesantes sobre la ciudad http://batutdecoco.blogspot.com.es/2011/12/curiosidades-de-dublin.html Por cierto, como allí señalan, la biblioteca del Trinity College se usó en el episodio II de Star Wars... fotografíate allí, joven y bella padawan!!!!!

Gloom dijo...

Pásalo bien por Dublín! ;)

Misaoshi dijo...

Muchas gracias gentecilla!

David le estoy echando un vistazo a la web. Gracias ^^

David Azcárate dijo...

Si estás en Dublín te perderás la noche de los libros, el lunes 23... ya compraré yo por ti y por medio Madrid, me temo. A cambio puede emular a Leopold "Ulises" Bloom deambulando por un Dublín literario Bsssss