Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 7 de marzo de 2012

¿Beso, atrevim..... PERDÓN: "¿verdad o mentira?"

Bien, hace tiempo que no hago nada del Carnival Freak 2.0, y ya era hora que me pusiera en ello.

El juego consiste en acertar entre estas diez anécdotas: tres verdades. Cuidado, hay siete mentiras piadosas ¿Acertaréis? Ahí voy... aunque como no tengo secretos y no sé mentir, las voy a intentar elaborar un poco, a lo Sheldon Cooper, porque para los que me leéis desde hace tiempo seguro que las íbais a acertar con nada:








1.- De pequeña me encontré una rata bajo la cama y cuando mi madre vino a ver por qué gritaba y lloraba, al ver la rata saltó sobre la cama y la partió, cayendo las dos al suelo. La rata escapó T_T.


2.- Un día mi hermana pequeña me pidió un vaso de agua. Tenía las manos grises de haber tocado algo del trastero. Le di un vaso de agua, metió las manos para lavárselas y se bebió el agua gris (WHY?). Al rato se puso a vomitar y fuimos a urgencias. Intoxicación. Me castigaron por no pararle cuando iba a beberse el agua.

3.- En una competición de atletismo en la que participaba de juez, me tocó medir dónde caía la jabalina. Tenía que ponerme a una distancia prudencial y seguir la jabalina e ir corriendo donde cayera metro en mano. Me gritaron con urgencia y miré hacia el lado donde todos miraban ojipláticos. Rápidamente tuve que esquivar no sólo una jabalina, sinó también un martillo que algún idiota se puso a practicar para lanzar después en la competición. Casi no lo cuento. Por suerte el lanzamiento fue nulo porque no vi donde cayó la jabalina (y no podría haberlo medido).

4.- Mi padre imita genial a José Mota. No sólo se parece físicamente, sinó que cuando se aburre en casa, para hacer reir a mi madre, se pone a cantar y bailar imitándolo. Sobretodo le sale super bien el Tío la Vara.

5.- Me encantaba ir a pasear con mi abuelo. Siempre que le acompañábamos nos compraba de vuelta a casa cien pesetas de chucherías y era muy gracioso porque paraba a todos los viejecitos que iban con bastón, cojeando o arqueados y chuleaba con su edad. Jamás he visto a nadie de 93 años chulear delante de uno de 78 por tener más años. También era el hombre que repartía caramelos en la puerta del colegio :/ (sí, ese que vuestros padres os prohibían cogérselos porque tenían droga. Ese era mi abuelo. Pero no tenían droga, os lo digo yo que salí normal y tomaba los mismos).

6.- Un día hace muchos años, acompañé a mi madre a comprar al supermercado. Me solté de su mano para mirar un escaparate y luego se la volví a dar. Caminé un buen rato contándole lo que había visto en el escaparate que me gustaría tenerlo y me dijo con una extraña voz "claro, hija, claro". La miré y, aterrada, le solté la mano y caí de culo al suelo. ¡¡Mi madre se había convertido en una vieja zarrapastrosa!! Luego la escuché reir, pero la vieja sólo me miraba divertida. Miré un poco más al fondo y ahí estaba ella en la esquina, despollándose toda doblada. ¡¡La muy... !! Resulta que yo paré, ella siguió caminando y cogí la mano de la siguiente persona que pasaba por la acera.

7.- Durante una práctica del carné de conducir nos cruzamos con mi tía en un paso de cebra. Le hizo tanta ilusión verme que me hizo abrir la ventanilla y se puso a preguntarle al profesor qué tal me portaba. El profe me hizo estacionar detrás del paso de cebra. Estuvo hablando con mi tía media hora (la clase duraba 45min), resulta que se conocían del barrio. Perdí 24€ de esa práctica porque el profe contó cada minuto hablado con mi tía como si hubiera estado dándome clase y tenia que coger al siguiente alumno. Hijo de puta.

8.- Una de las cosas más impresionantes he presenciado fue en una carrera de orientación (plano, brújula, encontrar balizas) por la montaña en el Parque Natural de Galatzò. Habían soltado un halcón (allí tienen domados que van y vuelven) que no se asustó ante mi presencia, levantó el vuelo desde el tronco hasta cierta altura y se dejó caer en picado hacia los hierbajos muy cerca de donde estaba yo. Volvió a alzar el vuelo y entre las patas llevaba una liebre todavía con vida.

9.- El primer trabajo que tuve fue en un restaurante sirviendo mesas y sacando platos y vasos del lavavajillas. Duré un par de noches. No aguantaba el estrés y la presión. Entonces dije que jamás sería camarera. Y espero no serlo jamás.

10.- La primera vez que me emborraché fue porque me tomé un montón de chupitos (no dejaban de invitar) y estuve toda la noche mareada y me daba llorera. Fue tan extraño todo, sobretodo el descubrir qué era la resaca, que tardé meses en volver a beber.



PD: MODERACIÓN DE COMENTARIOS "MODE ON"

10 comentarios:

Doctora Anchoa dijo...

¡¡¡Lo has puesto muy difícil!!! A ver, yo creo que son verdad la5,8 y 10. ¿He acertado?

Misaoshi dijo...

Recibo quejas que lo he puesto muy difícil...

LO SIENTO XD

Para mí la gracia reside ahí T_T siento tener esta mierda humor.

Lyo dijo...

2,5 y 10.

apple dijo...

A ver creo que son verdad la 10, la 9 y la 2. A ver si tengo suerte

JuanRa Diablo dijo...

Uff, todas me han parecido verdaderas mentiras y falsas verdades xD

Pero como me gusta este juego voy a participar.
Verdad la 3, 6 y 8.
Lo de la jabalina suena a trola... pero bueno. :D

Rdimichelle dijo...

PFF demasiado surrealismo en las 10

jajaja

me decanto por 5 7 10

Jill dijo...

2, 3 y 8. xD

A ver si...

Kurai dijo...

Uhh... creo que 3,6 y 8!

Iris Vivaldi dijo...

Ni idea pero, la 1,3,y 10!

Níniel Thuringwethil dijo...

Hola~
Soy la última incorporación del Carnival Freak &desde el blog de H@an vengo a probar suerte —si no te importa ;3—

Apuesto por la cinco, seis &la diez


Un saludo~