Seguidores de mis paranoias...

sábado, 30 de abril de 2011

Explotando a la suegra...

Ayer la madre de Sergio, mientras éste estaba en clase hasta la noche, me llevó a comprar tela para hacerme el traje medieval de mercenaria por lo de Cuenca y el rol en vivo de Juego de Tronos...

El tipo de tela gris es una especie entre la que utilizan para hacer ositos de peluche que con la luz parece terciopelo, pero que no es terciopelo, pero tampoco es... ¡¡¡nadie me sabe describir la puta tela!!!... pero la tela de los cojones costó 17€, y luego dos rollos de cuerda (así tipo esparto) de los chinos para hacer las lazadas cruzadas uniendo la parte delantera y trasera del traje...

Por la noche después de jugar al bingo en el bar (sí, los viernes vamos a jugar al bingo al bar, ya es tradición) y de cenar, me hizo ponerme con ella manos a la obra.

Intenté por todos los medios insinuarle y decirle incluso directamente que quería hacerlo yo, pero sus evasivas del tipo: "tú no sabes coser", "tú no sabes cómo hay que hacer esto", "pero si no sabes ni lo que es un patrón" (no sabes nada, Jon Nieve), así que de repente me encuentro en medio del pasillo estirando la cuerda en partes para unirlas y hacer la cuerda más gruesa para que destaque más en el traje. Tras hacer la segunda cuerda sacamos la tela de la bolsa.
Y en un momento la tela estaba estirada en la mesa, había varios vestidos suyos y uno mío haciendo de modelos de patrones pero... pero ella no estaba convencida, así que nos fuimos al ordenador.

Dos horas más tarde viendo tooooooooooooooooooooooooooooodas las imágenes de disfraces y de patrones y de... DE TODO en el google, que casi hasta descargamos revistas antiguas, ya marcaba el reloj la 1h a.m. de hacía bastante rato y tras bostezar unas doscientas cincuenta y tres veces, dice: "vámonos a la cama mejor, continuamos mañana". Amén a eso.

Cinco minutos más tarde entra en la habitación donde me estaba metiendo en la cama y dice: "lo encontré, ¡¡lo encontré!!" (eureka, eureka), y me enseña su camisón de verano... "este corte es ideal, mira, ¿ves? te quedaría genial".

¡¡Ve a dormir, por favor, es una frikada que no te compete, en serio, ve a dormir y no pienses más en ello aunque te lo agradezco muchísimo, VE A DORMIR!!

Hoy en casi toda la mañana no se ha hablado del tema. La bolsa con la tela estaba colgada en el mismo sitio que la dejamos anoche y hemos ido a comprar. Hemos comido y luego Sergio y yo nos hemos encerrado en la habitación a ver series. Cuando me estaba quedando dormida Sergio se levanta y me dice que se va a hacer deporte... ¿y yo qué? ¡¡Pero si acabamos de comer hace hora media escasa!!. No puedo o vomitaré. Me quedo en la cama y le digo que mire si su madre se ha puesto con el traje, por si acaso, que no quiero que haga nada y menos si no estoy yo, que me sabe FATAL.

Al cabo del rato sube Sergio y me dice que sí está con la tela.

Bajo corriendo y... y... y... me encuentro la parte delantera del traje cortada ...¡¡y cosida!! Y la parte trasera en proceso de corte.

¡¡Pero qué rápida es esta mujer, por favor!!

Me sabe tan mal. Siento que la estoy explotando pero... lo está haciendo ella sola. Es decir, ¿es ella la que se está explotando? Es que seguro que cuando vengamos de la bolera Sergio y yo esta noche me dirá: "pruébate esto" y me encontraré con un traje unido con cuerdas en los lados colgado de una percha.

No sé si esconder la bolsa con la tela y el medio traje hecho para que espere a que yo llegue...

.

viernes, 29 de abril de 2011

Nuevas y placenteras experiencias

¿ POR QUÉ PUÑETAS NO LO HABÍAMOS UTILIZADO ANTES ?

 
 

miércoles, 27 de abril de 2011

El deporte y su puta madre

Los hay que dicen que San Valentín es una campaña inventada por el Corte Inglés para tener más ventas, así como las tiendas del todo a 1€ y joyerías... pero... pero... ¿alguien ha dicho algo del deporte?

El deporte que tanto recomiendan los médicos es una campaña del Decathlon para vender más y durante todo el año. ¿O queréis negármelo?

- Cansa.
- Provoca agujetas.
- Cansa.
- Sudas.
- Cansa.
- Provoca gujetas.
- Cansa.

¿Digo más?

¿Desde cuando no poder caminar es sano? ¿Desde cuando no poder levantar los brazos por hacer flexiones te fortalece? ¿No he dicho ya que no puedo levantar los brazos? ¿Dónde está mi fortaleza?

Yo os digo donde está mi puta fortaleza:

Rodando por los suelos junto con mi ánimo y mi moral.

Joder, la mierda del deporte. Desde que dejé el atletismo tras 15 años practicándolo, volver no está siendo lo mismo. Me pesa TODO. Quiero-una-silla-de-ruedas. Gracias.

Sí, ya sé que las agujetas se van si sigo practicándolo. Y sí, me he dado cuenta que correr dos semanas y dejarlo un mes provoca que vuelva a tener agujetas. ¡¡¡QUE SÍIII!!! Que ya me he dado cuenta que no soy constante, pero yo lo intento. Ya llevo tres semanas corriendo. Un récord. Pero es que el buen tiempo ayuda y las 20h se ha convertido en buena hora.

Pero es que cansa tanto...

Ayer fui con mi compañera de habitación y hacía tieeeeeeempo que no corría tan rápido (¿rodar por las escaleras cuenta como "rodar rápido"?). Y hoy ya se ha asegurado que vaya con ella, así que hoy tampoco me libro de la carrera. Más kilómetros no T_T. La vida sedentaria engorda, pero no cansa. Si me leyera mi padre... no me leeríais más, con eso lo digo todo: "si tienes tiempo para escribir chorradas, tienes tiempo para correr, ¡has visto qué culo más gordo has puesto!"

¡¡¡ Pero si estoy más "hermosa" que nunca !!!

.

martes, 26 de abril de 2011

Rol en vivo: Juego de Tronos


 (Hay que cortar los bordes, cada cual a su gusto)

En un par de semanas iré a Cuenca por primera vez y también perderé la virginidad en eso de jugar a rol... en vivo. Kurai ya ha puesto lo que está haciendo. Yo sólo tengo nuestros escudos de "Los Buitres" en estaño repujado, tamaño pequeño, para ponernos en el traje (o en una muñequera, o en un arma o escudo).

Me hace gracia eso de meterte en otro personaje, disfrazarte y... algo que me da algo más de pereza: crear el traje y las armas para hacerlo posible.

Lo que sí me gustó mucho fue inventarme mi historia. Este es mi pasado en el mundo de Westeros, el pasado de Misaoshi o... Nayara:

Nayara fue utilizada por sus padres, dueños de una taberna cerca del Río Forca en el Tridente, un lugar donde no faltaban clientes y peligros, para dar placer a sus clientes desde la más tierna infancia (a los 11 años fue la primera vez que un caballero errante, pederasta, se fijó en la pequeña y pagó una mierda por desvirgar a la niña, puesto el precio que pagó en total al despedirse no cubría ni los gastos de toda la cerveza que tomaron él y su pequeño escudero). Tuvo dos hijos, uno de ellos cuyo padre podría ser cualquiera, el mayor de todos, a los 15 años, y otro a los 18, del amor de su vida.

Los mercenarios llegaron a su aldea y violaron, mataron y descuartizaron a todo ser viviente menos a dos personas. Ella y su hermana, las cuales decidieron llevar consigo hasta la siguiente aldea saqueable y divertirse durante el camino. Tras matar a sus dos hijos, su esposo (se casaron a los 17 años), sus padres y todo conocido, volvió a padecer violaciones y amenazas de muerte por todo el grupo de mercenarios que se hacían llamar los Buitres. Finalmente, tras ver cómo su hermana moría en brazos de un violador de los Buitres semanas más tarde de la masacre de su aldea, por el dolor, el hambre y la pena, Nayara tuvo un ataque de histeria y mató a dos de los mercenarios con el primer arma que tuvo al alcance de su mano: un hacha. Después se ensañó con otro en un duelo a muerte que acabó con el hacha clavado profundamente en el cráneo de su adversario.
Bengt, que en esas dos semanas se convirtió en el caudillo de la banda y en ese momento deliraba no se sabía si a causa del vino o de una llamada urgente de algún Dios cualquiera, ordenó al Buitre que estaba a punto de insertarla con su espada contra un árbol acorralada y desarmada, que la dejara, puesto estaba poseida por el espíritu del Guerrero y éste le había dicho que ella les sería útil en la lucha. Una mujer que había asesinado de varios hachazos a 3 buenos mercenarios, tenía un don para la lucha y tenían que aprovecharlo.
Finalmente ella accedió a unirse a la banda días más tarde, tras sumirse en un profundo estado de amargura y tristeza, puesto no le quedaba absolutamente nada a lo que aferrarse. Ni familia, ni vida. Y pensó que en vez de morir violada, prefería morir matando. Aunque siempre tuvo adversión por cualquiera de la banda y algunos la temían porque no sabían si algún día se rebelaría contra ellos. En cambio, Bengt, la protegía de insultos y amenazas y también compartía su vino, e incluso en la lucha, puesto ella estaba tocada por el Guerrero.


(Bengt es el jefe de la banda y un fanático de los Dioses!)


En cuanto al traje había pensado en uno tipo el de Kurai pero el bajo recto y arriba escotado.
En cuanto el arma ya tengo mi hacha de madera cutre comprada en un mercadillo medieval en Ponferrada y sólo tengo que forrarla para que parezca un hacha de guerra, y no un puto juguete de colorines marrón, rojo y azul. Luego tendré que crearme una daga o algo. Para pinchar y cortar en plena batalla.

No he puesto dibujos ni currado nada para inspirar la imaginación, pero es que no he tenido tiempo.


Gracias a todos por vuestro apoyo por lo comentado en las entradas anteriores.

.

lunes, 25 de abril de 2011

No tengo ganas de actualizar esto. No sé qué contar porque no me ha ocurrido nada digno y feliz que contar que no me haga soltar lágrimas.

La verdad es que en mi familia y círculo cercano, las muertes que he vivido han sido bastante "predecibles" (o poco sorprendentes) porque han sido por enfermedad o ataques asociados a la edad y a varios familiares. Duelen, como toda pérdida, pero sabes que tenía que ocurrir tarde o temprano porque veías mal a esa persona, incluso sufriendo, y poco a poco te hacías una idea que un día despertarías y la otra persona no estaría.

Pero un accidente... para mí los accidentes sucedían a familiares de vecinos, sucedían a la gente que salía en las noticias llorando. Los accidentes no eran cercanos. ¿Un accidente?

Pero el día que sucede te quedas en blanco y tardas muuuuuuuuucho en asumirlo. Y has de repetir varias veces y negar algunas cosas para que el golpe sea menos duro. Pero cuando se lo cuentas a alguien completamente en serio, empiezas a desgarrarte poco a poco hasta que sueltas todo lo que llevabas horas guardando.

Los accidentes no sucedían en mi familia... hasta el jueves santo. Y todavía estoy tardando en asumirlo, no por mí, sinó por la imagen de mi hermano y la abuela del niño en el tanatorio. Una exteriorizándolo hasta quedarse exhausta y el otro mirando fijamente sin parpadear a la nada, sin hablar y sin expresar emoción alguna hasta que alguien le recordaba qué hacía allí y de quién tenía que despedirse para siempre.

Espero no saber jamás cuan dolor causa perder a un hijo. Un abuelo, un sobrino, un familiar lejano, un familiar de tu pareja y un amigo son pérdidas que duelen. Pero no puedo imaginar el dolor de esas personas que han dado todo y se han ilusionado tanto por alguien que han perdido por un golpe. Un puto golpe. Ojalá no tenga que vivir nunca eso.

.

jueves, 21 de abril de 2011

Morir con una sonrisa

Mañana íbamos a ir a Asturias. Al final no vamos a Asturias... iremos a Ourense a...



... a un funeral.



El miércoles mi hermano llamó a su hijo de 9 años para decirle que en agosto iba a conocer a sus abuelos paternos y volvería a ver a su padre. El jueves por la mañana el niño de 9 años iba de casa en casa comentando que iba a ver a su padre otra vez y que iba a conocer a sus abuelos. El jueves por la tarde se iba al campo de fútbol a jugar con sus amigos pero no llegó al otro lado de la calzada. Al menos, dicen, el niño tuvo uno de los días más felices de su vida, por su padre. Una última sonrisa.


Mi único sobrino.

.

miércoles, 20 de abril de 2011

Hay más cosas que odio en un autobús...

Ya enumeré las cosas que odiaba de ir en autobús, qué tipo de cosas me molestaban y qué tipo de gente y olores me hacían sufrir en mis largas horas de autobús.

Ahora mismo estoy camino de Ponferrada, en un autobús Supra (de "clase") en el que hay wifi pero es una puta mierda así que estoy conectada gracias al usb de Orange, y hay algo que no había dicho pero que me he dado cuenta soberanamente que me da muchísima rabia:

- La pareja repelente.

Sí. Tengo a mi derecha una pareja repelente. No de esas que están todo el rato manoseándose y besándose y escuchando gemiditos y humedad saliendo y entrando en boca ajena. No. Aunque eso estaría dentro de las cosas que odio, puesto eso me agobia tanto que me provoca que no quiera sexo en varias horas-días porque entre los dos se han dado todo el "amor" que diez parejas podrían darse en una semana en sólo 5 minutos Muy agobiante.
Están los dos con los cascos y oigo la estridente música que escuchan, ella algo tipo rumba y salsa, y él techno. Cada uno mira a un lado pero cada vez que pasamos frente un cartel, o animal, o cualquier insecto ella se quita los cascos, le da un manotazo a su pareja y grita para que TODO el autobús miremos por la ventana a ver qué era eso tan interesante:

- MIRA, SEGOVIA. ESTAMOS EN SEGOVIA.

- MIRA, UNA VACAAAAAAAAA.

- MIRAAAAAAAAAA, QUÉ COCHE MÁS FEOOOOO

- MIRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, ÁVILAAAAAAAAAAA

- MIRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, UN CABALLOOOOOOOOOOOOOO

- MIRAAAAA, HAY UN MONTÓN DE VACAS COMIENDOOOOOOOOOO

- MIRA, UN REGADÍO

- MIRAAAAAAA, ¿QUÉ ES ESOOOOOOOOO?

Me dan ganas de gritar y que me mire para poder soltarle:

- MIRAAAAAAAAAAA, UNA PISTOLA (pum)

Y lo peor es que en un momento he cogido frío y me he puesto la chaqueta, y ha debido sentir empatía por mí y ha gritado:

- TENGO FRÍOOOOOOOOOOOOOOOOO

Y cuando he sacado el portátil para ponerla a parir ha gritado:

- SACA EL PORTÁTIIIIIIIIIIL

Y cuando me he dado cuenta que no iba el internet del bus y he puesto el USB de Orange ha dicho:

- ELLA ESTÁ EN EL FACEBOOK, ¿POR QUÉ NOSOTROS NO?










Me siento muy, muy, muy observada, no sé por qué. Quizás esté leyendo esto, pero me da igual. Además, para que todos sepamos de dónde es, ha hablado con su hermano en catalán muy, muy, muy alto (y su novio parece que se ha molestado porque no entendía nada y le ha dicho que le podría hablar en castellano). Sí, nos ha quedado clarísimo de dónde es.

Y nada, que aparte de tener ganas de asesinar, tengo frío, me he comido una ensalada, por suerte no hay mucho tráfico y: menos mal he traido el USB de Orange, así no me siento tan tonta llevando el portátil encima PARA NADA. Puto Alsa Bus, te vende un autocar con Wifi y te vende mierda barata y sin conexión.

Feliz Semana Santa. Yo me he puesto los cascos y he dejado cargando un par de capítulos de Big Bang Theory para pasar la tarde. Chiao.

.

martes, 19 de abril de 2011

Me corro con Juego de Tronos


Ya he visto completo y subtitulado el primer capítulo de la serie Juego de Tronos.

Adoro ese final.

[PRIMER CAPÍTULO]


Y bueno, eso es todo por hoy. No tengo nada más que contar exceptuando que mi Semana Santa empieza mañana. Cuando tenga un rato me pasaré por vuestros blogs, que llevo días sin mirar el ordenador T_T

.

sábado, 16 de abril de 2011

Por qué voy a dejar de ver Big Bang Theory

Esta noche he tenido mi primera pesadilla en mucho tiempo. Pero una pesadilla horrible...


<<Wollowitch ha hecho otro experimento en Marte, sale en las noticias.

Yo estoy durmiendo tranquilamente en la caliente cama de Sergio, sola, puesto él está trabajando y no llegará hasta muy temprano por la mañana, y a eso de las 3.31h a.m. empiezo a notar unos dedos acariciando mi espalda.
Miro el reloj de reojo. Es imposible que sea Sergio porque está en el trabajo y además no ha encendido la luz cosa que le agradecería porque me despierta en pleno sueño profundo y luego me cuesta dormir...
Esos dedos que acarician cada vez más fuerte y fervientemente mi espalda son fríos y... finos. Empiezo a asustarme.
Oigo susurros como gorgojeos. ME CAGO.
Estoy paralizada, ¿y si es un Alien? Puto Wollowitch. Necesito tu ayuda, Sheldon. Por favor... no puedo gritar. No puedo mover mis manos ni ninguna parte de mi cuerpo para huir de ese bicho y ese gorgojeo horrible que me tiene aterrada.
En un momento mis dedos intentan agarrar un dedo y... consigo agarrarlo débilmente puesto estoy paralizada. Noto latidos y son tan finos como un hueso de una alita de pollo.

GRITO. FUERTE.

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH

Pero no viene nadie. Ni Sheldon. Ni Leonard. Ni Penny. Nadie.>>

Miro el reloj. Son las 3:31h a.m.

Sigo temblando. Ha sido un sueño tan real que pienso que he gritado de verdad y he despertado a la familia entera de Sergio. Cómo le echo de menos esta noche...

Consigo dormirme una hora y pico más tarde, cuando me cambio de lado y miro hacia otra parte, hacia donde estaba el puto extraterrestre de Wollowitch.

Una luz. No sé qué hora es porque estoy tan dormida que me da pereza girarme para mirar el reloj. Veo a Sergio con los ojos entrecerrados. Se mete en la cama. Deben ser las 6 ó 7h a.m.

Ya abrazados me cuenta muy animadamente:

- ¿Sabes qué he visto hoy?
- No, qué, cuéntame.
- Viniendo desde el trabajo he visto la luna más grande y roja que nunca. Jamás la había visto así.
- ¿No sería Marte?
- ¿¿??
- Nada, algo que he soñado hoy. -y se lo he contado por encima mientras cogía el sueño de nuevo, a salvo entre sus brazos-.



Wollowitch, espero que no hicieras ese experimento de verdad. Me cago en todo. ¿Y si ha sido de verdad? Es que os juro que notaba cada latido de cada dedo. Cada fría caricia y ese gorgojeo tras mi oreja... ha sido horrible.

Llevo 3 días viendo la serie Big Bang Theory online, pero tengo que dejar de hacerlo si sigo con estas pesadillas.

.

jueves, 14 de abril de 2011

Mamá, ¿qué hace un negro en el patio?

Me estoy descojonando.

Estaba hablando con mi hermana por teléfono y me ha contado que el martes tuvo un accidente con la moto (nada grave) y le he preguntado:

- ¿Y en cuanto notaste el golpe no te vino a la cabeza mi accidente? - ella iba en una segunda moto detrás mía cuando un coche me golpeó en el costado saltándose un Stop y yo salí volando. Estuvo en primera fila.
- Sí, fue lo único que me vino a la cabeza, tu cuerpo volando y yo: "ay, dios mío".
- ¿Y saliste volando?
- No, me agarré fuerte a la moto y conseguí bajarme a tiempo en cuanto noté el golpe, ahora sólo estoy dolorida de agarrarme y el golpe de hacer fuerza para no caer.
- Me alegro.

Y hemos seguido recordando mis accidentes y los suyos. Ea.

Y no sé cómo llegó el tema a este momento:

- JAJAJAJAJAJA ¿Era contigo que perseguí al negro en la moto y tú ibas de paquete?
- No, debía ser Isa, yo estaba en la habitación.
- Diox, qué puta risa. Es que... estábamos hablando mamá, Isa y yo y de repente miramos al patio porque vemos movimiento y... hay un negro plantado en medio mirando hacia nosotras.
- JAJAJAJAJAJA
- Y... fue como si el tiempo se detuviera. Hablamos, miramos al patio, y un negro está ahí en medio, parado, con sus ojos clavados en los nuestros... Como en las películas.
- Ya me acuerdo, oí gritos en el patio, insultos y luego salí y mamá me dijo que estábais persiguiendo a un negro que había en el patio.
- Ya ves, es que, me acuerdo perfectamente. No podíamos hablar. Solo mirar fijamente la escena y recopilar la información que nos estaba llegando al cerebro hasta que conseguí decir: "MAMÁ, ¿QUÉ HACE UN NEGRO EN EL PATIO?
- JAJAJAJAJAJA
- Y el tiempo volvió y salimos al patio a perseguirle mientras le insultábamos, y joder, qué rápido, saltó todos los muros de los vecinos hasta el último de las casas abandonadas que estaba todo lleno de matorrales y enredaderas... y luego cuando saltó el último muro salimos y me subí a la moto, Isa detrás, y sin casco ni ostias empezamos a perseguirle gritando "puto negroooo, puto negroooo, ladrón de mierdaaaaa" por toda la calle y no le veíamos y preguntamos a un obrero: "perdona, ¿has visto a un negrito corriendo? ha intentado robarnos y le estamos persiguiendo", "no, he visto a uno en bici ir rápidamente", "SERÁ CABRÓN, HA ROBADO UNA BICI POR EL CAMINO".


Y esa es la historia del negro que intentó robar y consiguió robar una bici en una residencia privada con patios anexos y privados (que sólo pudo entrar desde el extremo más alto de una calle o la casa abandonada punzante de matorrales y cristales), y cómo mi hermana y yo subimos a mi moto sin casco a perseguirle por el barrio. Para habernos matado, oiga.




NO SOY RACISTA, coincidió el color.

.

martes, 12 de abril de 2011

Mi polla de caramelo

No sé si lo he dicho pero... soy tia abuelastra (pensaréis que no tiene NADA que ver con el título, pero...)

Mi hermano está conviviendo con una mujer que tiene una hija de mi edad que acaba de ser madre. Esa chica se quedó embarazada por mi culpa al no haberle advertido sobre los peligros de ser la dueña de la hurona que tenía yo, puesto tenía que ir a Madrid y no podría llevármela conmigo y aceptó acogerla...


Mi huroncita Kyo se comía todos los globos, "globitos" y dulces que guardaba en los cajones de mi habitación.
Un día, por mi 21 cumpleaños, me regalaron un vibrador (eso no lo tocaba porque supongo que olía donde había estado por mucho que se lavara XD) y una polla de caramelo a tamaño real (con sus venitas y todo) entre otras cosas. Supongo que para darme placer por varios agujeros a la vez, cosa que, si os soy sincera, funcionaba a la perfección.

Al cabo de un tiempo, esa polla de caramelo que de vez en cuando sacaba para relucirla (y reducirla, para qué nos vamos a engañar), y chupaba con tanto ahínco.... DESAPARECIÓ.

Busqué mi polla de caramelo por todo. Limpié varias veces mi habitación. Malpensé de mis compañeros de piso, sobretodo de uno que no salía nunca de su cuarto excepto para hacer desaparecer el papel del cuarto de baño (that's suspicius). Y bueno, qué más puedo contar, dejé de desesperarme.

Por ese entonces tiré también varios preservativos mordisqueados, más alguno que encontré envuelto en sus heces en la jaula de habérselos comido y no haberlos digerido bien, y decidí esconderlos en el armario entre la ropa (cosa que debió funcionar porque no tengo hijos). Durante un tiempo también encontré cacas de colores, producto de comerse los globos de agua que tenía guardados en algún lugar que yo tampoco sabía cuál era pero ella era muy lista...

Descubrí su afición al dulce puesto encontraba caramelos mordisqueados pegados entre las sábanas. Adoraba las cosas de colores chillones ya que un día íba a ordenar el parchís y habían desaparecido todos los cubiletes y fichas y las iba encontrando ORDENADAS por colores debajo de la almohada, entre las mantas, en alguna esquina o cajón, etc.

Era listísima... y una grandísima hija de su putísima hurona madre.

Llegó el día de la mudanza. Me tenía que venir a Madrid y decidí hacer limpieza a saco. Entonces moví el escritorio y noté como que costaba mucho porque había un papel pegado en la madera que tocaba el suelo. Levanté un poco y entonces descubrí algo asombrosamente asqueroso y que me dieron ganas de descuartizar a mi peludo y alargado bichito que estaba mordisqueándome el tobillo, como tanto le gustaba hacer...

Mi polla tamaño real de caramelo, que en ocasiones chupaba, que guardaba y adoraba su sabor, dura, tiesa y detallada aún con todo lo que la lamí durante tantos días seguidos y no seguidos... apareció.

Cuán dolor inexpresable me causó tal descubrimiento. Mi gran polla de caramelo, destruida por los afilados dientes del bicho que ahora estaba recién encerrado en la jaula, puesto intentó proteger su valorada pieza una vez se dió cuenta que yo la descubrí. Cuántos meses, de protección silenciosa, ese bicho tuvo para con mi polla venosa y rosada, dulce y delicada, convertida agora en un pene rugoso, flácido, perdido todo el morbo y pegajoso.

Fue nuestro gran tesoro... y nuestra gran decepción, la causante de nuestra separación no física, puesto ese motivo fue el trabajo que me llevó a abandonar Mallorca por Madrid, sinó la psicológica. Nuestra amistad se terminó el día en que encontré la polla de caramelo. Su mirada de odio al encerrarla en la jaula cuando intentó arañarme mientras intentaba despegar el ya nada atractivo falo.

Entonces comprendí por qué sólo se subía encima mía cuando yo chupaba con gran esmero ese falo de fresa. Recuerdo perfectamente cómo tenía que sujetarla para que no se lanzara a chupetear conmigo (qué asco, pensaréis). Pero al descubrir mi tesoro corrompido bajo el mueble, y observar a mi hurona como con rabia y furia mordía y rascaba los barrotes para salir a proteger su ya polla a punto de ser metida en una bolsa de basura, vino a mi mente una imagen de asco indescriptible al imaginarme a mi hurona en mis horas de trabajo ahondar en el cajón y chuparla a escondidas. E, inocente de mí, llegaba por la noche de entrenar y chupaba mi dulce recompensa y ella me miraba desde la jaula con ojos vidriosos, llenos de lástima, celos y furia, por no poder poseerla ella sola y disfrutar inconmensurablemente de su glamuroso, dulce y amoroso sabor.

Desconocía yo su deseo, y mi polla robó, guardó y chupó, hasta el día que la encontré y a la basura tiré.

Me despedí de Kyo con gran lástima y algo de resquemor, y ella también, aunque ella no sabía que no volvería a verme jamás. Fui a verla una vez y guardome rencor, hasta que la besé tiernamente en la frente y ella se revolvió entre mi pecho y brazos hasta que fuertemente la abracé y ella besos húmedos y lengüetazos en el cuello me dio.

La echo de menos, pero siempre guardaré dentro de mí el odio y rabia que sentí por haberme robado mi polla de caramelo. Mi tesoro. Mi grande, dulce, delicioso, detallado y duro tesoro.


Y eso, que soy tía abuelastra porque debió morder algún globo que no debía...

.

sábado, 9 de abril de 2011

¡¡Mi líbido ha vuelto!!

Lo cierto es que las pastillas anticonceptivas me habían jodido la líbido de manera super extrema. En plan de necesitar un rato de preliminares para que eso se pusiera en la justa y necesaria humedad. ¡¡¡YO!!! ¡¡PRELIMINARES!! Pensé que sólo existían en los consejos de la Bravo, la SuperPop y la Vale..

Antes de diciembre de 2009, la simple idea de meterme un rabo entre mis labios inferiores hacía correr agua bendita de mi entrepierna. Estaba más mojada que el Ebro. Y todo terminó cuando comencé a tomarme la píldora. Al principio era como antes. Pero un día dejó de mojarse solo e incluso las ganas me habían desaparecido. Había veces que incluso tenía que obligarme. ¡¡¡YO!!! ¡¡¡OBLIGARME!!!

Pero esta mañana... no sé si porque he hablado tanto de gladiadores desde que no veo a mi binomio o algo, pero cuando ha llegado de trabajar y me ha despertado a las 6.30h a.m. por ahí, yo ya le esperaba desnuda y con ganas de temita. Estaba más caliente que el café que tienes el error de pedirlo "caliente" en el bar.

Y esta tarde, antes de irse a clase... ¡¡echaba tanto de menos hacerlo en otros lugares que no fueran la cama!!

Me siento como Marge Simpson en aquél capítulo que quiere hacer cosas nuevas con Homer, probar en otros sitios, y se vuelven adictos a hacerlo en lugares públicos. En mi caso (sobretodo en el suyo) los preferimos más privados, pero por favor, su cama la tengo tan usada que... ... ... bueno, la cama del piso es nueva :D (habrá que hacer una excepción).

Bueno, lo cierto es que me voy contenta a la cama, y espero que sea por la mañana y llegue para que vuelva a poseerme con ganas y mucha, mucha, mucha rabia.

Eso sí, espero que tras todo lo que estamos haciendo, me conceda la fantasía sexual de ponerse un "taparrabos", me llame "Domina" y cumpla todas mis órdenes... que no son pocas.


Y nada, para finalizar, una nota, que sé que sueles leerme:

Sergio, esto que acabas de leer no es nada detallado con lo que tenía en mente escribir esta tarde cuando me has dejado en casa de tu tía, así que no me vengas con "otra vez has contado cosas de nuestra intimidad". Si supieras cómo mi mente relataba mentalmente esta entrada, describía cada embestida, cada postura y cada gemido que... que me voy a hacer un homenaje antes de ir a dormir.



BUENAS NOCHES.


.

jueves, 7 de abril de 2011

Sobre qué ocurre cuando Misaoshi coge un lápiz y una goma y tiene papel cerca

Esta noche he soñado con los personajes del libro que estaba leyendo, lo que ha significado que los he visto tal como mi imaginación me los muestra.

Doy gracias a que sé dibujar un poco y he podido pasar al papel más o menos cómo he imaginado a mi queridísima diosa niña Afrael y a su hermana Sefrenia:

 Son dos personajes protagonistas de las sagas fantásticas Elenium (1ª parte) y Tamuli (2ª parte), de David Eddings. Recomendé en su día otras dos sagas de este mismo autor: Las Crónicas de Belgarath (1ª parte) y Las Crónicas de Mallorea (2ª parte). Cada saga está formada por 3 libros. En total son 12 libros pero se leen fácil. Lo único que a veces te da la sensación que estás leyendo el mismo libro 12 veces. Es lo que tiene que traten sobre dioses, magia, guerra entre el bien y el mal, reyes y soldados, espías, ladrones, etc...
Tampoco es la primera vez que me da por dibujar a sus personajes. Hice un pequeño boceto (no pude terminarlo porque... me da pereza dibujar, realmente), de Polgara, la malgravina Liselle y la princesa Ce'Nedra de Las Crónicas de Belgarath:



Normalmente me entran ganas de dibujar cuando estoy leyendo algún libro que me llega lo suficiente como para querer dibujar a sus personajes. Innumerables veces me ha pasado con la saga Canción de Hielo y Fuego, normalmente parodias o gilipolleces, porque soy así de cerda:



A veces me da por dibujar algo que no tiene que ver con libros, sinó con la estética que me gusta:


Y otras veces me da por intentar dibujar porno, pero ya no tengo la facilidad de dibujar que tenía hace años y mis bocetos son mierda pura. Me acuerdo cuando le hacía dibujos a los de mi clase para que dejaran de meterse conmigo de gente haciendo el amor sin amor:

Pero para porno, este dibujo:


LA VIOLACIÓN DEL ÓVULO TÍMIDO


Mi imaginación me desborda... la de cosas que dibujé que he encontrado sacando papeles del cajón...

.

miércoles, 6 de abril de 2011

CONCLUSIÓN SOBRE ROMA

Roma es muy bonita en la parte, digamos, histórica. Preciosa. Aunque no comprendo cómo en una ciudad que se ha habitado desde tiempos inmemoriales haya dejado unos edificios tan impresionantes caer en el olvido y el abandono hasta la ruina. Por suerte todavía quedan restos que visitar de esa gran historia aunque tengas que utilizar la imaginación para recomponerlos.

La gente... prefiero no hablar. No tuvimos más contacto que con dos trabajadores del hotel y un par de camareros a los que les pedíamos lo que queríamos para comer. No hablamos con nadie excepto con dos argentinas en el autobús. Pero la impresión de dejadez, bordería y ¿ego subido? no me la quita nadie. Me parecieron muy superficiales y la moda italiana, qué queréis que os diga, horrible. En serio, los escaparates, la gente vestida, todo, era como ir a una tienda y coger la ropa a oscuras y decir esto mismo-esto mismo y pagar una burrada por ello, porque otra cosa no, porque por la Calle Babuino que pasamos, vimos desfilar una de mujeres enjoyadas hasta decir BASTA y con unas ropas que... que... que esa es la moda italiana, porque en los escaparates igual.

Las mujeres delgadas. Si digo que vimos a una chica gordita atendiendo y nos supo megaextraño que tuvimos hasta que comentarlo. Ni por la calle ni atendiendo ni nada. La pasta no engorda y las italianas tampoco.

Demasiada inmigración. Nos quejamos de España pero lo de Roma no tiene nombre. No has bajado del tren y ya te están pidiendo dinero y tiquets para que saques tu cartera a ver qué pueden sacar más de ella. Dio una primera impresión de peligro increible. Ni guardias, ni seguridad, nada.

A la vuelta en el mismo tren un hombre nos quitó las maletas de las manos a la fuerza (yo no quería dejársela porque sabía lo que ocurriría) y nos las subió dentro del vagón. Al par de minutos vino donde estábamos a EXIGIR su dinero. No pidió "la voluntad" ni nada, nos exigió de mala manera y cuando le dije que sólo llevaba billetes y no le iba a dar un billete nos miró fatal. Vendedores ambulantes, no como en Madrid o Barcelona o cualquier lugar de España que se ven, MÁS. Aunque en París también tenías uno en cada calle, en Roma a mi me daban miedo. No sé, era diferente. Sentía menos seguridad. En París vimos a policías corriendo tras ellos y no volver en media mañana a la Torre Eiffel o se colocaban en otro sitio lejos de ellos, y en Roma el policía pasaba diciéndoles que se fueran y cuando se giraba volvían a sentarse como si les hubiera dicho "EN PIÉ". No sé, era como si los policías sólo estuvieran de pega, con esos uniformes tan bien cuidados y cargados que no sirven más que para que les vean, pero no los veo en una persecución con esos zapatitos de charol y esos pantalones acartonados y chaquetas calurosísimas con tanto detalle y el gorrito de los cojones.

Porque otra cosa no, pero policías había por todo, pero de pegote. Creo que si hubiera una pelea o algo ellos mirarían y se disculparían diciendo que no pueden ni levantarte porque se les mancharía el uniforme.

También sacamos varias conclusiones más:

- La Boca de la Verita no existe.

(estaba por todas partes la figura pero no conseguimos verla porque estaba todo vallado, en obras y cerrado, algo esconden: ¿se ha roto?)

- La Capilla Sixtina no existe.

(la buscamos por todo y no ponía ningún cartel y tenías que adivinarlo, o buscar información o comprar una guía para saberlo... o que te llame la madre de tu compañera de viaje horas más tarde)

- El motor de ayuda de los carritos-bici no existe.

(excepto cuando buscas bien ¬¬)


También me parece horrible que no den un plano de metro, bus o turístico en las estaciones ni taquillas de información sin soltar la pasta. Gracias a todos los Dioses Romanos que en el hotel nos daban mapas del centro (hasta cierto punto, los otros tenías que comprarlos fuera), porque si no pagabas no tenías NADA.

El transporte público una mierda, va petadísimo SIEMPRE y la huelga nos sorprendió totalmente. Nos avisaron que no compraramos ningún billete de autobús porque no valía la pena, no lo miraban. También ahora entiendo por qué es tan barato: porque nadie paga. Un título de 1 día: 4€. Subir gratis: no tiene precio (¿¿??)

Otra cosa que tengo que decir:



Las tapas de los óbjetivos de las cámaras réflex digitales Nikon: saltan.

Sí. Estaba quitándola tranquilamente cuando salió disparada DENTRO del Coliseo. Había unas vallas para que no pasara nadie. Pues ahí dentro.
Ana entró en la zona prohibida para devolverme la tapa del objetivo, menos mal no había apenas nadie que pudiera verla.

- Sólo a ti te podía pasar esto.

Cuando fuimos al foro romano nos entró la risa al ver esto:

¿No lo véis? tras la valla: en la zona PROHIBIDA
¡¡¡OTRA TAPA NIKON QUE SALIÓ VOLANDO!!!

Bien, también puedo presumir que me llamaran la atención 3 veces:

- En el avión comentando la caída en picado de Kurai y esta viñeta. Nos reimos como locas y todos se giraron y nos miraron fatal y empezaron a hacer ruidos de sifones: "sssssssshhhhhhhh ssssshhhhh"

- En el metro al salir que hice una foto (y Ana también) y sólo me llamó el guardia la atención a mí.

- En un edificio super chulo que había como un escalón-banco para sentarse en toda la pared. Había guardias y todo en la puerta, gente super bien vestida entrando y saliendo. Coches lujosísimos. No le dimos importacia y nos sentamos a comer un helado xD, mala suerte la mía me senté con las piernas cruzadas los pies encima del banco. VAYA IMAGEN ¬¬ que vino un guardia a llamarme la atención. Al terminar el helado Ana me dice: "vaya, no me he dado cuenta y estaba sentada con los pies encima y no me han dicho nada jajajajajaja" . Luego miré y nos habíamos sentado en la puerta de los juzgados...

¿Por qué a ella nunca le llamaban la atención? ¿Por qué a ella le decían bella y a mi me ignoraban y me cobraban lo mismo? ¿Por qué a ella el decían vuelve vuelve y a mí chiao? ... soy un orco.

Los niños italianos son unos vacilones.
El día que hicimos spinning, ya funcionando el motor del bici-coche, esquivamos a unas niñas en patinete. La niña se paró en un momento justo en mi lado derecho y cuando nos pusimos en marcha de nuevo, la niña aprovechó para cruzarse por delante a un palmo mientras nos miraba en plan: "es mi país, tengo preferencia, extranjeras de mierda".



Mi reacción fue gritarle para no bajarme y matarla, si no la mataba antes el bici-coche. Y su madre mirando desde lejos, sin un ápice de preocupación, como si sintiera orgullo por lo que acabara de hacer su hija.


No sé si me dejo algo... pero a la pregunta: ¿Volverías a Roma? sólo puedo responder un: NO.

No fue como Alemania que me dejó con las ganas infinitas de volver, o París y el que Arald estudie de erasmus en Besançon o Lauri que trabajó allí, haciendo que quiera visitar más partes de allí...

Roma es sucia, monumentos e historia muy bonito todo, pero en general, la gente, el humor, las cosas... son sucias y feas. Fue mi impresión de Roma y la de Ana -creo- que también.

.

martes, 5 de abril de 2011

Caries

Hago un inciso entre tanto Roma...

Acabo de venir del dentista:

- Buenas, verá, es que fui al dentista a hacerme una limpieza y la chica me dijo que tenía dos caries.
- A ver, siéntese. - me mira- ¿Dos caries? Sólo veo una.
- Bueno, ella me dijo dos.
- Sólo he encontrado una a simple vista. Lo que voy a mandarte a hacerte una radiografia maxilofacial. Es en la planta baja, te la hacen al momento, subes y te doy cita.
- Gracias.

Me hacen la radiografía maxilofacial y vuelvo arriba.

- Ah, qué rápido, bien, dame la radiografía - la mira -. Pues vaya, no tienes una, ni dos... ¡¡Sino tres caries!! y ... vaya, esto también lo parece... bueno, te haré estas tres y si empieza a crearse caries allí ya actuaremos.


De dos caries, pasé a una... y de una caries: A TRES CARIES.

Mierda puta, tengo casi todas mis muelas empastadas. Tengo empastes sobre empastes y ahora tocan otros tres empastes sobre más empastes.

Mi boca es así, qué le vamos a hacer... lo peor de todo es que hasta el 16 de mayo no me ha dado hora y esto duele. Iría a otro dentista que me diera hora la semana que viene pero paso de dejarme 150€ en empastes cuando en el curro me lo hacen gratis... viva el dolor y el ahorro.

.

Las Crónicas de Roma (III)

El viernes desayunamos en el buffet libre del hotel, como habíamos propuesto.
Descubrimos el sabor del zumo de naranja roja. A mi gusto estaba buenísimo, bebí tres vasitos de zumo y unas cuantas tostadas, croasán, embutido y... nocilla. Porque otra cosa no, pero en Roma la nocilla debe ser sagrada, y los kinder. También ese día tomé un helado de nutella, kinder y cookie (sabía a galleta chiquilín!) después de comer que... que... qué maravilla.

Pero al tema...

Ese día había huelga de metro y autobuses y teníamos previsto visitar el Vaticano, en la otra punta de la ciudad, que sí, era 1h andando pero... daba pereza tras lo caminado el día anterior.

Tras estar 10min. comentando la huelga con dos hermanas argentinas y gastar dinero estúpidamente en los tickets de autobús, vino uno que se dirigía a la Plaza de San Pedro. Toda la gente de dos paradas corrieron a meterse en el único autobús en toda la estación. El único que quizás pasara en una hora... Había sangre y lágrimas por entrar, nos chafaban y empujaban para dentro unos, para fuera otros... era horrible... nos metimos por la puerta de en medio con las argentinas y nos sentimos bajitas... muuuuuy bajitas.

Contaré mi experiencia personal en ese autobús y lo que aprendí de anatomía.

Horrible sería una palabra bellísima para describir la asfixia y angustia que sentía entre una polla y dos cojones, un señor cabrón de mierda que me empujaba con su espalda y culo, Ana y Boby.



La polla y huevos eran de uno que me los clavaba en la cadera (un hombre calvo que no dejaba de hacer "pffffffffff pfffffffff"). Estábamos tan apretados que sentía cada uno de sus testículos clavados en lo alto de mi cadera... por no nombrar su bulto excretor. Mi cara era de suplicio. Me sentía sumamente violada y las risas de Ana y su amigo Boby (la capucha de lana de una chaqueta que se apoyaba en su hombro, y ella le puso nombre porque le acompañó durante todo el viaje), pues qué queréis que os diga, no ayudaban.
Tampoco ayudaba en absoluto un señor hijo de su puta santa madre, que necesitaba dos metros de espacio vital para proteger a su mujer entre sus brazos, no fuera a ser que otro hombre le clavara el pene en un costado como ocurría a aquesta vuesa narradora. Ese señor no facía más que empujarme contra los genitales del otro señor y Ana, y ese señor no se movía (el calvo del "pfff") y Ana era empujada por mí, empujada por ese señor protegiendo a esa mujer, contra Boby y una maleta que había en el suelo y una de las argentinas.

- Una persona... A person... with live, jier jier. ¡¡¡Aquí!!! ¡¡¡Air, Air!! (una persona, con vida, aqui aqui, aire, aire)

Yo gritaba eso y el señor que no paraba de empujar decía que no con la cabeza y me empujaba más fuerte. Podria sentir hasta las venas del pene del calvo en mi cadera. Las risas de Ana diciendo "está diciendo no jajajajajaja", Boby con su mirada inexpresiva (¡¡era una puta capucha, no tenía ni ojos!!) y la argentina buscando a su hermana. El calvo se reía de los comentarios, la argentina preguntaba a Ana si veía a su hermana. "Veo su oreja, está viva". Y yo: "no, está de pié". Porque había una gran diferencia. Podría estar desmayada que no caería al suelo. Como dijo Ana algo así como "seguro que aquí cuando bajemos todos caerán los dos cadáveres que están en pié por aquí metidos". Y a cada parada bajaban 2 y subían 10... ¡¡10!!

Llegamos al Vaticano.

No había casi nadie, debido seguramente a la huelga, la gente llegaría caminando más tarde.
Hicimos unos 10 minutos de cola esperando que arrancara la cola de venta de entradas para visitar la Cúpula, 520 escalones-pasos. 5€... ¿compensa?

Viendo la Cúpula desde dentro
Los primeros 200 escalones molaron. Eran de estos largos que das dos pasos entre cada y cada, finitos no costaban mucho. Llegué incluso a correr de un piso a otro, porque me apetecía, yo que sé por qué me dio por correr.


Teníamos que subir esta Cúpula
Pero cuando llegamos a la segunda planta y vimos... vimos... los escalones que me prohibí volver a subir tras haber subido a la cúpula de la Catedral de Colonia (Alemania). Lo pasé fatal. Un mareo insoportable, falta de aire y agobio por las estrechas paredes y dando vueltas y vueltas. Eran 200 escalones menos en el Vaticano pero casi igual de insoportables. El único consuelo es que las paredes no eran de piedra, sinó que estaban embaldosadas, y no había tanta sensación de asfixia porque había unos para subir y otros para bajar, y no como en Alemania que tenías que dejar pasar por un minihueco a otra persona dándote la sensación de caer en cualquier momento.


En serio, personas como yo que le agobian los lugares estrechos, abstenerse o sacrificáos por unas vistas impresionantes desde lo más alto del Vaticano.

 

Después de esto tocaba bajar...

 

Y tras ver la Cúpula vimos el interior del Vaticano. Buscamos la Capilla Sixtina por dentro y por fuera e íbamos a entrar al Museo del Vaticano pero era muy caro (demasiado). En Italia fuman con los precios o algo...

Tras buscar la Capilla Sixtina y quedarnos con ganas de ver en directo la obra de Miguel Angel, y comprar algunos recuerdos nos dispusimos a buscar un lugar donde comer. Espaguetis y ensalada. Para seguir caminando comiendo un helado.

Llegamos al restaurante donde comimos el día anterior para conectarnos al wifi tomando un café y llegamos OTRA VEZ al Coliseo...

Tras eso dijimos de ver algo nuevo: las Termas de Caracalla.

Madre mía, qué preciosidad, el imaginarse ahí bañándose, todo el suelo con pequeños baldosines, el mármol, todo, en ruinas, sí, pero te haces una idea aproximada de cómo vivían antes y se bañaban sin pudor entre miles de personas.

Aquí nos llamó la madre de Ana y le preguntó dónde estaba la Capilla Sixtina y dijo: "EN EL MUSEO DEL VATICANO". Casi se nos cae el alma a los pies, porque no entramos para no pagar una entrada de precio desorbitante... bé, no pasa nada.

En cuanto el lugar dónde estábamos en ese momento, llegamos a la ferviente afirmación que tenemos que buscarnos un hombre rico que nos construya unas termas de Caracalla. Tener un esclavo que nos llame Domina y nos abanique en verano y dé calor en invierno (y en verano, ¡qué coño! ya me abanicará luego). Un gladiador esclavo todo buenorro al que poder decirle: "quítate el subligaculum" y... que la tenga a lo Segovax.
Además tenemos claro que los que nos construyan las termas han de ser esclavos, porque los amortizas, sólo los pagas al principio y te pertenecen. Un obrero hay que pagarle mes a mes y eso te puede arruinar rápido...


Y después de eso volvimos al hotel a dormir. Otra noche sin cenar...

El sábado fue muy rápido. Caminamos un rato hasta Villa Borghese. Nos montamos en un carro doble a pedales en el que SUPUESTAMENTE había un motor de ayuda para las cuestas.
- Ana, aquí hay una llave... para el motor
Tras media hora haciendo spinning miré en la parte de Ana y había una puta llave en OFF .






Por eso todo el Mundo nos miraba cuando nos bajábamos para empujar el puto carro en las cuestas, y veíamos a los italianos super felices pedaleando tranquilamente en las cuestas como si fueran gente de otro mundo: "Estarán acostumbrados", decía, inocente...

¡¡¡MEDIA HORA!!!

La otra media hora la pasamos buscando las cuestas para darle caña al puto motor. Al menos amortizarlo.

Después fuimos a la Plaza España a verla un poco más detenidamente, luego otro paseo por la Calle Babuino (de ricachones y tras cruzarnos unos cuantos Ferraris) hasta la Plaza Popolo y descubrir la Vía del Corso... UNA CALLE QUE UNE ROMA y que nos podría haber ahorrado vueltas y pérdidas los días anteriores ¬¬. Sólo tienes que seguirla recta y desviarte por las calles perpendiculares para ver los monumentos interesantes.

Cómo no, para finalizar y tras comer un trozo de pizza ligera caminando hasta el museo del Ejército, que es precioso y es un edificio que se ve desde toda Roma:

Y tras tomar un café en el mismo restaurante de siempre con wifi, fuimos al Coliseo a la sombra de los árboles, tumbadas en el césped, descalzadas y descansando las piernas.


Después a dormir la siesta al hotel y por la noche: nuestra primera y última cena por Roma.

Ya descansadas nos vestimos y decidimos ver el Coliseo de noche, iluminado, y cenar por el camino.

Cenamos en una callejuela en un restaurante bastante barato. Vimos que el botellón es igual en todo el Mundo y durante la cena nos pedimos un vinito rosado de la casa. 1litro para dos personicas... Una copa y ya estaba mareada (demasiado tiempo sin beber). Mi pizza de atún y cipolla sabía a gloria. No veáis lo que me costó pedírsela a la camarera. Me daba vergüenza decir "una pizza de Tono e Cipolla"... al final lo dijo Ana porque yo estaba roja. Escribir polla polla polla sí, hablar de pollas con conocidos también, pero decirle a una camarera que quería polla era otra cosa... ¿qué pensarán de mí?

Tras un litro de vino, espaguetis, pizza, tostada de tomate y albahaca y el postre de tiramisú y fresas con nata, nos despedimos pagando y sin dejar propina y de camino al Coliseo, con los estómagos llenos, nos pedimos el último helado de Italia. Probé el helado de frutas del bosque y estaba fuertísimo (que no malo) y el de chocolate sabía a gloria bendita.



Vimos el Coliseo de noche, todo iluminado, hicimos un video para conmemorar el momento con nuestras peticiones sexuales de Domina y volvimos al hotel, que había que madrugar. Nos esperaba un día completo de aeropuertos y retrasos...



MAÑANA LAS ÚLTIMAS CONCLUSIONES Y OPINIÓN PERSONAL...

.

lunes, 4 de abril de 2011

Las Crónicas de Roma (II)

Oh, gran día éste, el segundo...

He de decir que nada más llegar al hotel el miércoles la recepcionista nos dijo que podíamos bajar a desayunar por 6€ en un buffet libre. Pasamos cantidubidubidá porque... ¿6€ por un desayuno? Por muy buffet que fuese...

Madrugamos mucho el jueves 31 de marzo de 2011 y nos dirijimos al Coliseo. No eran las 7:45h a.m. cuando estábamos a medio camino de nuestro destino. Abrían las taquillas a las 8:30h, pero queríamos estar antes por si había cola.
Llegábamos con tiempo, así que decidimos parar a tomar un café con leche y algo para llenar nuestros pequeños grandes estomaguitos. Un croasán, tal vez.

Nada más entrar el camarero puso sus ojos y atención en Ana, empezó a acosarla sexualmente Bella, Preziosa Ragazza, Ooooh, Amore, Bella, Bella Bellíiiiisima, etc. A mí sólo me miraba para señalarme a Ana y me diera cuenta que única y exclusivamente era ella lo más maravilloso del Mundo y yo era la cosa que la acompañaba. Incluso posaba con ella cuando quería sacar un dibujo del Coliseo de fondo:
¿Soy yo o media Roma tiene cara de asesino? Porque a mí este tío me aterraba, y cómo acosaba, qué experiencia asaltando jovencitas.

Me parece fatal que cuando nos pusieron el ticket en nuestra cara y vimos 15,40€ por dos croasanes y dos cafés con leche.... ¡¡7,7€/each person!! A mí, que me tuvo ignorada durante todo el puto desayuno, me cobraran lo mismo sin tener el mismo adulador y acosador trato. En serio, me parece indignante que tuviera que pagar lo mismo (porque Jill nos dijo que pagábamos al camarero) cuando rehuía de mi hermosa persona. EXIJO EL MISMO TRATO AUNQUE ME DÉ ASCO Y MIEDO.

De repente 6€ para un desayuno buffet se nos antojaron tan baratos que decidimos desayunar allí al día siguiente.

Ya llegamos al Coliseo. Está vacío. Sólo hay 4 turistas y hasta los que van disfrazados de soldados romanos se están vistiendo. Te acosaban con "foto, foto, foto" para que posaras con ellos y sablarte la cartera, tienen unos derechos de autor por foto que ni la SGAE en un concierto benéfico. Ríete tú de la SGAE.

Luego de esperar un ratillo a que abrieran la barrera, entramos las segundas y qué placer ver el Coliseo vacío por dentro antes que entraran los grupos de estudiantes, alemanes, chinos y japoneses que se avecinaban.
Maravilloso. Espectacular. Y lo mejor: sin apenas gente hasta casi irnos. Una pasada.


Y bueno, anécdotas dentro del Coliseo... un par:

- Ana y yo posando sobre columnas creyéndonos estatuas...
- Una señora con un tumor enorme en la espalda (o gran joroba blanca) a la que perseguimos dando la vuelta a medio Coliseo...
Somos de humor fácil e infantil a veces, pero es que encima ¡¡hacía un calor!!
- Las vistas. Qué vistas, fantásticas.
 
 

- Los contenedores de basura para reciclar se pintan en allí dentro, en medio de la Historia de Roma...


Y bueno, ya tocaba salir que la entrada también era válida para entrar en el Foro Romano. Así que para allá nos dirigimos ^^.

Tras caminar un poquito tuvimos la mala suerte de encontrar la entrada en obras U_U


Pero luego seguimos caminando hasta la casa de Augusto...

 Y así seguimos dando vueltas hasta dar caminadas 3h de ruinas y haciéndonos fotos frikis, bucólicas pastoriles, poses absurdas y gente mirando y paisajes... pero sólo pondré estas (las otras, en breve, podréis disfrutarlas en el facebook, sobretodo las de Ana):

Los bancos eran tipo "rosal", con pinchos.

 
 
Se veía el Coliseo desde algunos puntos.
 
 
Tardamos un rato en encontrar una salida que no estuviera cerrada. Hacía un calor de asesinamiento y estábamos más rojas que yo que sé ya, terminamos muy quemadas tanto del Sol como de andar.
Cuando conseguimos salir nos dirigimos para comer cerca de la Boca de la Verita, y de paso verla, junto al Templo de Vesta.

Desilusión la nuestra cuando llegamos allí tras la caminata y estaba tooooodo en obras, no vimos más que templos cerrados y vallas por doquier. Entramos en el primer sitio que vimos para comer (+ó- barato) y nos dimos un atracón de pizza. [Se llama 0'75 y tiene wifi gratis donde nos metíamos un ratillo a mirar el facebook para informar y mails (por si alguien va, recomendable). Aquí los cafés eran más baratos (1,5€) y hacen un café con hielo de muerte. Riquísimo. Repetimos la hora del café despué de comer 2 veces más en este lugar. Total, para nosotras todos los caminos llegaban al Coliseo y nosotras rodeamos la zona unas cuantas veces...]

Vallado e inaccesible.
Luego dimos un paseo por el río Tiber hasta llegar a una calle que nos llevaría a la zona que queríamos ver: Panteón, Fontana di Trevi, Fontana de Quattro Fiumi, etc... cómo no, nos perdimos pero por lo menos vimos el templo de los gatos:
 

Y este edificio que no sabemos qué es exactamente... pero es bonito.
Y llegamos la Piazza Navona donde hay varias fuentes
y al Panteón...
 Y por fín: a la famosa Fontana di Trevi:



Sí que impresiona de cerca. Es ENORME.

Luego comimos nuestro primer helado italiano de Italia y fuimos felices hasta perdernos de nuevo, esta vez intentando llegar al hotel, fuimos donde queríamos ir al día siguiente ¬¬: Plaza España.
Cansadas de caminar nos metimos en el metro donde ocurrió lo que toda mujer, todo hombre y todo ser humano detesta excepto un fetichista masoquista:

- Que el metro vaya petadísimo y te toque un tío todo sudado detrás tuya mojándote la espalda y tus brazos desnudos...

Quería morir. Entre mi malestar y el ataque de risa y lágrimas de Ana cada vez que me miraba sufriendo las consecuencias del calor y la humanidad, sólo sentía ganas de arrojarme a las vías, si no lo hacía la gente al chafarme contra la barra y me arrastraba al salir y entrar. Encima ibamos cargadas, que habíamos comprado coca-colas y galletas en el supermercado DesparO (SPAR en España). Finalmente nos fuimos a dormir, sin cenar ni ostias, recién duchadas, eso sí, que el sudor, lágrimas y dolor de pieses no nos lo quitaba nadie...

Saliendo del metro de Roma, en Termini, donde me llamaron la atención por 1ª vez por hacer fotos. Desconocía que estaba prohibido hacerlas... pues vaya.


CONTINUARÁ...

.