Seguidores de mis paranoias...

jueves, 29 de diciembre de 2011

Mi madre, la familia y la masturbación


Acabo de ver el maravilloso anuncio de vaginesil.

Ese nuevo en el que la hija le pregunta a la madre confidencialmente delante de las cámaras:

- Mamá, ¿a ti de joven te picaba... ahí?

Y su madre, muy confiada con una hija de unos 16 años que seguro que no es una guarrilla y que no son hongos por tirarse a medio instituto, le suelta algo así como:

- Claro, de joven y también ahora... y por eso utilizo VAGINESIL

Es genial.

Super real.

Pero para reales las reacciones de mi madre cuando le decíamos que nos dolia o... bueno, esto no se lo he contado a nadie pero creo que ya desde pequeña tenía una obsesión con el placer sexual sin saber exactamente qué hacía, si era bueno o malo, pero claro: algo que da placer: ¿cómo va a ser malo?

Recuerdo de una noche estar tocándome (debía tener 6 ó 7 años, y yo que sé, la mujer que diga que de niña no se tocaba miente seguro), y de repente me empezó a escocer. He de decir que estuve mucho tiempo tocándome casi 24h al día. En casa, en el cole, apoyada en cualquier lugar yo disfrutaba acariciando esa zona. En serio, lo pienso ahora y me siento hasta sucia.
Me fui al baño y al limpiarme vi sangre.

Fui corriendo a mi madre y me miró con cara rara...

- No puede ser la regla. ¿Te has tocado ahí?
- NO.
- ¿TE- HAS-TOCADO-AHÍ?
- N......nnnn.... si

No recuerdo lo que decía porque no dejaba de hablar hacia las paredes y espejos mientras me limpiaba el chochete, pero sé que no rezaba. Mi madre no es mucho de rezar que digamos. Pero decía cosas como qué iba a hacer con unos hijos asi, que si ya de tan pequeños. Y cosas así.

Estuve una temporada sin tocarme por miedo que volviera a sangrar, pero ya sabéis, el deber llama, y yo me aburría mucho en casa.

También recuerdo despertarme un montón de veces con las manos en la masa, bocabajo. Pero bueno, no sangraba, así que continué con las andadas...

No sé lo que se cocía en vuestras casas, pero en la mía el sexo jamás ha sido un tema tabú. Desde pequeños sabíamos qué era exactamente todo. Quizás es porque al empezar los pequeños con las preguntas, los hermanos mayores ya lo sabían y te explicaban con todo lujo de detalles cómo se hacía todo, la creación y esas cosas. El proceso y los nombres que se les daba, bien y malsonantes. Mi madre nunca nos ha engañado en tema sexo. Se lo contamos todo desde siempre y siempre ha sido muy consciente de nuestra vida en todos los aspectos, incluido el sexual y con todo lujo de detalles y edades. Nos da consejos e incluso ella tampoco se corta. Hay gente que no entiende por qué hablo tanto del tema como si fuera lo más normal del mundo, pero es que cuando te has criado hablando del tema tan formalmente hasta como conversación de comida familiar, deja de resultar extraño, ¿verdad? Los hay que lo verán bien, los hay que lo verán mal. Pero es un tema que todo el mundo practica (hasta el Papa), pero del que no todos hablan. ¿Por qué? Todo depende de la educación.

La de veces que habré entrado de pequeña en la habitación de mis hermanos y verles tocando la zambomba. Sabía cómo era un pene. También toqué penes (que no masturbado). Lo que tiene ser pequeña y tener un hermano de más o menos la misma edad es que ambos sentíamos curiosidad por los genitales del otro y... bueno... eso miras y tocas y recuerdo que daba repelús. Tened cuenta que nos duchaban y bañaban juntos a los hermanos pequeños.

Luego recuerdo una anécdota que me viene de vez en cuando, sobretodo cuando algún tío dice que le duele un huevo o que lleva tiempo sin tocarse...

Un día llegó mi hermano pequeño llorando al salón diciendo que le dolía ahí abajo.
Mi madre le bajó los pantalones y calzoncillos y le dijo que no tenía nada. Y yo también la vi como siempre, así que él siguió llorando por horas hasta que mi madre le soltó, muy enfadada:

- ¿NO LA HABRÁS METIDO EN UN TUBO?

(En serio, jamás sabré por qué le gritó eso, cómo se le ocurrió en un tubo precisamente, ¿habría sido una experiencia de algún hermano mayor nuestro o de su marido?)

- NooooOoOOOoOOOooo

- ¿TE HAS TOCADO?

- No.

Y no mentía. Fuimos a urgencias en familia (porque no podía dejar a los pequeños en casa) y el doctor se la sacó delante de todos y le preguntó si se tocaba y mi hermano decía que no y que no.

Pues era verdad. Le dolían los huevos porque no se tocaba. No sabía hacerlo todavía con 6 ó 7 años, qué decepción, si yo llevaba desde que no recuerdo haciéndolo jajajajajaja. ¡¡Su cuerpo le pedía marcha y él no se tocaba!! Jajajajaja, qué inocente, mi pequeño. Qué guarra soy, por favor. Sigo...

¿Véis? Los hombres tienen que tocarse desde niños. Por eso no me creo que los curas y los cristianos no se masturben. Y tener poluciones espontáneas tiene que joder. Y el dolor de huevos... diox, si ya se quejan cuando no se ha podido echar un polvo después de estar un rato empalmados y no se puede... no me quiero imaginar dos meses sin tocarse con todo eso ahí gordo. ¡¡TOCÁOS!!

Y bueno, también recuerdo yo muy pequeña y me pilló mi hermana pequeña (tiene 4 años menos), y me preguntó que hacía y yo le dije que me tocaba ahí y le dije que lo probara. Y ahí estábamos...

Si es que lo estoy pensando todo ahora y digo que es que no es normal. Pero realmente sí lo es. Los niños no somos viciosos. Simplemente somos curiosos y cuando algo nos gusta y no nos dicen que es malo, y da placer, lo repetimos hasta la saciedad. Hasta hacer sangre si hace falta. Pero es que no es malo. Y dejad que vuestros hijos se toquen. Luego serán más sanos y si les pilláis: no les digáis que es malo ni les llaméis la atención como si lo fuera. Porque entonces se resentirán cada vez que lo hagan. Pensarán que es malo. Y es el mayor de los placeres.

No les quitéis el sexo desde tan temprano.

Un saludo y... ¡¡a follar!! (vosotros que podéis, yo llevo tiempo de sequía y lo que me queda).

.

3 comentarios:

Arald dijo...

Nnnn...nnnn Sí xDDDDDDDDDDDD qué gracia!

Jan Berg dijo...

Querida Misa, tendrías que haber conocido a mi madre.

A estas alturas, o serías monja y harías dulces de yema de huevo como las clarisas... O matarías gente por cuenta de Blackwater en Bagdad. Sin término medio posible.

Pero en fin, que yo entraba aquí solo a desearte un feliz año 2012 repleto de paz, amor, prosperidad, y en tu caso muuuuucho sexo...

Rdimichelle dijo...

Dejate de sexo tia es mejor tocarse, ni te decpcionas ni te levantan dolor de cabeza...