Seguidores de mis paranoias...

lunes, 28 de noviembre de 2011

Las Crónicas de Alemania (I)

¿Cómo empiezo este resumen?

Fui con unos compañeros de la Guardia de la Noche a Alemania, con la excusa del torneo de cartas de Juego de Tronos. Pero aparecí en el aeropuerto con mi cámara más cara y grande y sin un mazo actualizado con el que jugar en el torneo...
De cinco que fuimos en el grupo, sólo jugaron dos.

Pero bueno, eso no importó. Porque nos lo pasamos de putísima madre.

Empiezo...

Ninguno de nosotros habíamos alquilado en la vida un coche, y mucho menos en otro país. Tuvimos un mal empezar en el aeropuerto nada más llegar a Alemania porque me pidieron la tarjeta con la que pagué el coche (que me habían cobrado ya), el carné de conducir y el DNI y, con bastante bordería, el tío me devolvió la tarjeta diciendo que no servía porque era de débito.
¿Qué hacemos?

Traduciendo: no podíamos coger el coche si no teníamos tarjeta de crédito.

De repente nuestro plan de viaje y los 222,98€ pagados se iban al traste sin coche.

Y nada más empezamos a denigrar a la compañía Hertz por todo lo que nos estaba haciendo sufrir, apareció nuestro salvador, el más mayor del grupo, con su maleta recién cogida de la cinta de equipajes, y nos deslumbró a todos sacando una tarjeta de crédito de la cartera.

Volvimos a hacer cuentas y fuimos hacia el coche. La versión moderna de mi coche... qué guapo.

De camino al pueblo de Bacharach, ya era de noche y hacía una niebla de cojones, pasamos por una carretera de mierda llena de curvas y más curvas hasta llegar al Castillo de Stahleck.

 En lo más alto de la montaña, al fondo.
Vistas desde arriba, donde aparcábamos el coche.

El mismo viernes que llegamos ya estaban jugando a cartas, y nosotros fuimos al rato a cenar (sobre las 18h que abrían el comedor). Y luego a ver cómo jugaban mientras unos cuantos parecíamos niños pequeños en una esquina de la sala dándole a juegos de campamento de verano infantil y bebíamos cerveza, y haciendo figuritas de plastilina y alborotando la sala jugando a "Atrévete a...". Como putos críos. Pero muchas risas.
Luego nos tocó una habitación en la torre. Para 11 personas. Redonda, con baño propio y unas vistas increibles. Y ahí estábamos 11 miembros de la jauría española que fuimos a Alemania (de muchicuantos), mientras unos intentábamos dormir, los otros llegaban gritando y liándola parda...

El sábado los que no jugábamos al Torneo nos pusimos a jugar al pin-pon en la planta baja de la torre donde nos alojábamos.
Tienen muy claro, estos alemanes, que hace un frío del carajo y que la luz se va muy pronto, así que la sala de pin-pon estaba a buen resguardo y con temporizadores de luz.
Al rato de sudar dándole a la pelotita (recién duchados) pillamos coche y nos dimos una vuelta por el pueblo antes de comer. Y ya que estábamos dar un paseillo a orillas del río Rin.


He de decir que las vistas desde el castillo por la mañana de camino a desayunar a las 8h a.m. era espectacular. Veíamos esto cada vez, puesto teníamos que bajar de la torre, salir al exterior, y entrar a otra parte del castillo.

El sábado para la hora de cenar (recuerdo: es a media tarde) conocimos al artista invitado: Nacho Molina y su amigo y ahí estuvimos, hablando y pasando el rato, a cervezas también. Y unos foreros que ya no jugaban el Torneo nos enseñaron a jugar al Blood Bowl, el juego de mesa. Acabamos mega-enganchados al jueguecito... y tras jugar hasta altas horas: a dormir.

El domingo madrugar de nuevo y visitar el pueblo de "Nomeacuerdoelnombre" y su castillo. Vaya, ¿por qué serán tan difíciles los nombres en alemán? Sé que era un nombre compuesto. Y su castillo estaba cerrado. Pero las vistas eran bonitas y el pueblo acogedor.

Podréis apreciar a Lassie en el centro de la foto, en el arco.

Y ya de vuelta, después de comer y pasar la tarde haciendo el friki y el gamba por el castillo de Stahleck, nos fuimos a tomar birras por el pueblo de Bacharach... y descubrimos las minibotellitas de Jagermeister..........



Y entre jager y cervezas, y jugar un buen grupo de personas a los Lobos de Castronegro, acabamos durmiendo la mona en el castillo, nuestra última noche y... el principio de nuestro viaje hacia lo previsto y lo imprevisto...


CONTINUARÁ...

.

6 comentarios:

Arald dijo...

Qué bonito el castillo =)

Qué guay que aprendieras a jugar a Blod Bowl! es muy divertido! ^^

¿Qué pasó con el coche, te cobraron doble?

Nagash dijo...

Vamos, mal que te lo estás pasando :P
Voy a tener que aprender a jugar a algo con torneos en Alemania, todo sea por la excusa xD

Es un juego de cartas de Blood Bowl? La leche,y yo pintando ratones...

Un saludo!

Doctora Anchoa dijo...

Qué chulo el pueblecito y el castillo XD. Lo que os pasó con el alquiler del coche no fue raro, siempre que os vayáis fuera de España, por lo menos uno del grupo tiene que llevar tarjeta de crédito, ya me tocó sufrir las consecuencias de no llevarla una vez XD.

Akede dijo...

Como mola el pueblecito, y menudo lujo de sitio para dormir, porque las vistas son impre-zionantes^^

Menos mal que te sobra el tiempo libre ehhh :P

Kurai dijo...

Envidia

Quiero irrrr!

Pecosa dijo...

¡Pero qué lugar más increíble! Me encantan los castillos, y de los castillos lo que más mola son las torres, ¡y va y os dan una habitación en la torre! Envidia envidiosa la mía.