Seguidores de mis paranoias...

lunes, 8 de agosto de 2011

Fin de semana rural (Ávila y Cáceres)

Ya he vuelto al rutinario "entre semana". Para pasar el rato voy mirando las fotos que colgué ayer en facebook sobre este fin de semana en una casita rural en un pueblo a las afueras de Ávila (El Colmenar - Vicolozano), y cómo de Ávila acabamos en un pueblo de Cáceres (Madrigal de la Vera) bañándonos en el río Tiétar, entre las resbaladizas y lisas rocas no cortantes (en agradecimiento de nuestros pies descalzos), con un agua benditamente fresca y limpia.

Pueblo de Vicolozano. Vistas nada más salir del Hostal Rural el Colmenar.
Ávila, la ciudad, es pequeña. Como Toledo, en  una tarde se ha paseado y visto todo lo importante. Eso sí, sin entrar en la catedral ni monasterios. Tomamos refrescos acompañados por lo que llaman "deporte autonómico": el tapeo. Al final no salía tan caro si pensabas en lo que estabas comiendo (1,70€-2,10€).
Subimos a la muralla (4€) y caminamos y subimos a todos los lugares donde estaba permitido. Se recorre en poco tiempo; lo único malo es que con el sol nos estábamos abrasando.


Tras tomar algo para la deshidratación, descubrimos uno de los Monasterios por los que es conocido Ávila: el Convento de Santa Teresa.

Una de las partes de Ávila que no se puede uno perder, son los Cuatro Postes. Desde allí se tienen las mejores vistas de toda la ciudad y la muralla:
Los Cuatro Postes y Ávila
 Nos recomendaron ir allí de noche, y bueno, finalmente fuimos el viernes (el jueves teníamos que esperar mucho y nos daba pereza):
No conseguí mejor encuadre en la maldita roca, porque no tengo trípode U_U
 El viernes aprovechamos para hacer un poco de turismo de paisajes. En medio de la Sierra de Gredos, caminito del pueblo de El Tiemble, acabamos paseando y observando las preciosas vistas desde el Embalse de Burguillo:


Y, por supuesto, metimos un rato los pies:

Ya en el pueblo de El Tiemble, paramos a tomar algo y pasear:


Lo mejor eran los carteles de las fiestas...
TIEMBLA EL TIEMBLO
Cómo no, al volver a Ávila centro, terminamos en el restaurante del hostal, pidiendo el típico Chuletón de Ávila, comida de Dioses, que me provocaba orgasmitos y gemiditos cada vez que un trozo de esa sabrosa carne rozaba mis labios y lengua. Saboreé cuanto pude mi pedazo filetón, bocado a bocado, hecho perfecto a mi gusto (le pedimos que nos lo hiciera un poco más), y con unas patatas fritas con el caldito del chuletón que madre mía, sólo dejé el hueso y la grasilla:

Acompañado de lambrusco Emilia, por supuesto.
Tras una siesta, nos pusimos los zapatos y fuimos a hacer un poco de turismo de Castros y Verracos.
Acabamos en Cardeñosa donde, tras unas falsas indicaciones (carteles mal puestos, desaparecidos, etc), encontramos las murallas:
 Resta decir, que en Ávila llaman la atención muchos nombres de comercios. El que se llevó la palma en el viaje fue éste supermercado con gasolinera incluida con eslogan: "ahorra combustible con tu carro", llamado SIMPLY:
Simplymente Simply. Dí que sí.
 Esa noche entre el chuletón y los pinchitos que nos pusieron haciendo tiempo a que entrara la noche para hacer fotos, no cenamos, pero bueno, nos dimos un último paseo por la ciudad, terminando en los Cuatro Postes y sacando fotos por el camino:


Finalmente el sábado quedamos con unos amigos de mi compañero de viaje. Terminamos en un pueblo a las afueras de la provincia de Ávila, ya en Cáceres, llamado: Madrigal de la Vera. Las vistas eran preciosas. Fuimos a bañarnos a una zona del río Tiétar que tienen a unos pocos kilómetros recorriendo un camino de cabras:


Vistas del río y las montañas (justo hay un montón de rocas y apenas se ve el agua)
Esta es la parte del río donde nos bañamos nosotros.

 Y bueno, tras pasar media tarde y comer unos bocadillos, volvimos a Madrid, donde terminamos saliendo de marcha por San Sebastián de los Reyes, muertos, un rato, y acabé durmiendo en un sofá (dentro de un hogar, tranquilos, no de los que abandonan en los contendores) hasta que empezó a funcionar el metro.

Y ayer aproveché y dormí todo el día.
Y hoy estoy aquí, en la oficina, relatándoos mi fin de semana completo.

Saludos ^^


.

5 comentarios:

Jana la de la niebla dijo...

Si supieras cómo te envidio... tengo unas ganas de salir de casa de una vez, puto paro, puta falta de dinero, pero si yo me conformo con la gasolina y llevarme unos bocatas, lo que pasa es que arrancar a este niño de casa es de lo más difícil. Quisiera ir a Ronda, Toledo, Granada, Niebla, Puerto de Santa María, por no mencionar Madrid, Asturias, todo el norte... ayyyyyyy y aquí metida en Villafranca que estoy.
Las fotos nocturnas me han encantado, y la del chuletón ni te digo, ahora estoy tan aburrida que tengo más hambre que nunca y me tengo que controlar porque luego me cuesta mucho perder lo que cojo (de kilos), qué asquito.
Niña, disfruta a tope mientras puedas que luego uno se amuerma y no sales más que a tirar la basura y ya te parece una aventura.

Onara dijo...

Me han gustado mucho las fotos... mucho mucho!

Me alegro que te lo hayas pasado bien!

Besote!

Damajessica dijo...

que jodia,que bien te lo pasas :p

Pecosa dijo...

Jana de la niebla +1.
No sabes lo que es un verano en agosto.

Chulísimas las fotos, qué bonitas son las ciudades medievales. Para conformarme, me voy al Castillo de Montjuïc con la cámara. Quien no se consuela es porque no quiere.

Akede dijo...

Que fotos mas chulas! Jodia, no paras eh :P

Así me gusta aprovechando el veranico.

Yo al final me quedé sin viaje a Londres (y tal y como está el patio, ni me quejo), pero lo he sustituido por una escapadita a Amsterdam...eso si, pater, moder an pijahermana incluidos, la family casi al completo...pero la pela, es la pela jejeje