Seguidores de mis paranoias...

martes, 31 de mayo de 2011

Nadie va a ser tío. Ni tía.

Una semana de retraso.

Lo peor fue el jueves, me dolía como si me fuera a venir a cada minuto que el dolor me hacía agonizar. En el autobús camino de Ponferrada lo pasé bastante mal. Pero llegué a Ponferrada y ni rastro de sangre.
Esa noche empezamos nuestra sesión de arrumacos y embestidas cuando en un momento de cambio de postura mi maromo avistó líquido rojo manchando el plastico que recubría su glande, enolme, falo.
Toalla, unas embestidas más y se cortó el rollo porque a mí eso de saber que hay rojo por ahí debajo no es que me haga mucha gracia.

Al final nos quedamos con medias ganas . Ahí no había nada más que hacer excepto ducharse antes de empezar a roncar.

Al día siguiente los tampax me salían más limpios que la prueba del algodón tras pasar el Tenn.

El sábado más de lo mismo. El domingo igual.
El lunes lo dejé caer a mis compañeras y estuvimos hablando de bebés y qué pasaría si estuviera preñada. Yo no estaba preocupada, claro, es el primer mes sin la píldora y sabía que esto podría pasar. Pero también pasó que no tuvimos mucha precaución una noche mi maromo y yo, y siempre estaba el temor por la frase "antes de llover, chispea".

Finalmente, tras las bromas cada vez que iba a recoger papeles de mis compañeras "he estado mirando unos patucos", "¡¡yo un baberito!!", etc, la barriga empezó a dolerme de nuevo, esta vez con más fuerza que el jueves, y después de padecer calambres toda la mañana, por la tarde fui a agonizar al baño y, aleluya, estaba sangrando como si me hubieran cortado parte de mis órganos sexuales. No sólo lo parecía por toda la sangre que manaba de mi interior, sinó también por el dolor. Se me había olvidado el motivo principal por el que empecé a tomar la píldora. El puto dolor.

Así que no estoy embarazada. Y de estarlo: lo habría abortado diez veces con todo lo que me ha salido entre ayer tarde y esta noche.

Y os dejo ya, que esta entrada auguraba ser asquerosa y no os ha decepcionado en ello, ¿verdad?

.

12 comentarios:

Damajessica dijo...

yo queria ser tia :(

H@n dijo...

Como poder, puede ser siempre, incluso con la pildora....

Anyway, porque la has dejado de tomar? Si con tus dolores lo mejor que puedes hacer es embarazarte o tomarla =S O arrancarte los ovarios de cuajo, claro >_<

Misaoshi dijo...

La dejé de tomar porque engordé 5kg tomándola y comía como una cerda. Entonces al ponerme a dieta la dejé de lado una temporada, pero nada más deje de sangrar me pondré a ello de nuevo. ME LA SUDA XD dolor = caca

Condesa Bathory dijo...

Por eso yo uso el anillo, ni engordé, ni me dieron efectos secundarios ni nada de eso. Yo la tomo porque me retuerzo de dolor como una poseida con la regla.

Akede dijo...

Ouu, con lo mona que es la ropa de bebé^^

Bueno, míralo por el lado positivo, después de la marea roja viene la calma, aunque sea por unos días.

Kurai dijo...

Lo que me ha costado aguantarme el ataque de risa en el trabajo por lo de abortarlo 10 veces xDDDD

Tía, vuelve a la pasti, claro que si, no vale la pena tanto dolor >.<!

Onara dijo...

Por fin, si por fin!!! ya puedo comentaaaaar!!

Tia, que burrada de post! cómo me he reido!! sin pelos en la lengua, si señora! xDDD

Yo tb la he dejado este mes, pero el mes que viene vuelvo... paso de que la viscosa roja me joda la existencia!!...

Ptons!!

Speedygirl dijo...

Hombre, Misa, viendo este post, lo que habría sido brutal es leer tus post de los primeros meses del embarazo.En ese sentido es una pena que nadie vaya a ser tío. Ni tía XDDD

Misaoshi dijo...

Pues ahora que lo dices, podría ser enorme escribir sobre los síntomas que sentiría xD. Luego lo podría imprimir, encuadernar y dárselo a mi hijo/a cuando cumpliera 15 años xD

H@n dijo...

Mejor cuando se case, Misa, porque así si se trauma, ya lo aguanta la nuera y no tu xDDD

Jan Berg dijo...

Después de vivir veinte años rodeado de mujeres, con mi madre, mi tía y mi prima, y depués de las reglas doloroso-esotéricas de Elma, y después de todos los despueses... Aún se me eriza algo el vello cuando lo leo... Ah, pero tranquila, que a lo de entrada asquerosa sabemos jugar todos...

Pecosa dijo...

...su glande, enolme, falo, ¡jajajajj!