Seguidores de mis paranoias...

domingo, 22 de mayo de 2011

Juego de Tronos en estado puro (III)

¿Cómo describir este fin de semana?

Ninguno de los cinco habíamos jugado a rol en vivo jamás, así que nuestra primera experiencia fue genial.

Lo primero que nos llamó la atención de todo fue que las armas y armaduras de los demás estaban tan curradas que daban asco y todo (XDDDD). Dábamos pena. Pero éramos mercenarios. Hijos de puta (literalmente). Éramos carroñeros que nos vendíamos al mejor postor.

Nada más llegar los organizadores examinaron las armas de Kurai, Chip y Urko....... excepto las hachas de Chip, mandó a Kurai y Urko a pegar a los árboles para reblandecer sus espadas XD.

Qué agujetas. Nos véis a cuatro pringados pegando a los árboles, cada uno con un "palo" forrado y pintado ¬¬, haciendo ruido y dando lo más fuerte posible deseando que no viniera nadie de Greenpeace (estábamos desconchando los árboles con la mala hostia). Todo esto inútilmente porque terminaron abriendo las armas que tanto curro les llevaron y rehaciéndolas de nuevo.

Lo cierto es que llevaban muchísimo cuidado (a veces demasiado) en que nada hiciera daño. Escudos, armas, flechas, lanzas... evitando así cualquier accidente o golpe fuerte que pudiera lesionar a cualquiera. Pero daba igual, porque Kurai con un cúter es ... es sangriento. Se volvió a cortar rehaciendo el arma ¬¬. Casi me desmayo con toda la sangre del papel.

Después de cenar lo flipamos con un par de personas más y sus armas. Conocimos a los malagueños que molaban un montón y estaban a dos casetas y nos fuimos a dormir, Filip y yo esperando desesperadamente que llegaran los catalanes en el autobús con nuestras armas (las compramos on-line a gente de Barcelona).

A la mañana siguiente sin apenas haber dormido culpa del ruido del botellón, reencuentros y risas exageradas, y culpa del frío también (os cagáis, en medio de la montaña entre pinos enormes), en una cabaña con una estufa que más que calentar enfriaba... qué mala noche, tras el desayuno nos cambiamos y salimos a buscar nuestras armas. Y fue entonces cuando lo flipamos de verdad. Parecía que nos habíamos tomado unos cuantros tripis. Qué armaduras. Qué armas. Qué ... qué de todo. Menudos trajes algunos. Muchos se transformaban nada más ponerse el traje, incluso entre sus amigos y sin haber empezado la partida, ya parecían gente de ese Mundo. Y por fín nos dieron nuestras armas. Mi hacha. Qué pasada. ¡Grande y gorda! De espuma y látex.

Yo me sentía megacutre al lado de ellos, pero pensaba: "joder, si somos gente del campo, maltratados, sin dinero... ¿cómo vamos a tener todo eso? somos roñosos por naturaleza". Y me sentía mejor XD.


Luchamos. Morimos. Perdimos. Corrimos. Morimos. Corrimos. Luchamos y morimos de nuevo. Pero... ¡qué grande! Menos mal lo de resucitar era rápido.

Sólo puedo describir eso porque es algo, para mí, inexplicable.

Puedo decir que habia algo de desorganización por parte de los que nos llevaban. Y sentaba mal recibir órdenes de unos, que otro las rechazara, otro te diera otra orden, el otro no se pusiera de acuerdo y te dejaba sin hacer nada de nuevo...
Los organizadores montaron todo tardísimo y luego otro nos dijo que teniamos que memorizar los números de unas cintas. Por la noche nos dijeron que teníamos que haber cogido las cintas. Otros decían que teníamos que coger unos cerdos (había cerdos de papel por el campo). Cuando iba a coger uno me llamaron la atención por cogerlos. Pero luego resulta que sí tenía que cogerlo. Pero otro decía que no... y así con varias cosas. Fue lo único malo. La desorganización entre "caballeros" y "organización" (que la mayoría de veces eran ellos mismos).


Lo mejor: la batalla. Explorar. Arrastrarse intentando que no te vean. Decir "voy con él" cuando estás con un traidor (el enemigo no lo sabe xD) tanteando el terreno enemigo evitando que te maten. Mi hacha. Ir super ligera. Las carreras que me metí (me ayudaban a tener agujetas y a sentirme bien, porque llevo una semana sin entrenar). El entrenamiento el sábado por la noche (perdí miedo a las peleas melé). El bufón XDDDDDD cantando durante la masacre inicial que nos metieron, dando por culo a la gente, su marioneta de Aerys (un puto guante con trenzas xD), limpiando al Rey, cuando le rompieron el dedo por señalar XDDD, y mil anécdotas brutales. El pedazo de bestia del mandoble (¿Igor?). La camiseta que nos regalaron los de Be Friki.

Lo peor: la desorganización. La comida (¿cómo puede saber mal una hamburguesa "casera"?). Los que se metían en el personaje dentro y fuera del juego. Que lo montaran todo tarde. La lluvia. El frío. La cabaña congelador. La estufa nevera. Los colchones. No había mantas (menos mal llevamos algo para taparnos pero insuficiente). Que no respetaran el silencio de la madrugada no dejándonos dormir el viernes. Y en general todo lo relacionado con la cabaña. Tengo golpes en la cadera de apoyarme en esa TABLA.


Y hasta aqui puedo contar sobre Cuenca.
Hoy domingo nos hemos levantado temprano y nos hemos ido al rato de desayunar. A las 13:30h teníamos el coche en el aeropuerto y nos hemos ido al centro de Madrid a comer. Hemos paseado por Sol y nos ha impresionado cómo tenían todo montado los que se están manifestando con el Gobierno. Nada que ver con lo que nos dan por la tele. Hay que verlo en primera persona:

 
 
 
 
 
 

7 comentarios:

Akede dijo...

Waaa que envidia!!
Peazo hacha Misa!, pobre dedo de Kurai y pobres árboles que no tenían la culpa.

Y lo de la comida...bueno...ya sabes, en aquella época no eran todo manjares jajaja.

Condesa Bathory dijo...

Ains pero que bien te lo has pasado pese a la cabaña y la comida *.* ha molado.
Un beso!

Jan Berg dijo...

Hija mía, si vosotros érais los cutres, habría que ver a los demás, a mí me parece que íbais muy bien ambientados.

Y el hacha... Te la voy a pedir prestada cualquier día de estos, lo estoy viendo...

EriKa dijo...

¡Vaya movida!, si os encuentro por el bosque.."piernas para que os quiero", bueno lo importante es pasarlo bien y parece que lo has hecho.

Besitos.

Kurai dijo...

Ha sido lo mejor que he hecho en mucho tiempo >.<!

Ahora estoy pasando las fotos, mañana hago post con los vídeos =D

Nimrod dijo...

Mola, en los vivos con soft-combat suele pasar que haya un poco de desorganización, pero me encanta que mirasen exaustivamente lo de las armas, yo en un Kirdland (rol en vivo con soft-combat que se organizaba aquí en Sevilla hace miles de años) le abrí un tajo en la barbilla al "Jaime Lannister" del bando contrario, hoy en día aún se acuerda de mis difuntos parientes mientras me enseña la cicatriz xD
Para el próximo espero que sigas comentando por aquí por si la fuerza me acompaña y puedo escaquearme a jugar ^^
Salu2

Pecosa dijo...

Es todo meeega friki. ¡Y los trajes molan mazo!

Una pena lo de las cabañas, ¡parecen tan monas!