Seguidores de mis paranoias...

lunes, 25 de abril de 2011

No tengo ganas de actualizar esto. No sé qué contar porque no me ha ocurrido nada digno y feliz que contar que no me haga soltar lágrimas.

La verdad es que en mi familia y círculo cercano, las muertes que he vivido han sido bastante "predecibles" (o poco sorprendentes) porque han sido por enfermedad o ataques asociados a la edad y a varios familiares. Duelen, como toda pérdida, pero sabes que tenía que ocurrir tarde o temprano porque veías mal a esa persona, incluso sufriendo, y poco a poco te hacías una idea que un día despertarías y la otra persona no estaría.

Pero un accidente... para mí los accidentes sucedían a familiares de vecinos, sucedían a la gente que salía en las noticias llorando. Los accidentes no eran cercanos. ¿Un accidente?

Pero el día que sucede te quedas en blanco y tardas muuuuuuuuucho en asumirlo. Y has de repetir varias veces y negar algunas cosas para que el golpe sea menos duro. Pero cuando se lo cuentas a alguien completamente en serio, empiezas a desgarrarte poco a poco hasta que sueltas todo lo que llevabas horas guardando.

Los accidentes no sucedían en mi familia... hasta el jueves santo. Y todavía estoy tardando en asumirlo, no por mí, sinó por la imagen de mi hermano y la abuela del niño en el tanatorio. Una exteriorizándolo hasta quedarse exhausta y el otro mirando fijamente sin parpadear a la nada, sin hablar y sin expresar emoción alguna hasta que alguien le recordaba qué hacía allí y de quién tenía que despedirse para siempre.

Espero no saber jamás cuan dolor causa perder a un hijo. Un abuelo, un sobrino, un familiar lejano, un familiar de tu pareja y un amigo son pérdidas que duelen. Pero no puedo imaginar el dolor de esas personas que han dado todo y se han ilusionado tanto por alguien que han perdido por un golpe. Un puto golpe. Ojalá no tenga que vivir nunca eso.

.

6 comentarios:

Condesa Bathory dijo...

Animate Misa. No te tortures. no sé bien que decirte, sólo que espero que estés bien.
Un abrazo.

Damajessica dijo...

maria sabes que siempre voy a estar a tu lado, si quieres podemos vernos, tomar un cafe o solo hablar, o si no quieres hablar estar juntas, sabes que nunca vas a estar sola, me gustaria decirte algo... yo solo puedo darte las gracias por estar conmigo cuando lo pase mal.

Kurai dijo...

='(

Doctora Anchoa dijo...

Un beso, Misa

Maeglin dijo...

Un abrazo minfinito "Misa" y se agradece la fortaleza de dejarte caer por aqui en esas circunstancias.

Pecosa dijo...

¡Ánimo, Misa! Un abrazote