Seguidores de mis paranoias...

lunes, 4 de abril de 2011

Las Crónicas de Roma (II)

Oh, gran día éste, el segundo...

He de decir que nada más llegar al hotel el miércoles la recepcionista nos dijo que podíamos bajar a desayunar por 6€ en un buffet libre. Pasamos cantidubidubidá porque... ¿6€ por un desayuno? Por muy buffet que fuese...

Madrugamos mucho el jueves 31 de marzo de 2011 y nos dirijimos al Coliseo. No eran las 7:45h a.m. cuando estábamos a medio camino de nuestro destino. Abrían las taquillas a las 8:30h, pero queríamos estar antes por si había cola.
Llegábamos con tiempo, así que decidimos parar a tomar un café con leche y algo para llenar nuestros pequeños grandes estomaguitos. Un croasán, tal vez.

Nada más entrar el camarero puso sus ojos y atención en Ana, empezó a acosarla sexualmente Bella, Preziosa Ragazza, Ooooh, Amore, Bella, Bella Bellíiiiisima, etc. A mí sólo me miraba para señalarme a Ana y me diera cuenta que única y exclusivamente era ella lo más maravilloso del Mundo y yo era la cosa que la acompañaba. Incluso posaba con ella cuando quería sacar un dibujo del Coliseo de fondo:
¿Soy yo o media Roma tiene cara de asesino? Porque a mí este tío me aterraba, y cómo acosaba, qué experiencia asaltando jovencitas.

Me parece fatal que cuando nos pusieron el ticket en nuestra cara y vimos 15,40€ por dos croasanes y dos cafés con leche.... ¡¡7,7€/each person!! A mí, que me tuvo ignorada durante todo el puto desayuno, me cobraran lo mismo sin tener el mismo adulador y acosador trato. En serio, me parece indignante que tuviera que pagar lo mismo (porque Jill nos dijo que pagábamos al camarero) cuando rehuía de mi hermosa persona. EXIJO EL MISMO TRATO AUNQUE ME DÉ ASCO Y MIEDO.

De repente 6€ para un desayuno buffet se nos antojaron tan baratos que decidimos desayunar allí al día siguiente.

Ya llegamos al Coliseo. Está vacío. Sólo hay 4 turistas y hasta los que van disfrazados de soldados romanos se están vistiendo. Te acosaban con "foto, foto, foto" para que posaras con ellos y sablarte la cartera, tienen unos derechos de autor por foto que ni la SGAE en un concierto benéfico. Ríete tú de la SGAE.

Luego de esperar un ratillo a que abrieran la barrera, entramos las segundas y qué placer ver el Coliseo vacío por dentro antes que entraran los grupos de estudiantes, alemanes, chinos y japoneses que se avecinaban.
Maravilloso. Espectacular. Y lo mejor: sin apenas gente hasta casi irnos. Una pasada.


Y bueno, anécdotas dentro del Coliseo... un par:

- Ana y yo posando sobre columnas creyéndonos estatuas...
- Una señora con un tumor enorme en la espalda (o gran joroba blanca) a la que perseguimos dando la vuelta a medio Coliseo...
Somos de humor fácil e infantil a veces, pero es que encima ¡¡hacía un calor!!
- Las vistas. Qué vistas, fantásticas.
 
 

- Los contenedores de basura para reciclar se pintan en allí dentro, en medio de la Historia de Roma...


Y bueno, ya tocaba salir que la entrada también era válida para entrar en el Foro Romano. Así que para allá nos dirigimos ^^.

Tras caminar un poquito tuvimos la mala suerte de encontrar la entrada en obras U_U


Pero luego seguimos caminando hasta la casa de Augusto...

 Y así seguimos dando vueltas hasta dar caminadas 3h de ruinas y haciéndonos fotos frikis, bucólicas pastoriles, poses absurdas y gente mirando y paisajes... pero sólo pondré estas (las otras, en breve, podréis disfrutarlas en el facebook, sobretodo las de Ana):

Los bancos eran tipo "rosal", con pinchos.

 
 
Se veía el Coliseo desde algunos puntos.
 
 
Tardamos un rato en encontrar una salida que no estuviera cerrada. Hacía un calor de asesinamiento y estábamos más rojas que yo que sé ya, terminamos muy quemadas tanto del Sol como de andar.
Cuando conseguimos salir nos dirigimos para comer cerca de la Boca de la Verita, y de paso verla, junto al Templo de Vesta.

Desilusión la nuestra cuando llegamos allí tras la caminata y estaba tooooodo en obras, no vimos más que templos cerrados y vallas por doquier. Entramos en el primer sitio que vimos para comer (+ó- barato) y nos dimos un atracón de pizza. [Se llama 0'75 y tiene wifi gratis donde nos metíamos un ratillo a mirar el facebook para informar y mails (por si alguien va, recomendable). Aquí los cafés eran más baratos (1,5€) y hacen un café con hielo de muerte. Riquísimo. Repetimos la hora del café despué de comer 2 veces más en este lugar. Total, para nosotras todos los caminos llegaban al Coliseo y nosotras rodeamos la zona unas cuantas veces...]

Vallado e inaccesible.
Luego dimos un paseo por el río Tiber hasta llegar a una calle que nos llevaría a la zona que queríamos ver: Panteón, Fontana di Trevi, Fontana de Quattro Fiumi, etc... cómo no, nos perdimos pero por lo menos vimos el templo de los gatos:
 

Y este edificio que no sabemos qué es exactamente... pero es bonito.
Y llegamos la Piazza Navona donde hay varias fuentes
y al Panteón...
 Y por fín: a la famosa Fontana di Trevi:



Sí que impresiona de cerca. Es ENORME.

Luego comimos nuestro primer helado italiano de Italia y fuimos felices hasta perdernos de nuevo, esta vez intentando llegar al hotel, fuimos donde queríamos ir al día siguiente ¬¬: Plaza España.
Cansadas de caminar nos metimos en el metro donde ocurrió lo que toda mujer, todo hombre y todo ser humano detesta excepto un fetichista masoquista:

- Que el metro vaya petadísimo y te toque un tío todo sudado detrás tuya mojándote la espalda y tus brazos desnudos...

Quería morir. Entre mi malestar y el ataque de risa y lágrimas de Ana cada vez que me miraba sufriendo las consecuencias del calor y la humanidad, sólo sentía ganas de arrojarme a las vías, si no lo hacía la gente al chafarme contra la barra y me arrastraba al salir y entrar. Encima ibamos cargadas, que habíamos comprado coca-colas y galletas en el supermercado DesparO (SPAR en España). Finalmente nos fuimos a dormir, sin cenar ni ostias, recién duchadas, eso sí, que el sudor, lágrimas y dolor de pieses no nos lo quitaba nadie...

Saliendo del metro de Roma, en Termini, donde me llamaron la atención por 1ª vez por hacer fotos. Desconocía que estaba prohibido hacerlas... pues vaya.


CONTINUARÁ...

.

3 comentarios:

Jill dijo...

Jordi te puede hacer un discurso muy largo y precioso sobre las prohibiciones de hacer fotos... pero claro, desde la legislación de España, no la de Italia. >_<

Hiciste una foto clavadísima a una que hice yo cuando estuve allí (desde dentro del coliseo al Arco del Triunfo), creo que todos los turistas de Roma tienen la misma foto. xDDDDD

Lo de los bares es matador. Es un detalle que hay que tener muy en cuenta ya que en la barra puede salirte súper barato y en la mesa puedes sentir como el sable que te clavan en la espalda pasa entre costilla y costilla hasta llegar al corazón.

Ya me callo. >_<

Un beso <3

Misaoshi dijo...

Tengo que contar más cosas que me llamaron la atención que Ana también hacía y otros también ... ya contaré, ya. Pero me sentí muy odiada, pero sólo yo XD

Kurai dijo...

Qué bueno lo de la foto, las caras raras de la gente en el metro xDD. Pues no sabía que no se podían hacer fotos, qué cosas más raras...

Esperamos la tercera parte!! Cuando tenga un rato te comento cosas de juego de tronos, te remito los emails y tal.

Como estaban ocupadas las primeras opciones, al final somos Leales el trono de hierro y además mercenarios. Tienes que pensarte algo para tu personaje (rollo historia y tal)

Luego te envio un privado por el face!