Seguidores de mis paranoias...

martes, 30 de marzo de 2010

Semana Santa

Bueno, gentecilla. A no ser que experimente sueños nocturnos paranoicos u ocurra alguna cosa importante, no daré señales de vida hasta el lunes.

Me piro a Ponferrada esta tarde.

Pensad en mí cuando veáis en la tele imagenes de la DGT de atascos por la A-6. Pensad en cómo os maldigo en los momentos de atascazo (sobretodo a vosotros, mallorquines y canarios). Putas operaciones salidas. Me he cogido un día libre para no coger el autobús mañana.

Besos a todos y portáos bien, que son muchos festivos.

Yo tomaré muchos mostos y colas mientras Sergio mata judíos :). ¡¡Lo beberemos por vosotros!!



PD: El finde en Mallorca muy bien. Hice vida diaria y dejé la nocturnidad en el pasado. Salí el viernes e hice el papel, por fín, de hermana mayor. Mi hermano pequeño no dejaba de gritar eso y que iba a perder la virginidad. Me tocó conducir por la madrugada y por primera vez le iba a llevar a casa tras unos cuantos cubalitros y chupitos (y no él a mí cogiendo aire por la ventanilla...). Como ya no bebo, aprovechad, aprovechad de Misaoshi (no me importa. Me hace sentir incluso adulta y un poco mami) >.<

.

lunes, 29 de marzo de 2010

Torturas: Inquisición y la Báthory

Estoy leyendo el libro de Javier García Sánchez: Ella, Drácula. Describe la vida y crímenes de la Condesa Erzsébet Báthory. (Por fín puedo leerlo tras dos años sabiendo de su existencia y sin encontrarlo. Encontrado casualmente en una tienda de Ponferrada que no lo habían descatalogado, todavía hacían pedidos y reservé uno).

También describe unos cuántos métodos de tortura que ella y sus antepasados utilizaron. Y no sólo los Báthory...

Aparte de utilizar la técnica del empalamiento con miles de infieles (con experiencia para hacerles agonizar el máximo tiempo posible), también utilizaban otro método, bastante más lento: a los traidores que han dejado morir a su familia, se han escondido o huido, se les ata y mete dentro de un caballo al que han abierto en canal, dejando la cabeza del traidor sacada por el ano. Luego cosen el vientre del caballo, dejando dentro al hombre vivo y agonizante pudriéndose poco a poco siendo comido por los gusanos junto al caballo.
También la propia Condesa lee métodos de tortura para coger ideas y hacerles lo mismo a las chicas que secuestraba. Como por ejemplo:

Las quemaba y pinchaba por distintos lugares. Les arrancaba la piel a tiras. Arrancaba sus pezones con unas pinzas y les obligaba a coméreselos, igual que sus labios vaginales. A la que se desmayaban les lanzaban cubos de agua para continuar escuchando sus gritos y súplicas. Cuando estaban a punto de morir de la agonía, tras comerse partes de su cuerpo, les metía una vela ardiendo o el atizador candente por la vagina desgarrándolas mientras sus ayudantes seguían arrancándole la piel a tiras.

A una chica que emborracharon, se le ocurrió coger un collar y bailar con él en la mano, la Condesa la mandó atar con correas. Le pasó el atizador candente por varias partes del cuerpo. Luego, en el suelo, le empezó a pegar con un gancho enorme. Desgarrándole allí conde él se clavaba. Empezando por los pies y terminando por la cabeza.

Las hacía pelear hasta morir engañándolas que dejaría vivir a la que sobreviviera (una Battle Royale en toda regla). Finalmente torturaba a la que ganaba. También ella misma desgarró con sus manos y dientes a muchachas. Incluso se mandó construir una jaula de hierro con pinchos para que se desangraran poco a poco mientras se revolvía en la sangre de sus víctimas.

Y un largo etcétera de torturas con las que ella disfrutaba y probaba cosas nuevas para no aburrirse.

Y tras leer lo de la "Doncella de Hierro" (la jaula con pinchos), he estado buscando otros tipos de cosas que servían para desgarrar.

Antes de nada, he de decir, que no me gusta el dolor. Me dan pánico las agujas, las cuchillas (cualquier cosa que se clave en el cuerpo y haga sangrar), las vísceras, hablar de sangre...

Pero no sé qué extraña es mi fobia, que leer este tipo de cosas sólo despiertan mi curiosidad, aunque he llegado a tener arcadas y sensaciones de desmayo. También es depende cómo lo cuenten.

Aquí van, utensilios de la época de la Inquisición cuya única utilización era infringir dolor y agonía de sus víctimas a largo plazo:

La silla del interrogatorio.
Se trataba de un utensilio básico del inquisidor El efecto de los pinchos sobre la víctima, siempre desnuda, es evidente y no necesita comentarios. Ésta sufre atrozmente desde el primer instante del interrogatorio, que puede ser más intenso si se aplican sacudidas o golpes en brazos, piernas u otras partes del cuerpo. El asiento era muchas veces de hierro, de manera que se podía calentar con un brasero o una antorcha.

Rueda para despedazar
La víctima, desnuda, era estirada boca arriba en el suelo o en el patíbulo, con los miembros extendidos al máximo y atados a estacas o anillas de hierro. Bajo las muñecas, codos, rodillas y caderas se colocaban trozos de madera. El verdugo, asestando violentos golpes con la rueda de borde herrado, machacaba hueso tras hueso y articulación tras articulación procurando no asestar golpes fatales. Después se desataba e introducía entre los radios de la gran rueda horizontal al extremo de un poste que después se alzaba. Los cuervos y otros animales arrancaban tiras de carne y vaciaban los ojos de la víctima hasta que a ésta le llegaba la muerte. Como se ve, era una de las torturas más largas y agónica que se podía infligir. Junto con la hoguera y el descuartizamiento, éste era uno de los espectáculos más populares de entre los muchos similares que tenían lugar en las plazas de Europa.

El Potro en la Escalera
Se abrasaban los costados y las axilas mediante una antorcha compuesta por siete bujías. Si la víctima, ya paralizada, con los hombros destrozados y moribunda a causa de las infecciones producidas por las quemaduras seguía sin confesar, el tribunal estaba obligado, como siempre en un caso semejante, a reconocer su inocencia

El Potro
La víctima es literalmente alargada por la fuerza del cabestrante. Antiguos testimonios aseguran que el estiramiento era de hasta 30 cm, longitud inconcebible que procede de la dislocación y distorsión de cada articulación de brazos y piernas, del desmembramiento de la columna vertebral y, por supuesto, del desgarro de los músculos de extremidades, tórax y abdomen, efectos éstos por descontado letales. Ésta tortura constaba normalmente de tres grados. En el primero, la víctima sufría la dislocación de los hombros a causa del estiramiento de los brazos hacia atrás y hacia arriba, así como un intenso dolor de los muslos al desgarrarse como cualquier fibra sometida a una tensión excesiva. En el segundo grado, las rodillas, la cadera y los codos comienzan a descoyuntarse; en el tercero se separan ruidosamente. Ya en el segundo grado el interrogado queda inválido de por vida, después del tercero queda paralizado y va desmembrándose poco a poco. Las funciones vitales van cesando según pasan las horas y los días.

Pinzas, tenazas, etc.
Pinzas, tenazas, cizallas se utilizaban al "rojo vivo", aunque también frías para lacerar o arrancar cualquier miembro del cuerpo humano, y eran otro elemento básico más entre las herramientas de todo verdugo. Las tenazas se utilizaban preferentemente ardiendo para las narices, dedos de las manos y pies y pezones. Las pinzas alargadas, (como el cocodrilo de la fotografía), servían para desgarrar o abrasar el pene. Como queda explicado en la parte de la pera oral, rectal y vaginal, los genitales masculinos siempre han gozado de una especie de inmunidad. Sin embargo, en toda la larga serie de torturas, también se dan raros casos de castración, extirpación del pene e incluso amputación de la tríada completa. Las partes seccionadas a menudo eran quemadas dentro del puño de la víctima. Éstos castigos no se aplicaban por actos de violencia contra la mujer como se podría pensar, sino más bien por intentos de violencia o conspiraciones contra gobernantes o príncipes. La violación extra-matrimonial raramente era castigada, y la violación matrimonial siempre ha sido sacrosanta.

La pera vaginal, oral, rectal.
Éstos instrumentos se usaban y aún se usan en formatos orales y rectales. Se embutían en la boca, recto o vagina de la víctima, y allí se desplegaban por medio de un tornillo hasta su máxima apertura. El interior de la cavidad quedaba dañado irremediablemente. Las puntas que sobresalen del extremo de cada segmento servían para desgarrar mejor el fondo de la garganta, del recto o de la cerviz del útero. La pera oral normalmente se aplicaba a los predicadores heréticos, pero también a seglares reos de tendencia anti ortodoxas. La pera vaginal, en cambio, estaba destinada a las mujeres culpables de tener relaciones con Satanás o con uno de sus familiares, y la rectal a los homosexuales pasivos.

Muerte a homosexuales y herejes con la sierra
Debido a la posición invertida del reo, se asegura suficiente oxigenación al cerebro y se impide la pérdida general de sangre, con lo que la víctima no pierde el conocimiento hasta que la sierra alcanza el ombligo, e incluso el pecho. La Biblia dice (II Samuel 12:31) que David, rey hebreo y santo cristiano, exterminó a los habitantes de Rabbah y todas las ciudades armonitas por el método de poner hombres, mujeres y niños bajo sierras y rastrillos y hachas de hierro y hornos de ladrillo. Ésta especie de aprobación, poco menos que divina, contribuyo a la aceptación de la sierra, el hacha y la hoguera. La sierra se aplicaba a menudo a homosexuales (gays y lesbianas), aunque principalmente a hombres. En España la sierra era un medio de ejecución militar hasta el siglo XVIII según referencias contemporáneas, las cuales, sin embargo, no citan ningún hecho concreto. En Cataluña, durante la Guerra de la Independencia (1808-14), los guerrilleros catalanes sometieron a decenas de oficiales enemigos a la sierra. En la Alemania luterana la sierra esperaba a los cabecillas campesinos rebeldes, y en Francia a las brujas preñadas por Satanás.

La picota en tonel.
Era una especie de vergüenza pública que se aplicaba sobre todo a los borrachos. Había dos clases de "picotas en tonel": las que tenían el fondo cerrado, en las que la víctima se colocaba dentro, con orines y estiércol o simplemente con agua podrida, y las abiertas para que las víctimas caminaran por las calles de la ciudad con ellas a cuestas, lo que les producía un gran dolor debido a su gran peso.

La cigüeña.
Su misión no es únicamente la de inmovilizar a la víctima. A los pocos minutos de su utilización sobre la persona, ésta sufre fuertísimos calambres, primero de los músculos abdominales y rectales, luego de los pectorales, cervicales y de las extremidades. Con el paso de las horas, estos calambres conducen a un continuo e insufrible dolor en abdomen y recto. En tal situación, la víctima solía ser golpeada, pateada, quemada y mutilada a placer.


Las jaulas colgantes.
Las víctimas, desnudas o semidesnudas, eran encerradas en las jaulas y colgadas. Morían de hambre y sed; por el mal tiempo y el frío en invierno; y por el calor y las quemaduras solares en verano. A menudo, anteriormente habían sido torturadas y mutiladas para mayor escarmiento. Normalmente los cadáveres se dejaban en descomposición hasta el desprendimiento de los huesos, aunque a veces se cubrían herméticamente con resina de pino, con el fin de retrasar los efectos de la descomposición, y se rodeaban con correas para impedir el desprendimiento de los miembros. De ésta manera, se utilizaban como escarmiento moral.

Garras de gato
Su tamaño rondaba el de los cuatro dedos de una persona. Se colocaba encima de un mango y se usaba para reducir a tiras la carne de la victima y extraerla de los huesos en cualquier parte del cuerpo: cara, abdomen, espalda, extremidades, senos...

La flauta del alborotador.
El collar de hierro se cerraba por detrás del cuello de la víctima, y sus dedos colocados como los de un músico bajo los cortes de la mordaza eran apretados a voluntad del verdugo pudiendo llegar al aplastamiento de carne, huesos y articulaciones. Ésta tortura era, sobre todo, una forma de la picota de exposición a la vergüenza pública, con todas las consecuencias habituales, dolorosa y a veces fatales, que marcaban la suerte de los así expuestos. Se imponía para castigar delitos menores: conflictividad, blasfemia en primer grado, palabrería soez, alteración del orden público, etc.

La Doncella de Hierro.
Hay multitud de instrumentos de tortura con forma de sarcófago antropomorfo con dos puertas y clavos en su interior que penetran en el cuerpo de la víctima cuando éstas se cierran. Los clavos eran desmontables, con lo que se podían cambiar de lugar, con el fin de poseer un amplio abanico de posibles mutilaciones y heridas que daban lugar a una muerte más o menos prolongada, siempre entre grandes sufrimientos

El desgarrador de senos.
desgarraban hasta convertir en masas informes los senos de millares de mujeres condenadas por herejía, blasfemia, adulterio y muchos otros "actos libidinosos"; aborto provocado, magia blanca erótica y otros delitos. En varios lugares y en épocas distintas, se aplicaba un "mordisco" con las puntas al rojo vivo en un seno de las madres solteras, a menudo mientras sus hijas se retorcían en el suelo salpicadas por la sangre de sus madres. Además de la función punitiva, el desgarramiento de senos hervía también como procedimiento inquisitorial y judicial.

La cuna de Judas.
Éste era un instrumento de tortura usado principalmente para confesiones. La víctima es izada de la manera observada en la ilustración, y una vez levantada, soltada sobre la punta de la pirámide de tal manera que su peso se posa sobre el ano, la vagina, bajo el escroto o bajo el cóxis. Según las indicaciones de los interrogadores, el verdugo varía la presión desde nada hasta todo el peso del cuerpo. También se puede sacudir a la víctima o hacerla caer repetidas veces sobre la punta.

El collar de pinchos.
Los instrumentos provistos de pinchos en su interior eran, y en determinados ambientes aún lo son, predilectos de religiosos automortificantes. Lógicamente, los mismos instrumentos servían también para la tortura inquisitorial y punitiva. Su funcionamiento era el siguiente: se ceñía en torno a la víctima, y rápidamente empezaba a herir y lacerar la carne con cada pequeño movimiento, con cada respiración. Luego llegaba la infección, la putrefacción y la gangrena. No pocas veces, el verdugo agregaba gusanos carnívoros en la parte descarnada que se introducían royendo hacia el interior del abdomen.

El collar.
El condenado debía llevar consigo éstas cargas durante largo tiempo: semanas, meses, años o incluso toda la vida. El bloque de la fotografía lleva una cadena con una anilla para el cuello en el extremo. La piedra, de doce kilos, se sujetaba con las manos, en cualquier momento y lugar. La víctima sufría un mortal esfuerzo, y la abrasión del cuello y los hombros, con la consiguiente infección y gangrena, que no solían ser mortales en los primeros meses.

El aplastapulgares
Simple y muy eficaz, el aplastamiento de los nudillos, falanges y uñas es una de las torturas más antiguas. Los resultados, en términos de dolor infringido con relación al esfuerzo realizado y al tiempo consumido, son altamente "satisfactorios".






Y unos cuántos más......

Espero que no hayáis disfrutado con este post. La verdad es que me ha dado asco hasta el darle a publicar entrada.


Fuente: Taringa
.

viernes, 26 de marzo de 2010

Melchor reaparece en mi vida

(Perdon por los acentos, el ordenador de mi hermana los duplica. Y es duro leer perd´´on, situaci´´on, tu´´etano, etc... as´´i que no pondr´´e tildes de aqu´´i en adelante)

He encontrado la razon a mis sueños.

No es la cama de Sergio. Es la cama de matrimonio. Eso explicaria que en el piso de Madrid donde vivi con Sergio tambien soñase. O en un hotel... Es la cama de matrimonio.

Mi hermana pequeña tiene una cama de matrimonio.

Antes de nada voy a relatar el por que del principio del sueño, puesto sueño con esa situacion.
Resulta que ayer tenia vuelo con Iberia a las 20.45h, pero por culpa de romperse la puerta del maletero hubo dos horas de retraso. De esas dos horas, una estuvimos dentro del avion escuchando golpes. Llame a Sergio antes de irse a dormir (salimos a las 22.35h) y no me lo cogia. El avion se puso en marcha y nos dirigimos a la pista de despegue.
Juro que jamas he sentido tanto miedo en un avion. Ni siquiera cuando bajaron la potencia de los motores en pleno vuelo de Paris-Madrid en los que parecia que el avion iba a caer en picado. Anoche el avion se deslizo cogiendo velocidad haciendo eses por la pista. Cada vez mas rapido y las eses mas exageradas. Todos mirabamos a nuestro alrededor. Yo mire por la ventanilla hacia el ala a ver si estaba en llamas el motor o algun signo de humo. Nada de eso. Entonces, inclinado hacia la izquierda, empezo a coger altura. Mi corazon se detuvo (no queda tan guay sin tildes, lo siento). En un instante no sabia que sucedia. He ido decenas, sino cientos, de veces en avion, y jamas habia estado en esa situacion. Estabamos tan inclinados que pense el ala daria contra el suelo. Luego giro hacia la derecha pero en vez de detenerse en el centro, se inclino rapidamente a la derecha. Otra vez a la izquierda, otra a la derecha... una señora grita, Sergio me llama (siempre pongo el movil en silencio en el avion). Cuelgo. Estoy demasiado asustada para decirle que vamos a morir ademas que pronto perderiamos cobertura.. Yo sigo mirando por la ventana hacia el ala esperando el tan no deseado humo, fuego y explosion del motor izquierdo. Al final no se produce, pero no pararon las turbulencias hasta salir de las nubes.

Llegue casi a las 24h (2 horas mas tarde). Mi hermano me vino a buscar y fin. Llegue a casa sana y salva. LLamo a Sergio de nuevo pero me cuelga y envia un sms diciendo que estaba en la cama y hablabamos mañana (o sea, hoy).

Una vez explicado esto... os voy a relatar mi pesadilla. Como siempre, Sergio sale en mi sueño. Debo estar enamoradisima, vamos. Aunque me he levantado enfadada con el y el mundo:

Viernes por la mañana. Llamo a Sergio porque por la noche me colgo. Queria contarle lo sucedido en el avion y el miedo que pase y preguntarle que tal estaba. Me dijo que queria hablar conmigo y cuelga.

Llaman a la puerta de casa seguidamente de dejar el telefono. Era ´el (que rapido, pensando que viene desde Ponferrada...).

- Me encuentro mal, voy al medico.
- Vale, te acompaño.

Intento besarle, pero se aparta al instante.

- No lo hagas, tengo los labios cortados.

Esta muy borde, pero bueno, no le doy importancia.

Llegamos a la clinica, estamos en la sala de urgencias. Me mira muy seriamente y dice:

- Tenemos que dejarlo.
- ¿Que?
- No aguanto mas. No dejas de llamarme, no pu...
- PERO SI TE LLAME PARA DECIRTE LO DEL RETRASO
- Da igual, eres muy pesada.
- Sergio..... p...
- No soy Sergio. Soy Melchor.
- ¿Melchor?

De repente me fijo bien en su cara. Ya no tiene el pelo castaño y largo. Tampoco piercings. Tampoco la cara que recuerdo. Tiene la cara de Melchor (EXPLICO: es el primer chico con el que estuve, que dijo que no queria nada serio y que le agobiaba, y eso que le llamaba una vez cada varios dias y nunca tenia tiempo de quedar. Llegue a llamarle una vez a la semana. Luego dos semanas... y decia que le agobiaba..... por su culpa cogi un trauma y cuando llamo a Sergio o cualquier persona mas de dos veces seguidas porque no coge el telefono me empiezo a emparanoiar "¿le estare agobiando? seguro que ve esto y se enfada..." y cosas asi). Le dije que no podia ser Melchor, porque habia visto su DNI y ponia solo Sergio.

- Bueno, veras, es que soy Sergio Melchor (apellidos). No te he engañado.
- Pero... en tu DNI solo pone Sergio. Ademas la foto eres tu con el pelo largo y piercings.

Saca el DNI y lo muestra.

Veo el DNI de siempre. Pero el sigue teniendo el rostro de Melchor.

Muevo un poco el DNI y... ¿¿¡¡Que pasa!!?? Es como esas imagenes en 3D raras. Que las mueves, ves una cosa, las mueves para otro lado y ves otra. De frente veia a Sergio (apellidos) y la foto de castaño pelo largo y piercings. Un poco hacia arriba leia Sergio Melchor (apellidos) en el nombre y la foto de moreno pelo rapado.

No lo podia creer. Estaba tan sorprendida que no pude ni llorar. Solo me levante y me fui algo furiosa. Me habia, no engañado, pero si omitido detalles importanes sobre su personalidad.

Al rato de tomar aire vuelvo y le saco de la sala de espera, guiandolo hacia una salita privada en el otro lado de la clinica. Me confeso que lo sentia mucho pero no podia seguir con ello.

Yo solo podia pensar en el amor que sentia y el cariño que habia cogido a su familia. En nuestras conversaciones sobre nuestros futuros hijos y donde viviriamos. Si aqui o alli. Viajes de verano que nos quedaban por hacer. Canarias. Mallorca. Londres. Nunca veria eso acompañada de ´el.

- Soy bipolar.
- Me he dado cuenta.
- No volveremos a vernos.
- Yo no queria esto...
- Adios.
- ... no... no.......... nooooooooooo........ ¡NOOOOO!

Desaparece de la sala. Salgo muy triste por la perdida.
Aprovechando que estoy en Palma salgo de marcha y conozco mucha gente. La vida vuelve a empezar.


Me despertado confundida y empezaba a enfadarme cuando me he dado que era un sueño. Por un momento creia realmente que me habia dejado y no sabia que hacia en la cama de mi hermana. Ha sido raro.

Este mediodia he hablado con el y me he tranquilizado un poco. Pero bueno. Mis sueños raros estos me dejan bastante tocada. Se lo he contado a mi madre y dice que desbordo imaginacion hasta en sueños. Que rarita soy.


PD: pense que me habia olvidado completamente de el chico que me enseño a no encariñarme con nadie. A no llamar a nadie mas de dos veces seguidas en un dia. El chico que hizo que pasara de los tios durante 5 años, hasta conocer a Sergio...

.

jueves, 25 de marzo de 2010

El Facebook nos matará a todos

Sí, esa es la conclusión que hace tiempo saqué y ayer quedó confirmada por Ángel Martín.

Un monólogo entretenido, irónico y desestresante. Gracias, Ángel.


Pero no sólo el facebook... también la juventud ignorante y gilipollas:

Lástima cuando fuimos a cenar al Burgrer Queens, hubieran tres subnormales en un intento de cantar y sólo salían berridos, en la planta superior, dónde sólo habían tres mesas ocupadas: esos subnormales, una pareja, y nosotras (La vecina de al lado y yo).

Nos dieron la cena. No pudimos terminarla porque nos daba puto asco. La tía no dejaba de gritar: "porque yo si quiero chupar una polla..." "porque yo veo niños chupando chupetes, viejas chupando la dentadura, en verano los helados, yo quiero chupar pollas", "porque me da igual que coman pollo al lado, yo chupo pollas". GRITANDO. E intentando cantar. Haciendo berridos operísticos. Provocando arcadas a los de alrededor. Los chabales riéndole las gracias. La tía gritando y mirando alrededor a ver quién le miraba (¿intento de llamar la atención?) Yo sólo miré una vez, para quedarme con su puta cara, y ella estaba buscando ojos que la observaran para volver con sus odas a la aberración. Era todo gritos. Hacía vibrar la sala y los estómagos de alrededor.

No sé cómo describir esos estridentes gritos para que, alguien como yo, que habla alto porque es mediosorda y la lía cuando puede (en plan frikadas, sin molestar ni meterme con nadie), me asqueara. Era espeluznante, denigrante y asquerosamente vomitivo. La típica tía que le darán un día una paliza y se preguntará por qué, si ella no ha hecho nunca nada malo. Además, gritaba que los tíos le decían que era "Casi Perfecta" y ella no, que ella era perfecta. La perfecta gilipollas subnormal. Claro. Y los tíos dándole la razón. Riéndole absolutamente todo y haciéndole la ola.

Qué puto asco. Y justo cuando nos levantamos, con la cena a medio camino entre la tráquea y la garganta en dirección contraria del asco, se levantan y se preparan para marchar.

Lo peor es que no tenían nada en la mesa. Sólo habían ido allí a refugiarse de la lluvia.

Qué fácil es que un buen día cambie a una puta mierda por culpa de unos subnormales que, seguro, de haberles dicho algo, encima te hubieran pegado una paliza.
Da mucho asco.


PD: que yo soy la primera que habla de sexo, pero lo pongo en el blog o lo hablo más bajo, no voy gritando ni metiéndome y vacilando a la gente gritándolo a los 4 vientos. Ni amenazo en voz alta el "a mí qué me importa que me oigan, que se metan en sus cosas, y que me digan algo ya verás". Y las guarradas súbitas las guardo para el blog de Las Cosas Gordas, no para una cena en el Brurgrer.

.

miércoles, 24 de marzo de 2010

1,2,3... Probando


Sí, hijas e hijos míos.

Hoy estoy de buen humor. Y más que voy a estarlo si la página de atrápalo funciona y realmente he reservado las entradas como dice el papel que acabo de imprimir y tengo aquí al lado...

Más monólogos. Dije que quería ver a Ángel Martín y Dani Mateo, ¿no?. Dani Mateo no he perdido la oportunidad (podría haberlo visto en Ponferrada el domingo 21 con Sergio, que sí fue con unos amigos y le encantó, pero el bus salía a la misma hora y una tiene que ganarse el pan...), todavía puedo verlo el martes que viene. Pero Ángel Martín era hoy... u hoy. No hay más. El miércoles que viene, a la hora del monólogo, llego a Ponferrada para pasar la Semana Santa (gracias Señor, por darnos días festivos incluso a los que no creemos en ninguna religión). Y se terminó.

Como no quiero arriesgar por si no tengo otra oportunidad, ayer pregunté precipitada y desesperadamente a dos chicas, cada cual más lejana entre sí, a ver si les apetecía (una cosa está clara: sola no voy a ir, aunque me lo pierda). Como las dos accedieron... reservé tres entraditas.

¡¡¡Estoy de un impaciente!!!

Sólo por joder, hoy va a ser un día aburridísimo, si lo estoy viendo. Esta oficina es predecible. Pero la espera merecerá la pena, claro que sí: ¡¡Vamos a ver a Angelito!!

Si me río sólo la mitad que con Piedrahita (que casi me asfixio de no poder parar) y con Goyo (que quedé afónica), ya habrá merecido la pena. Lo malo es que me joderé más la garganta y empeoraré la amigdalitis, pero... ¡¡que me quiten lo bailao!!



PD: y mañana Mallorca... esta noche ya de madrugada tendré que hacer la maleta. Se me olvidará algo, fijo. Espero que no sean las bragas limpias T_T.

.

martes, 23 de marzo de 2010

El día que Misaoshi ganó algo (útil) en un sorteo.


Tengo muy mala suerte para los sorteos.

Número que tengo, número que gafo. Ningún número de sorteo que posea, excepto el anterior, el posterior o el mismo del revés, tocará. Ley de Vida.

Excepto si es algo inútil y no lo quiero.

De pequeña hasta hace unos años, en casi cada carrera popular, o del club de atletismo, o en Navidad los números de cestas o de boletos de la lotería, etc, no toca ningún número. A mí, no me toca nada. Excepto cuando es una mierda... claro. Por ejemplo:

Sortearon viajes en una carrera: nada.
Sortearon vales de dinero para una tienda de deportes en otra carrera: nada.
Sortearon bicis, patines, material deportivo en otra carrera: nada.
Compro a los niños números de cestas para el colegio, o de Navidad, o billetes de lotería, o de cestas en tiendas...: nada.

...

Sortean para elegir entre una caja vieja de trofeos de un hombre que no los quería en su casa y se los quería quitar de encima, roñosos, descoloridos/despintados/oxidados, feos: me toca. Elegí el más pequeño que menos abultara en el contenedor.
Sortean, en un pueblo, animales de corral (sí, animales de corral), ensaimadas, cocas de trampó, empanadas: me toca una gallina... ¿QUÉ COÑO HAGO CON UNA GALLINA? Y lo peor: a mis hermanos, los otros cuatro... les tocaron pollos y patos. Se los dimos al vecino de la casa de campo que tenemos en Inca (Mallorca), tras haber llenado de mierda y vómito todo el maletero. ¡¡Ya podrían haber tocado las cocas de trampó, o las ensaimadas!!

Y creo que no he ganado absolutamente nada más... excepto ayer.

Ayer hicieron un sorteo en el trabajo: vino, relojes, mp3, pisacorbatas, limpiadores de CeDéses, paraguas, marcapáginas, etc; en packs de varias cosas de las mencionadas.

Los mejores packs eran los cuatro primeros.

A mí me tocó el número 3.

Dos botellicas de vino. Un reloj. Dos limpiadores de CD,s. Y dos marcapáginas.

Me han alegrado la mañana. Lo único malo es que el viernes, que es la recogida de regalos... estoy en Mallorca. Le he preguntado a la secretaria si, por algo que me toca, no me lo van a dar por ese detalle. Se ha reido (jé, jé, jé), se ha dado media vuelta, ha empezado a caminar, ha entrado en su oficina, se ha sentado, se ha puesto con los papeles y me ha ignorado completamente. Me he quedado con una cara de gilipollas en medio del pasillo... ¿Me lo guardarán hasta el lunes que vuelva?


PD: al final no me he dado de baja (voluntariamente, aunque el médico insistió, bla bla, quiero mi viaje).

.

lunes, 22 de marzo de 2010

Si es que soy una desgraciada

Hoy he ido a urgencias (OTRA VEZ?) Sí. Amigdalitis. Tengo unas placas extrañas que cada 2x3 me generan infecciones. El médico de urgencias me ha dicho que tengo que ir al especialista (otorrinolaringólogo) y el médico del trabajo me ha mandado a mi médico de cabecera (esta tarde sin falta) para que me dé un papelito para darme de baja unos días.

Aquí algo bueno y algo malo:

BUENO: Me doy de baja y me tiro una semana durmiendo y reposando. Vuelvo el lunes como una rosa.
MALO: Me doy de baja, me tiro una semana durmiendo y reposando, tengo que quedarme en Madrid toda la semana, pierdo mis billetes a Mallorca. La semana que viene pedir el alta. Cuatrocientas cosas y papeleo. Hablar con todos mis compañeros qué tal he estado esa semana en casita muriéndome del asco con dolor de garganta y plaquitas y la desgracia de haber perdido mis billetes a Mallorca...

Definitivamente, no me he dado de baja jamás. He ido a currar con puntos en el costado tras quitarme un lunar enorme que rozaba con el sujetador, puntos y la boca hinchada tras quitarme las muelas del juicio, gripe, fiebre, anginas, faringoamigdalitis, etc... ¿por qué me voy a dar de baja una semana por un maldito dolorcillo de garganta? Además, no voy a contagiar a nadie, me tiro los peores días (hoy y mañana) en cama, por los síntomas raros, pero una vez se vaya el dolor, puedo currar perfectamente sin molestias.

(Las bajas se dan cuando son más de 3 días sin asistir, y máximo he faltado 2 siempre que he estado mal).

No quiero perder mis billetes de avión T_T. No quiero quedarme una semana sin hacer NADA en Madrid. Siempre puedo pedir la baja domiciliaria pero... tienen que venir a buscarte (¬¬ claro, desde Mallorca), y como la dirección de Sergio no permanece en ningún sitio, tampoco puedo decir que me han venido a buscar desde Ponferrada puesto... no es mi casa y no me dejarán ir allí.

Y si me dan de baja: el jueves me voy al médico para coger el alta voluntaria!!! !!! !!!




PD: se me ha roto la tecla del "uno" y la "exclamación abajo", así que tengo que ir a alguna página y copiar y pegar... es una matada pero no sé arreglar ni limpiar un teclado de portátil...

.

jueves, 18 de marzo de 2010

El defecto que más detesto de mí


Soy de lágrima fácil.

¿Que no? Os digo que sí. Leed:

- Lloro cuando me pongo nerviosa.
- Lloro con los imprevistos.
- Lloro cuando hablo con cualquier médico de cualquier cosa.
- Lloro cuando hablan de la muerte o enfermedad delante mía.
- Lloro cuando veo fotos de personas que pasan hambre.
- Lloro cuando una persona con deficiencia ríe o se esfuerza duro, mostrándonos su grandeza.
- Lloro cuando entro a un lugar lúgubre o que tenga que ver con la muerte.
- Lloro cuando me tienen que pinchar.
- Lloro cuando hablo de mis cosas con el jefe.
- Lloro cuando pienso en cosas que no quiero que sucedan.
- Lloro con canciones.
- Lloro con libros.
- Lloro cuando me siento sola.
- Lloro cuando mi churri (o alguien que aprecio) me dice cosas bonitas.
- Lloro cuando veo a alguien llorar en la calle o TV (felicidad o tristeza, qué más da, las lágrimas, lágrimas son)
- Lloro en películas y series de risa... pero de pena. Y en las de pena, me ahogo en llanto.
- Lloro por llorar, en ocasiones, me apetece (es triste, esto).
- Lloro por el viento en toda la face.
- Lloro si miro y pienso mucho tiempo en los animales de las tiendas/perreras/protectoras.
- Lloro cuando pienso en los animales que hemos tenido y se han ido.
- Lloro por el calor.
- Lloro cuando meto la pata o hago daño a alguien.
- Lloro porque tanto leer me cansa los ojos.

Otra cosa no, pero tengo todas las opciones para morir deshidratada. Lloro demasiado y en ocasiones no sé por qué. Casi todo me pone nerviosa y tensa... o sea... lloro casi siempre.

¿Por qué? Es que encima me da muchísima vergüenza:

Hoy me han dicho algo normal en el curro, pero como yo no lo tenía previsto (un cambio de fechas) me he puesto nerviosa y mis ojos han empezado a ponerse rojos y las lágrimas querían salir mientras hablaba con el jefe. Como me daba vergüenza, he empezado a contestarle borde e intentar levantarme de la silla para irme a toda prisa de su despacho. Él, claro está, se ha dado cuenta y ha intentado abreviar. Pero yo, que me da mucha vergüenza porque son cosas que no quiero, pero no puedo evitarlas, y cosas que las entiendo, pero me ponen nerviosa. Y como digo... lloro cuando me pongo nerviosa. Entonces la gente se lo toma como que me enfado con ellos, o que soy una caprichosa (si no es así me enfado y lloro), o que me lo tomo como algo personal. En realidad, me odio a mí misma por no poder quitarme esas ganas. Putas lágrimas, me salen solas.

Soy una desgraciada. No es la primera vez que lloro por algo así (por suerte no me han salido las lágrimas, pero los ojos rojos y acuosos sí, y dos de mis jefes se han dado cuenta y me hablaban como si fuera una niña pequeña). Luego me calmo rápido porque me digo a mí misma: "¿Qué coño estás haciendo?" respiro hondo y me calmo, ya sola, sin nadie a la vista. Pero que me vean en esa situación, de la vergüenza, me entran más ganas de llorar.

No sé por qué me pasa esto, pero si esto lo soluciona algún psicólogo, voy a empezar a aficionarme, porque me acompleja e incomoda muchísimo. Me siento débil y estúpida.

.

¡¡¡ Somos plurigeneralistas !!!

No lo entiendo.

Si naces con vagina ¿qué eres?

- Una mujeeeeeeeer.


¿Y si naces con pene?

- Un hoooooombreeeee.


Hola coco. Hoy os voy a enseñar la diferencia entre un hombre y una mujer.

Todo reside en el aparato reproductor con el que se nazca. Si naces con vagina, hemos dicho que eres una mujer. Si naces con un pene, eres un hombre.

A mí que no me vengan con tonterías de género neutro porque ese género neutro que dicen que existe no es más que un género psicológico de largo alcance, desgraciadamente.

De largo alcance, me refiero, que ya están metiendo cizaña los que se sienten nada (¿qué es nada?) que no se sienten agusto con su cuerpo. Empezamos con hombres que se sienten mujeres. Mujeres que se sienten hombres. Y ahora hay que reconocer también a hombres y mujeres que sienten que no son nada.

¡¡VENGA YA!! ¿Que no se sienten?

Si yo intento respetar a todo tipo de gente, pero se están rayando. Con ellos, primero. Y con nosotros, segundo. Exigen mucho para ellos y no piensan en los demás. Los que nos vemos tal como somos y nos queremos y nos sentimos a gusto con nuestro cuerpo y sexo.

Así que, algo tan inofensivo como poner M/H en el DNI, ya lo ven como un insulto. Una manera de marginarles socialmente. ¡¡POR FAVOOOOOOOOOOOOOOOOR!! Diox, qué incomprensible. Mucho liberalismo y lo único que hacen es crear grupos de gente por todo. ¿Todos somos iguales? NOOOOO. Somos gays, lesbianas, heteros, transexuales, neutrosexuales, asexuales, intersexuales, extrasexuales (polla grande o así, ¿no? no sé lo que es, en serio), etecé...

¿Dónde está la igualdad? Todos, TODOS, somos PERSONAS. Con nuestro sexo, con el que hemos nacido. Todo lo demás: es PSICOLÓGICO.



PD: la de enemigos que me gano con esto, incomprensiblemente. No les estoy insultando (especifico porque por nada se sienten ofendidos y ¡¡crean otro grupo social!!), solo estoy en contra que se creen grupos que los marginan de los demás. Mucha igualdad y libertad y se marginan ellos mismos enfrascándose en grupillos y malmetiendo con las leyes de todos, fingiendo ser iguales y comportándose como especiales y diferentes.

.

miércoles, 17 de marzo de 2010

El aberroncho...

José Mota está haciendo mucho daño.
Entre el Tío la Vara (que sí, me he fijado cómo recorta en silueEeeEEeeEEeeta) y el Aberroncho que se aberroncha...

Estaba pensando en maneras de utilizar esa palabra y... ¡¡sirve para tanto!!

- ¡¡Es una aberronchación!! ("aberración", dicha en el curro con mi compañero)
- Me aberronchita ("avergüenza")
- ¡¡Me aberroncho en tos tus muertos!! ("cago")
- El libro se aberroncha contra el suelo ("cae")
- Sinceramente, es un aberroncho ("una mierda")
- ¡¡Qué aberronchadas dices!! ("tonterías")
- Me aberranchó cariñosamente ("besó", "abrazó")
- Ay que aberronchadaaaaa ("cucada")

Claro que se puede utilizar para lo bueno y para lo malo.

Definitivamente, el Tío la Vara estará en un lugar privilegiado, como Bartolo, Blasa y Repu la Cerda ("SeEEeeEEEerdaaaaaa"). El Aberroncho... ¡¡no tiene nombre!! Pero me aberroncho el culo con él ("parto").


.

martes, 16 de marzo de 2010

No me lo puedo creer


Sí, señoras y señores... me he aficionado a algo que pensé no me ocurriría en la vida:

Bailar.

En el gimnasio. Salsa, rumba, oriental (la que más me gusta), mambo, bachata...

Me río muchísimo. Pierdo el paso y me río más todavía. La música no me gusta, exceptuando la oriental remasterizada que nos ponen para que movamos las caderas y cintura. Y también me he aficionado una burrada al Aerobic. La música cañera que nos ponen, a pesar de no gustarme ese estilo, me anima. Me pone pum pum. Uf. Pum Pum Pum marea ¡¡pero me pone!! Pesas arriba, abajo, ahora en la tabla izquierda derecha un dos un dos venga abdominales 60!!! Vamos dadle caña nenas!!!
La verdad es que hoy tendría que ir al gym, pero como salgo a las 15h esta semana, quería aprovechar para hacer algo que hace mucho no hago y tengo oportunidad: ver doramas. Lo malo es que tardan en cargar, los malditos capítulos.

Y bueno, no tengo mucho que contar, mi vida en Madrid es bastante aburrida, sólo trabajo, estudio (hoy he entregado un examen, un 8 de nota, sobre discapacidad mental, física, psíquica, parálisis cerebral, hiperactividad, tipos de maltrato infantil, problemas linguísticos, etc...) y viajo. Los viajes ya imagináis: Ponferrada a dormir, comer y follar y, bueno, las excursiones que hago de vez en cuando por levantarnos de la cama. Bueno, también leo.

Pero es una vida solitaria. Y a veces me aburro de lo sola que estoy. Echo de menos la gente de la isla (que no Mallorca en sí, ni vivir en ella). Espero que el fin de semana que viene, que voy para allá, descargue un poco de tensión y haga en tres días, la vida social de tres meses que no he tenido en Madrid.

Saludos y... me gustaría actualizar más amenudo pero, como dice la nota del encabezamiento: me han censurado el blog en el curro.

.

domingo, 14 de marzo de 2010

Santiago de Compostela

Ayer realizamos Sergio, un amigo y yo, uno de esos viajes que tanto anhelaba (si, bueno, desde París que no salgo). A las 8.30h a.m. del sábado 13 de marzo de 2010 cogimos coche y... 2h y media de autovía hasta Santiago de Compostela.

Conocimos a un amigo de internet de nuestro amigo y nos hizo de guía por la zona. Pasó el día con nosotros. Nos llevó a un lugar de buffet libre de comida casera donde comer por na y menos de dinero (en la zona vieja al lado de la Catedral), paseos y bares donde tomar algo. También compré chuches (mi perdición).

Hablamos de historia, libros y demás. Se me hizo el día tan corto que no podía creer que se estuviera yendo el sol y había que volver ya. De querer volver con las últimas horas de sol, acabamos volviendo de noche.

Santiago es precioso. Y la Catedral me gustó mucho más por fuera que por dentro, aunque estaba colgado el butafumeiro (pensé que era más grande!!) y tenía unos murales increibles hiperdetallados. También me tropecé con una tumba (da mal rollito).







En fin. Un fin de semana cortísimo pero productivo.

Saludos ^^

.

viernes, 12 de marzo de 2010

Adiós, Xenota

Sabíamos que tarde o temprano pasaría, nos lo avisó el veterinario. Consecuencias de adoptar gatos con leucemia y necesaria medicación...

Sergio llevó a Xena a hacerle análisis hace unas semanas y le dieron la peor noticia: que tenía la leucemia más grave. Y se extrañó que todavía estuviera con vida (muy delgada, eso sí).

La semana pasada la ví tan delgada que me estremecía. Cariñosísima que estaba... maullaba cuando nos veía. No dejaba de perseguirnos...

Ayer nada más llegar a Ponferrada, Segio me dijo que mañana (o sea, hoy) tendríamos que ir al veterinario porque estaba, literalmente, en los huesos. Estos últimos días ha empeorado lo indecible. Cuando llegamos a su casa fui a ver a los gatos, para despedirme de ella antes de hoy. No la escuchaba ni la veía. Sólo Fyro venía a mi encuentro.

Entramos a casa y Sergio preguntó por la gata y su padre sólo contestó:

- La he enterrado esta tarde.

Al final no me he podido despedir.

Nunca más veré esta imagen...




Ya pasó tiempo de [esto].

.

martes, 9 de marzo de 2010

¿¿Otro blog máaaaaas??

Sí, otro blog más.

Acabo de abrir nuevo blog.

Voy a empezar a parecer una chica seria. Tras poseer únicamente dos blogs, uno personal y otro de relatos erótico festivos, decidí abrir uno para mi pequeña obsesión y ahora otro para mi gran obsesión: La Lectura.

Y ahora, os dejo con mi entrada de las galletas:

GA-LLE-TAAAAAAAAS

El domingo, durante las 5h de viaje en el autobús de vuelta a Madrid, mientras terminaba de leer "The Road", me metí entre pecho y espalda un paquete de galletas Oreo, y pensé en el amor que siento por casi todos los tipos de galletas. Ahora mismo dudo cuales son mis favoritas, pero si sé que si las veo en el Supermercado y llevo dinero de más (evito pagar con tarjeta y procuro llevar poco dinero encima, lo justo), las compro.

Vamos a ver cuántos aguantáis este post sin ir al armario de la cocina...

1º: Galletitas de Dinosaurios


2º: Galletas TostaRica


3º: Galletas Oreo


4º: Galletas de chocolate Príncipe


5º: Princesa


6º: Mini galletitas de Los Simpson


7º: Chiquilín


8º: Surtido Cuétara


9º: Galletas Girasol


10º: Galletitas saladas (cualquiera, las redondas, de peces, de... todas)


11º: Yayitas


12º: Cookies


13º: Galletas de limón


Si se me ha pasado alguna, por favor, decídmelo que no me cuesta nada ir al super a comprarlas xD (tened cuenta que ahora ceno galletas y cereales con leche, así que me servirá casi cualquier tipo de galleta).

¡¡Ah!! No me gusta la mermelada :P

.

lunes, 8 de marzo de 2010

Viajes y otras cosas


Bueno, ya tengo billetes para marzo y abril (a la derecha puse una lista de los viajes realizados y los que faltan por hacer).

Como este fin de semana no estaba de "mucha felicidad" (dejémoslo en triste), no me apetecía hacer nada (aunque fuimos al cine a ver Los hombres que miraban fijamente a las cabras. Una locura, algo entretenida pero bastante malilla. No me gustó demasiado aunque me reí con algún puntazo absurdo), así que no nos movimos de casa (pero tuve antojos de dulce y chocolate y Sergio me regaló bombones Zahor y yo compré fresas con nata :D~~). Estuvimos en plan mimitos sin movernos de la cama. También vi hasta el capítulo 8 de la segunda temporada de Hana Yori Dango (dorama japonés) mientras Sergio dormía (yo tirada en la cama con él, claro). Puede decirse que estoy hiper relajada físicamente, pero mentalmente estoy hecha una mierda. Sigo enfadada conmigo misma y me cuesta reir o mantener una conversación mucho rato. Ya se me pasará, supongo.

Luego antes de coger el autobús de vuelta tenía ganas de llorar. No quería volver. Me jodía la idea de lo acordado: fin de semana Madrid, fin de semana Ponferrada... Así que terca como una mula, he terminado comprando ahora mismo billetes para ir a Ponferrada este fin de semana. También he comprado para ir a Mallorca a finales de este mes. No iba a ir hasta el mes que viene, pero bueno, no importa. Ya tengo algo mejor que hacer que estar tirada en la cama sin hacer nada (en un sitio estoy fuera de casa con los amigos y en el otro estoy en la cama igual pero haciendo algo con la pareja).

Otra vez, no pienso en el dineral que me gasto findesemanalmente en viajes T_T y ya estoy derrochando. Y eso que apuntarme al gimnasio era una excusa para hacer algo en Madrid los fines de semana y volver a ahorrar lo gastado en París. Pero es que me siento tan sola...

.

jueves, 4 de marzo de 2010

Me hace pupa el pompis y otras cosas

Es como si estuviera sentada sobre... sobre una tabla que se me clava en todas las nalgas.

Ayer hice Spinning.


¿Por qué no fui a Aerodance? Se les veía tan felices bailando con esa música, riendo, divirtiéndose, sudando pero sin gestos de sufrimiento en la cara por el cansancio. Esa fue la imagen que vi en la sala de arriba, cuando intentaba con todas mis fuerzas subir esas jodidas escaleras de entrada y salida de la sala de spinning al terminar mi clase. La culpa: Spinning comenzaba 15 minutos antes y yo llevaba 20 calentando en la máquina de correr. Ví a mis compañeros y me animaron que fuera con ellos.

Pasó un minuto desde que nos dio el EMPECEMOS! (con el chumba chumba chumba de la música) para darme cuenta que no sabía dónde me estaba metiendo realmente. Sabía que era duro, me avisásteis vosotros, mi hermana, mis compañeros del curro... me avisó demasiada gente pero yo, no puedo evitarlo, me gusta sudar cuando hago ejercicio. Maldita la hora que acogí ese pensamiento como algo esencial para hacer deporte: el sudar.

Pero yo no sudé. Yo, me deshidraté. En los primeros cinco minutos (de los cuales de los dos que había que estar pedaleando de pie, sólo aguanté 10 segundos...) ya sentí un momento de vista nublada por un intento de desmayo. Mi cuerpo me avisaba que parara. Pero yo continué. Hice toda la clase sentada. Cada vez que nos hacían ponernos de pie, lo intentaba pero mi culo y coño se mecían en ese incómodo asiento que me provocaba un escozor fuera del habitual. Ni tres horas follando a mala muerte me hacen padecer tanta irritación.

Por favor, qué daño.

Ahora me cuesta caminar. Hacía tiempo no tenía unas agujetas tan dolorosas. Me ha costado levantarme de la cama. Cuando he ido a pasarle una nota al jefe por una llamada, pensé que me moría al intentar ponerme en pie de la silla. Hasta para sentarme tengo que sujetarme.

No sabéis (chicos) lo incómodo que es hacer equilibrios en el WC para mear en ese estado (sí, vosotras sí, seguro que os ha pasado). Normalmente las mujeres o ponemos papel, o, a falta de él o pereza, meamos en casi perfecto equilibrio gracias a las cercanas paredes de los pequeños baños (es lo único bueno de los baños públicos y con suerte, como la mía, laborales. Paredes a mano). Me hubiera meado encima, pero por fortuna, no tengo agujetas en los brazos, así que he podido agarrarme sin problema alguno, el problema era la postura a medio cuclilla... por favor, jamás una puta posición me ha agotado tanto. He sudado más que cuando no podía mear por aquella infección (aunque no tanto como ayer al salir de spinning).

Mis compañeros se quedaron una hora más, yo me fui a casa. Pasé por el supermercado a comprar bebidas isotónicas e intenté llegar rápido para ducharme y dormir, descansar mi agotado cuerpo.

Pero no todo es gimnasio y sudar. Ayer aprendí dos lecciones:

1ª: no hacer spinning hasta recuperar la forma física de antaño.

2ª: no descargar ni desahogarse poniendo cosas y exagerándolas descalificando a una persona tras una discusión, que aprecias pero nunca se lo has dicho. Nunca sabes si acabará leyéndolo. Y lo peor: como nunca le has dicho nada bueno, puede pensar que sólo sientes esas crueles cosas. Yo, como una gilipollas, lo he hecho. No hablo de mis sentimientos con la gente, ni buenos ni malos. Se puede criticar y comentar momentos vividos, pero nunca sentimientos. Ese es mi pensamiento. Ahora sé que no se puede escribir sobre algo que no se siente. No. Y todavía me duele lo que he hecho. No se me olvidará nunca. Ahora intento ver el lado bueno, que haya leido eso me ha hecho comprenderlo y me ayudará a no cometer el mismo error con nadie.

He bloqueado el blog para hacer limpieza y ya lo vuelvo a abrir, con un poco de cansancio, depresión y humildad. Arrepentimiento, sobre todo. Y lo siento por todo el daño que he podido hacer a gente que ha terminado leyendo cosas que no debería haber escrito jamás.

No sabía que podía llegar a ser tan cruel ni el daño que podría causar. Creo que si quiero, puedo ser la peor persona del mundo, y lo llego a ser cuando me enfado.

Aunque me haya perdonado, yo jamás lo haré. No puedo perdonarme el haberme comportado como algo que creía no ser. Y lo sentiré mucho, siempre. Y no creo que vuelva a ser como antes, puesto el arrepentimiento siempre estará ahí. El daño está hecho y las lágrimas seguirán brotando cuando lo recuerde.

.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Las mujeres con curvas son como la droga

Fuente: 20 minutos
Un reciente estudio asegura que la visión de una mujer con curvas produciría el mismo efecto en el cerebro de los hombres que el que experimentan al consumir alcohol u otras sustancias estupefacientes, según publican en Livescience.

Por eso han llegado a retirar carteles de mujeres ligeras de ropa anunciando productos en los enormes paneles publicitarios de las carreteras :O

Este hallazgo podría también vincularse al hecho de que los hombres disfruten con la pornografía más que las mujeres.


Qué cosas, ¿verdad? Lo que yo pienso es que las mujeres ven y se masturban igual con la pornografía, pero lo reconocen menos.

Las curvas en la mujer se relacionan con la fertilidad y la salud en general; tradicionalmente, y en todas las culturas, los hombres encuentran más sexy la figura de una mujer algo voluptuosa.


Así es, las mujeres con curvas y carne donde agarrar.

Para la realización de este estudio, los investigadores trabajaron con catorce hombres, con una media de edad de 25 años, a los que mostraron las fotografías de un grupo de mujeres que, tras someterse a intervenciones estéticas, habían conseguido un cuerpo con marcadas caderas. En estas intervenciones, no se produjeron variaciones en el peso de las mujeres pero sí en la distribución de la grasa de su cuerpo.


Ya no me gusta este estudio. ¡¡Con todas las mujeres que hay en el Mundo con unas buenas caderas y prueban con chicas de quirófano!! No lo puedo creer. Es como si dijeran a las demás que se fueran a un centro estético a arreglarse, que son las verdaderas mujeres atractivas a ojos de los hombres.

Al mirar las mencionadas fotografías, los expertos observaron, en el cerebro de los hombres, una actividad similar a la registrada con el consumo de alcohol o drogas. Los mismos expertos apuntaron que no debería sorprender que la evolución esté vinculada al hecho de que el cerebro masculino reaccione ante la visión de una mujer atractiva.


Na, na, si eso les pasa al ver a una mujer de quirófano, imagináos cómo se pondrán cuando me vean a mí, natural y prominente. Vamos, coma etílico. (Conste me considero del montón pero tirando debajo del carro, y aún así me veo más atractiva que la mayoría de las modelos y actrices que salen esqueléticas por los medios de comunicación).

Platek insinúa también que esta investigación podría arrojar alguna pista sobre la infidelidad.


Venga, otra vez poniendo excusas. Mañana irá un hombre a su mujer que le ha puesto los cuernos porque estaba drogado al ver a aquella muchacha, ya no era consciente.
Típico de los estudios realizados por hombres.

El prototipo de mujer que representan los medios de comunicación contradice este descubrimiento. Y es que, parece que esta sociedad prefiere el físico de una mujer con pocas curvas y, en ocasiones, excesivamente delgada.


¿Descubrimiento? Joder, qué tarde sale este "descubrimiento". Desde siempre se dice que las mujeres: con curvas, mejor. Mírad a Marilyn Monroe, con su talla 42 (y a mí, con la misma talla pero más cintura).

[...]

Y bueno, si os interesan "La mujer y el Porno", hay más artículos:



http://www.20minutos.es/noticia/565277/0/mujeres/pornografia/gustos/
http://www.20minutos.es/noticia/530935/0/cine/porno/mujeres/

Yo soy más partidaria de lo erótico que de lo mete-saca-asaco. Pero sigue siendo porno :), que no veo porque no tengo internet (y no me gasto pelas para algo que me gusta más practicarlo y me sale gratis), que sinó.....

.