Seguidores de mis paranoias...

domingo, 12 de septiembre de 2010

Cambio de menú

Hasta dentro de un mes no volveré a pisar Ponferrada. Ni comer los cocidos y sopa de la abuela de Sergio. Ni las lentejas, paella y botillo con patatas de su madre. Ni los pinchos de bravas, alioli ni jamón de los bares. Ni comer los tomates que tanto adoro de la huerta de su padre. Ni los chorizos y olivas picantes del Bierzo...

Un mes sin comer estos manjares...

Pero no pasa nada, porque los sustituiré por:

Cocas de trampó, paté de fetge de porc, sobrasada, quelitas, crespells, ensaimadas, estofados de mi madre!!, pà amb olis y torradas durante los 10 días que esté por Mallorca.
Y después, para finalizar, comeré durante 5 días cartofen y salchechen por Alemania, regaditas de cerveza y barra libre de café.

Aunque haya cosas malas en mi dieta, siempre pueden sustituirse por cosas riquísimas y con fundamento.



PD: parece que viajo sólo para comer.... y pensáis bien XD

.

7 comentarios:

Lauri dijo...

Jaja viajo para comer no para conocer, es una buena idea! Ademas que un mes no es nada, asi cuando vuelvas a Ponferrada comeras con mas ganas eso que no vas a comer ahora...
Como te diste de alta en bloguzz, porque yo no he sido capaz, de todas formas es que no se que le pasa ultimamente a blogger que va muy mal.
Un saludo!

Kurai dijo...

jajajajajaja

me has dado unas ganas de quelitas.... mmmm....

Zell dijo...

Siempre hablan de la dieta mediterránea pero en Mallorca comemos mucha mierda, todo grasa de cerdo y demás...

Aix, tengo antojo de sobrassada, ensaimada y xua!!! xD

Gloom dijo...

Es que la comida es una delicia!

Beyka ♫ dijo...

Te vas a poner como una serrrda xD

Eh, la serie esta de Cómo conocí a vuestra madre es buena, la verdad. Yo he tardado dos años en empezar a verla porque de tanto que me la publicitaban la odié, pero al final la estoy viendo y me gusta ^^

Misaoshi dijo...

Bueno, yo debo tener el sentido del humor en el ojetillo, porque no me hace ninguna gracia :/

Pecosa dijo...

Ahora mismo me estoy metiendo entre pecho y espalda un pedazo de sobrasada-queso. ¡Viva tu tierra!