Seguidores de mis paranoias...

sábado, 21 de agosto de 2010

Él duerme, luego pienso...


Pienso en lo atractivo que es. Cómo se alza y vuelve a bajar su vientre a cada respiración. Su mano dentro del pantalón, posada en lugar caliente, viril, con las piernas semiabiertas y la otra mano apoyada sobre el pecho. Su cabeza ligeramente girada hacia la derecha y la boca entreabierta para dejar salir el aire que, silenciosamente, entra por su nariz.

Y pienso en lo que le echo de menos cada mañana entre semana, que despierto en una cama individual, lejos, en Madrid, sola. No sola de estar sola en la habitación, puesto tengo una compañera a metro y medio de mí. Sola de sentirme insegura, desprotegida y fría. Sola de no haber recibido un sólo abrazo en toda la noche, un beso o una caricia. Sola de desear tenerle a mi lado.

Porque nos vemos mucho para estar a 400km. 78h seguidas para ser casi exactos, a la semana. Casi cada semana, si no se me ocurre ir a Mallorca, Barcelona o Valencia en solitaria compañía para verme con gratificantes y diferentes personas que me hacen sentir querida y hacer cosas diferentes, hablar con gente diferente y vivir nuevas experiencias, conocer nuevos lugares o repetir en los mismos divertidamente mientras veo sus caras y saber nuevas cosas sobre sus, para mí, interesantes vidas y preocuparme o quedarme tranquila según les vaya. Porque eso es bueno, cambiar la rutina a pesar de echarle de menos y desear que haya venido conmigo a conocer a mis amiga/os de otras ciudades.

Y pienso en lo feliz que me hace ver que todo funciona, mejor incluso que cuando vivíamos juntos. Nos vemos menos pero tenemos las cosas mucho más claras.

Pienso en lo que desearía que tuviera dinero y tiempo para acompañarme a Frankfurt o en haber ahorrado mucho más para conocer más lugares nacionales e internacionales. Quiero hacer tantas cosas juntos...

Pero pienso también en todo el tiempo que nos queda y me quedo mucho más tranquila. Intentaré ser más paciente mientras, ahora, veo como duerme y deseo que despierte para darle los buenos días y preguntarle qué le apetece que hagamos, juntos, hoy.


PD: la foto es tan adorable como él y yo cuando dormimos juntos... aunque no tan peludos ni tan entrañables...

.

7 comentarios:

Arald dijo...

Estoy contento serdi! ^^ te lo mereces! (K)!

PD: Lo de tan peludos tendría que verlo xD

Pocas.Pecas dijo...

Ai... qué ñoña ^^... me recuerdas a mi cuando pienso en separarme del binomio...

Vuelvo el miercoles a Madrid y el día 4 termino los exámenes... te veré entonces??

Un beso Misa!!!

Zell dijo...

Me encanta cuando te pones ñoña. u///u

Pecosa dijo...

Qué bonito, Misa... Me alegra ver que no soy la única que ando tontona últimamente. Qué bonito es sentir eso.

Que lo sintáis siempre, reina.

Misaoshi dijo...

Gracias por vuestros comentarios, supongo que todos pasamos por el momento "ñoño pastelosísimo total" en algún momento de nuestras relaciones XD

PocasPecas o... La Soooole XD: te mensajearé alguna tarde para saber qué haces, y vamos a tomar algo o al cine o lo que sea :). He pensado mucho en tí en mis tardes de aburrimiento y una vez casi te llamo por inercia "gente de Madrid... Sole... .... está en Mallorca T_T"

Damajessica dijo...

hay misha que complicado,doloroso y maravilloso a la vez es el amor :)

Kurai dijo...

qué bunic ^^