Seguidores de mis paranoias...

martes, 1 de junio de 2010

Foto inexplicable: En Defensa Propia

Estaba paseando por el foro de mi obsesión, cuando han colgado una foto inexplicable. Una foto del tipo Zorrocloco intentó explicar pero con más carne.

Y quien dice carne dice ESTO:





Por partes:

Un hombre paseaba con su hijo por la calle tranquilamente para ir a comprar la harina para que su mujer haga el pan, porque son muy pobres y eso les sale más barato, cuando se tropezaron con un burro.

El burro parecía dócil, así blanquito y comiendo lentamente un trozo de paja que había en el suelo, pero en realidad era muy borde, así que cuando el niño fue a tocarle, porque nunca había visto uno de tan cerca, el animal se lanzó contra él para matarlo a dentelladas.

El padre vio a su hijo en el suelo intentando protegerse del feroz burraco y se dirigió velozmente al frente de batalla, entre los dientes asesinos y su hijo. Entonces el burro le arrancó la camiseta de cuajo y se la comió.

Parecía ser que el burro estaba hambriento y entonces se alejó poco a poco de ellos, con el estómago lleno, dándoles la espalda. La camiseta le había sentado bien.

Pero el padre no estaba nada contento. El burro se había comido su camiseta de Los Lakers que le tocó en una bolsa de la beneficiencia. Muy enfadado, corrió hasta el burro y le empezó a pegar patadas y puñetazos por todo el lomo y cuello.

El burro, furioso, tiró al padre al suelo y se sentó plantándole el culo en la cara y cagándosele encima, mientras caminaba para alante y le llenaba de mierda de la cabeza hasta los pies.

Entonces el niño empezó a vomitarle encima a su padre, que estaba a su lado intentando levantarle.

El padre, lleno de mierda y vómito, fue corriendo a limpiarse al río. Para ello se quitó los pantalones y los zapatos (no tenía calzoncillos ese mes, ni calcetines, puesto todo lo que le tocó de la bolsa de la beneficiencia se lo había dado a su hijo, menos la camiseta de Los Lakers, que su hijo le obligó a quedársela él, para que no tuviera frío por las noches). Se limpió él y empezó a limpiar los pantalones y zapatos frotándolos con el agua y piedras.

Pero el burro quería venganza.

Corrió hacia él e intentó ahogarle. El hijo corrió y corrió cogiendo por el camino una potente arma hecha de paja y algo raro que utilizó para unirla en los diez metros que le distanciaban de la cruenta lucha a vida o muerte entre Burro Vs Father.

El padre consiguió a tiempo girarse, desprendiéndose de sus más preciadas posesiones de vestuario, las únicas que tenía hasta que volviera el camión de la Cruz Roja en dos meses, sacrificando su calzado y su pantalón que taparía sus partes pudientas, por salvar la vida.

Entonces tuvo la genial idea de ahogar al burro hasta matarlo, y así tener comida durante un año por lo menos. A su mujer le encantaría, puesto estaba enferma por llevar dos años sin comer más carne que la de alguna rata que consigue matar, cuando no está demasiado débil o si no se la han llevado antes los vecinos más jóvenes y fuertes, mientras él busca, inútilmente, encontrar trabajo para sacar adelante a su familia (por ello va siempre con su hijo, por si algún ricachón lo compra, y también por eso le da la mejor ropa, la que parezca más cara y la que mejor le queda a el niño, para tener más posibilidades de vender).

El burro adivinó sus planes e intentó huir del agua que le mataría. El niño ayudaba al padre pegándole y empujando al burro mientras el padre tiraba de las riendas.

Pero claro, el burro es más poderoso y ya podéis imaginar el final de esta historia.



Viene un F-18 americano con dos bombas, se le caen sin querer al estar mal sujetas y estallan una justo encima del coche azul que viene por el fondo y la otra justo encima del burro, destruyendo todo sueño e ilusión del padre de sacar adelante a su familia, el sueño del hijo de perder la virginidad con la vecina de la quinta chabola de la calle de la izquierda, el sueño del burro por comer más camisetas que estaban muy ricas y los sueños de todo ser humano, insecto, ave y animal que se encontrara a menos de diez quilómetros a la redonda.





¿Véis alguna explicación razonable? Porque yo sí.

.

7 comentarios:

Pecosa dijo...

Emm... ¿Que el tío era hippy y sólo quería lavar a su burro?

(La diferencia entre tu versión y la mía es que de la tuya se puede sacar un cortometraje cinematográfico y la mía debe ser el día a día de más de uno, aunque no nos lo creamos)

H@n dijo...

Yo no tengo versión.
Me he quedado sin imaginación (ni líbido) ante esto xD

Mantenme al tanto de lo de Bcn =)

Whisky dijo...

Seguramente tendría que lavar al burro porque el hijo va a casarse con su séptima mujer, y ya lo dice el dicho: لحمار غسل السابعة "a la séptima se lava el burro".

Otra versión es que al padre le gusta jugar a la piragua (como el teto pero bajo el agua) con el burro.

Si te gustas estas fotos sin aparente sentido te recomiendo esta web!! http://explainthisimage.com/

Nimbusaeta dijo...

Según tu versión, ¿cómo ha llegado la foto hasta nosotros? ¿no explotó todo? lo sé soy muy tocapelotas xDDDDD

Kurai dijo...

Es una foto de un universo paralelo. Alli eso es totalmente normal

Jauroles dijo...

Jjajaja, yo lo único que veo es que le burro tiene mucho miedo, y no es para menos con semejante imagen...

Besos.

Misaoshi dijo...

Nimbu: la foto la hizo un señor que pasó por ahí y antes de la bomba se metió bajo el agua con un buzo y consiguió sobrevivir porque la onda expansiva provocó una ola que le llevó hasta la orilla de otro país (israel israel qué bonita es israel) y pudo contar cómo sucedió todo eso (luego le mataron porque era un impío, pero la historia perduró).

Si es que hay que explicarlo todo para que lo entendáis ¬¬


Gracias por el link :) le echaré un vistazo cuando tenga time.