Seguidores de mis paranoias...

lunes, 17 de mayo de 2010

Un paseo por Gran Vía en San Isidro

Iba a quedarme todo el fin de semana en la cama, tirada sin hacer nada (excepto pensar en hombres buenorros y... bueno, sobran las palabras).

El sábado me moría del asco en mi habitación mientras miraba las noticias y hablaron de las fiestas de San Isidro. Pensé que en dos años no había salido un día festivo adrede a la Fiesta. Y que no sabía qué era San Isidro ni cómo se celebraba. Así que me vestí, cogí la cámara y... sobran las palabras:

Cogí el autobús, que estaba petadísimo y tardaba más de lo normal, y bajé cerca de Plaza España, justo donde cortaban el tráfico.



Una vez me metí en Gran Vía, la multitud era casi asfixiante. Pero me sentía bien. Estaba en medio de la Gran Vía, sin coches, rodeada de ciudadanos sentados en una alfombra azul que cubría toda la calle. La gente sonreía y disfrutaba de la música. Era bonito, a pesar de todo, y me hacía sentir bien.



Llegué hasta Plaza Callao y no se podía ni caminar. Así que hice fotos desde donde me dejaban y sólo pude ver la cima de la tarta en conmemoración de los 100 Años de la Gran Vía madrileña.



La alfombra, en los pocos momentos que se podía ver los bordes, te recordaba donde estabas y qué hacías allí:



A pesar de las nubes y el mal tiempo en días anteriores, hacía calor (aparte el estar rodeado de gente...) y como siempre digo: en Madrid, mirad los tejados:



También estaba petadísimo de cámaras de televisión:



Luego, como pude, me adentré por un callejón para llegar a la Puerta del Sol, puesto era físicamente imposible desde las calles principales. Una vez allí, había rinconcitos donde descansar y respirar...:



Pero para salir de Sol, tuve que adentrarme en el metro para volver a Plaza España. No sabía cómo volver puesto la gente salía hasta de las cloacas. Me costó ver una de las tantas bocas de metro de Sol, de la gente que había... y una vez en Plaza España, bajé hasta los jardines del Palacio Real, donde la gente bailaba y también descansaba en otros lugares que eran un remanso de paz tras el agobio de Plaza de España, Gran Vía, Callao y Sol:



Y para terminar con la caminata, antes de coger el autobús, di un paseo por el nuevo "paseo-parque" del Río Manzanares, que están remodelando donde Príncipe Pío. La verdad es que, comparándolo a cómo estaba cuando llegué, es una maravilla:



Y hasta ahí mi paseo. El autobús tardó más de 45minutos en aparecer por culpa del atascazo...



Pero nada que no se solucionara con un poco de música y una llamada telefónica.

Saludos y ya sé, ya sé, que tengo que salir más.

.

5 comentarios:

H@n dijo...

Que fotos mas chulas =)

Misaoshi dijo...

Asias H@n.

Algún día aprenderé a utilizar photoshop y resaltaré colores y tal...

Kurai dijo...

Iba a decir exactamente lo mismo que H@n ^^U

Pecosa dijo...

Boquiabierta me he quedado con las fotos. Son geniales, en serio.

Misaoshi dijo...

Jolin, gracias pequitas >_< *///*