Seguidores de mis paranoias...

lunes, 31 de mayo de 2010

Un buen final no tiene por qué ser feliz

Y es que hay muertes en los libros y películas que son necesarias.

Muertes que liberan personas, sentimientos y necesidades.


Y lo mismo ocurre en las relaciones. Cuando una relación termina, no es el final. Sinó el principio de una nueva etapa.


Pienso así, aunque no sé si es tan fácil de asumir cuando ocurre en 1ª persona. Por el momento, intentaré no pensar en ello puesto, espero, ese día no llegue jamás.

Eso deseamos todos, pero no nos toca a nosotros decidir. Así que sólo nos queda vivir el momento. CARPE DIEM.

.

10 comentarios:

Seikotron dijo...

Que te ha pasado?

Misaoshi dijo...

A mí, nada. ¿Y a tí? No has venido a currar XD

Gloom dijo...

Muy de acuerdo contigo, sí o.o

Kurai dijo...

Supongo que tienes razon, pero es muy dificil verlo U_U

H@n dijo...

Cada uno escribe su propio final, aunque no lo haya elegido, puede decidir cómo escribirlo, y algunas veces, dar pie a un segundo tomo ^^

Gracias, Misa =)

Pecosa dijo...

Bonitas palabras, Misa. Muy positivo ver el final de algunas cosas como el inicio de otras nuevas. Tú eres de las del vaso medio lleno, ya lo veo.

El Carpe Diem se tiene tan poco presente, y es tan importante... Uno no se puede alimentar sólo de Carpe Diem, pero sí incluirlo en la dieta un poquito cada día.

Jill dijo...

Siempre es mucho mejor de asumir la ruptura de una relación cuando quién rompe eres tú. Cuando la otra persona rompe se junta la tristeza de la ruptura, la sensación de soledad y un bajón de autoestima brutal.

Es algo que no es agradable. Sin embargo, cuando empiezas a levantarte por tu propio pie y a andar hacia delante con la vista bien alta y ves que el mundo no ha acabado... te sientes orgullosa de ti misma, de haberte podido levantar y te ríes de todas las gilipolleces que hiciste recién rota la relación.

No te comas la cabeza por esas cosas. Los finales, tal y como dices, siempre son un principio.

Misaoshi dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Es una reflexión, no nada personal (aunque pilla de cerca cuando a quién le pasa es alguien que aprecias, eso sí se convierte en personal).

No penséis que ha pasado algo con mi pichurri ni nada.

Whisky dijo...

Yo casi creo que es peor cuando quien tiene que romper la relación eres tú mismo, si tú no tienes la culpa. No sé, es como lo veo. A mi al menos me es más fácil asumir un error mio que castigar el de otra :/

Tambien es ver la situación, si te dejan porque se han cansado o han encontrado a otro pues sí es un palo. Pero bueno, todo es relativo a la forma de llevarlo, compartirlo y asumirlo. Todo puede acabar bien, solo hay que hacer las cosas con delicadeza y sensatez.

Nimbusaeta dijo...

Joder, había leído mal y pensaba que lo habíais dejado, he tenido que volver a leerlo un par de veces xD

Sí es verdad que uno piensa así pero desea que no le pase nunca a él...