Seguidores de mis paranoias...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Preoperatorio completado

Esta mañana me han hecho las pruebas de la anestesia.

Lo peor pensé que serían los análisis, pero por 1ª vez ha cambiado la cosa.

Estos días he estado intentando concienciarme con pensamientos del tipo:

- El miedo hiere más que las agujas (gracias Syrio Forel).
- Un pinchazo en las encías duele más que uno en el brazo.
- Dislocarse un codo duele más que las agujas.
- Aguja que no quieres ver, cierra los ojos y déjate hacer.
- Cuanto antes pinchen antes marchas.
- Duele más vacuna de antiinflamatorios que extracción de sangre.
- Es más incómodo una extracción de muelas de juicio gigantes, que aguja en brazo.
- Las agujas son como las astillitas de las maderas pero más profundas.
- Más vale aguja en el brazo, que folio cortando entre los dedos.
- Es más cómodo un pinchazo en el brazo, que te corten un lunar sin que la anestesia haya hecho efecto.

Situaciones que he vivido y que duelen más que una puta aguja extractora de sangre. Ya digo: no es por el dolor, es por la impresión de la aguja de mierda, el miedo que les tengo. Pero no quiero aburriros con mis paranoias.

Finalmente no he llorado más que cuando me han pinchado un par de lagrimitas (comparado con mis deshidrataciones las otras veces, este ha sido mi récord). No me he puesto nerviosa más que cuando me he sentado. Y ya. He intentado pensar en otras cosas en la sala de espera, después, para el electrocardiograma y la prueba del anestesista.

Que la borde de la enfermera me ha hecho hasta daño (ya me he hecho electros anteriormente y nunca me han molestado siquiera), he estado unos minutos eternos con los electros en el pecho como si me estuvieran mordiendo unos cuantos gatos y no quisieran soltarme.

Lo he pasado más mal ahí, que con la aguja. Pensé que no podían doler hasta hoy. Encima era una asquerosa esa tía. Al menos el anestesista ha sido majo.

Y nada, este ha sido mi preoperatorio. Hace algo más de una hora llegué al curro y tengo mucha hambre, y eso que he comprado 3 cajas de cookies (como la que me desapareció misteriosamente del cajón), una de regalices rojo haribo, una caja de mueslys de marca rara y batidos de chocolate.

Llevo desde las 7.00h a.m. despierta y sólo he tomado un batidito de cacao. Y son las 12.40h... raro no me haya desmayado todavía, ni agua ni comida.

El lunes me dirán cuando me operan >_< . Tengo ganas que todo esto termine.

.

6 comentarios:

Pecosa dijo...

(Vale, no me sacaré la muela del juicio ^^)

¿Ves como no es tanto? ¡Eres una machota! Y sí, los anestesistas generalmente son guays.

Ya verás como en menos de lo que canta un gallo ha pasado todo.

Misaoshi dijo...

Era para consolarme, no para acojonarte XD

Pero a lo mejor te duelen porque están haciendo presión para salir en un sitio que no tienen y mejor quitárselas, para que no te descoloquen la dentadura!

Kurai dijo...

Ánimo ^^

Lauri dijo...

bueno lo peor a pasado!! a mi una vez con unos electrodos me dejaron unas marcas q parecian chupetones!

Misaoshi dijo...

A mí aún me duran. Y lo peor: justo la de encima de la teta, lo que esta mañana con mi camiseta escotada tenía todo el chupetón.

Espero que para el domingo el moratón del brazo y el chupetón de la teta se haya ido, porque qué mal quedarán con el vestido...

Jauroles dijo...

Lo dicho, espero que todo vaya bien!

Besos.