Seguidores de mis paranoias...

viernes, 6 de noviembre de 2009

Soñando despierta... ¡flipo!

Ayer a las 22.20h llegué a Ponferrada. Cené un plato de sopa (bueno... dos) y luego nos fuimos a la cama.

Dormí apenas. Hasta que la tos me dio la madrugada y dejé de dormir.

Me aburría. Me abrasaba porque Sergio, cuando estoy malita, se me pega como una lapa, yo se lo agradezco porque es un horno, pero no me dejaba dormir.

Entonces, me puse a imaginar. Pero más que eso... sé que estaba despierta porque no paraba de toser y Sergio se me adhería más fuerte y le decía "oi oi oi oi" tocándole la cabecita (claro que él dormía), era todo muy extraño. Nada tenía sentido y si nó... opinad vosotros mismos:

- ¡Vámonos Sergio!
- ¿Dónde toca esta vez?
- ... ¡Mallorca!
- ¡Valeeee!

Entonces Sergio y yo nos subimos a una avioneta que tiene aparcada bajo el porche de casa. La pista de aterrizaje es la propia calle. Yo era la piloto. Me molaba esa avioneta porque no dejaba de darle besos al cristal y a los mandos...

Alzamos el vuelo y Sergio se pone a manosearme. Le digo que pare pero él se niega.

- ¡¡He dicho que pares!! Sólo vamos por Madrid. En tres horas llegamos a Mallorca, sé paciente. Mis padres esperan en la calle nuestra llegada.
- Vale, borde.

De repente, salen las tres amigas de Madrid por la parte de atrás.

- Nooo tíooooooos seguid jodeeeeeer nos estábamos poniendo cachondaaaaas
- ¡¡¡Joder!!! - grito yo asustada -.
- ¿Qué coño hacéis aquí? - Sergio dixit-.
- Pues queríamos ir a Mallorca, ¡troncos!
- A ver - intento poner orden -. Esto es un biplaza, ¿cómo coño os habéis metido y cuándo?
- Pues la última vez que viniste a Madrid nos metimos en la caja del motor. Teníamos mucha hambre así que nos empezamos a comer entre nosotras. Ahora no tenemos piernas.
- ....... ¡¡¡ESTÁIS LOCAS!!! - Sergio y yo al unísono -.
- Mi sueño siempre fue viajar hasta Mallorca en biplaza - dijo la Morena muy triste -.
- Idiota pero... te llevaba otro día, ¡ahora no tienes piernas para lucir en la playa! - digo yo como si eso fuera lo más importante -.
- El problema, creo yo... es que... el motor está lleno de sangre porque nos aburríamos tanto que nos pusimos a pintar todo el interior del avión de rojo - dijo la Rubia tranquilamente -.
- ¡¡Pues qué potencia tiene el avión!! - Sergio super alegre -.
- El verdadero problema ahora es que el motor se caliente - yo preocupada, claro -.

Todos reían y se alegraban que íbamos a Mallorca pero entonces...

RRRRRRRRRRRRRRRRRRR BOOOOOOOOOOOOOOOOOOM

El motor se calentó tanto que las madrileñas empezaron a quemarse vivas. Estaban sufriendo un montón así que la Morena gritó: "POR EL PODER DE MI ANILLO REAL YO ORDENO QUE NOS CONVIRTAMOS EN HUMO". Las tres se convirtieron en figuras de humo. Nos dijeron que estuviéramos tranquilos que el anillo de la Morena nos salvaría, era un anillo de la suerte con poderes mágicos en momentos de peligro mortal. Se lo dio a Sergio y le hizo prometerlas que me cuidaría pasara lo que pasara.

Desaparecieron.

Sergio y yo nos íbamos a estrellar contra mi lugar de trabajo así que controlé el aterrizaje gracias al motor de reserva que le instalé tras haberlo robado en una base militar, de un Eurofighter. Lo bueno es que no necesitamos pista y lo aterricé como si fuera un helicóptero en el tejado de mi curro.

- Bien, menos mal que le instalé el motor la semana pasada, sinó no salimos de esta.
- Qué bien, volvamos a casa que te tengo ganas - Sergio estaba hiper tranquilo y cachondo por la emoción vivida -.

Caminamos dos calles y nos metemos en una casa. Estaban los padres de Sergio haciendo la comida.

- ¡Qué rápido volvísteis de Mallorca! - la Madre de Sergio sorprendida -.
- Qué va... el avión nos dejó tirados en pleno vuelo pero tenía el motor de reserva.
- Ya te dije que era una buena idea. Soy un ñapas super profesional, ¿eh? - el Padre de Sergio con un montón de confianzas dándome palmaditas al hombro (se ve que lo instaló él xD) -.
- Bueno, Madre danos de comer.

Comimos pechuga de pollo con patatas fritas y luego Sergio me dijo:
- Es hora de volver al curro. Para estar en casa prefiero trabajar.
- Pero... ¿no querías hacerme el amor?
- Cariño... el amor no nos va a dar de comer.

Y yo me quedo en casa llorando desconsolada. Sus padres, para tranquilizarme, me daban bombones de chocolate. Nestlé y Lindt. Super atentos conmigo, qué majos.
Sergio cogió un autobús hasta Ponferrada de nuevo para volver al curro.

(Os habréis dado cuenta que hay un lapsus de situación territorial y kilometraje... yo tampoco me lo explico, tranquilos... estaba poniendo caras raras y haciendo el gesto de los brazos preguntándome cómo coño es esto, acompañado de una sonrisa de sorpresa mientras lo imaginaba xD).

Fue entonces cuando les pregunté a los padres de Sergio:
- Sergio me ha dejado por el trabajo, ¿es normal?
- Sí, María. A nosotros nos dejó por tí - dijeron los dos al unísono -.
- Pero no me lo tengáis en cuenta... - yo asustada por la cara con la que me estaban mirando... esos ojos de odio y esa sonrisa de "te voy a cortar el cuello" -.
- Nooooooo noooooooooooo tranquiiiiiiiiila - muy irónico todo -.

Entonces la madre saca el cuchillo con el que corta hasta el embutido (es cierto, me da mucho miedo cuando nos habla señalándonos con él...) y hace el gesto de que me va a rebanar el pescuezo, con tal mala fortuna que se rebana a ella misma... el padre se pone a gritar por el dolor de la muerte de su esposa y empieza a decir que la he matado yo.

- No he sido yo, joder, si has visto que ha sido ella al amenazarme. ¡¡Ha sido demasiado explícita!!

- TE MATARÉEEEEEEEEEE

Entonces, saca un mando a distancia y suelta:

- Todos los bombones que has comido antes... ¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJA!!! ERAN EXPLOSIVOS. Ahora accionaré el mando y estallarás en mil pedazos.

Aprieta el botón amarillo que ponía "boom", pero yo no estallo por los aires.
Entonces me dice, muy arrepentido:

- Lo siento, yo no soy así... no te vengues, ya bastante daño has hecho a esta familia. Sólo lárgate.

Entonces la Madre empezó a toser sangre. El Padre y yo nos miramos alegremente sorprendidos y le tapamos la herida del cuello. Fue entonces cuando recordé lo del anillo.

Empecé a rezar al Poder del Anillo Real de la Morena una y otra vez hasta que, de repente, aparece Sergio dentro de un robot volador. Aterriza y ve a su Madre medio muerta en el suelo.

"POR EL PODER DEL ANILLO REAL YO ORDENO QUE CURES A MI MADRE"

La Madre se levantó instantáneamente y me abrazó.

Todos me perdonaron el haberme llevado a Sergio de sus lados y me aceptaron vivir en su casa.

Sergio dejó el trabajo y.... ahí quedé tan flipada que me dije que tenía que cenar menos sopa de caldo de carne, intentar dormir aún tosiendo y sobrevivir a mi propia imaginación.




PD: puede que algunas conversaciones no sean 100% pero se aproximan a lo que estaba imaginando y no varía mucho la historia... entended que flipaba tanto que a veces me ponía "estoy loca, esto no puede ser" pero seguía...

.

7 comentarios:

Nimbusaeta dijo...

xDDDDDDDDDDD

Estarías en un estado a medio camino entre despierta y dormida, y lo que soñaste a medio camino entre consciente e inconsciente...

Misaoshi dijo...

Se lo he contado a Sergio y me ha dicho que tenía fiebre porque la que estaba ardiendo (y temblaba porque tenía frío) era yo...

Estaba delirando literalmente...

Pecosa dijo...

Joder, nena, como molan tus delirios febriles.

Me voy p'al blog este de las cosas gordas.

A mejorarse.

Miyu dijo...

xDDDDDDDDDDDD

El Zorrocloco dijo...

Toma delirium tremens XDDDDDDD Ni cenando revollones, oiga!

ICE MAN dijo...

Coño Misaoshi donde has pillado esas setas tan ricas!!!!! porque de la sopa ni de coña.........

XDDDDDDDDDDDDDDDD

H@n dijo...

yo deliré por primera vez este verano, y oye, la verdad esque excepto por lo de estar echa una auténtica mierda y agonizando, mola, no? ^^